Salón de la Fama

El nombre más seguro en la lista

Aunque es posible que no sea elegido de manera unánime, parece casi un hecho que Mariano Rivera sea elegido al Salón de la Fama en el 2019. Más »

Videos Culminantes

  • Vlad agradecido

    Vladimir Guerrero se dijo agradecido por su exaltacion al salon de la Fama de Cooperstown

  • Ministro celebra a Vlad

    El Ministro de Deportes de R.D. celebra la exaltacion de Vladimir

  • Vazquez comparte la alegria

    Elias Vazquez comparte la felicidad por la exaltacion de Vladimir

  • Paulino goza Cooperstown

    Abel Paulino goza las celebraciones con Vladimir Guerrero

  • Noboa elogia a Vlad

    El Comisionado de Beisbol de R.D., Ricky Noboa, elogia a Vladimir Guerrero

  • Mejia contento por Vlad

    El Presidente de la Liga Dominicana se expresa contento por Vladimir

  • Vlad sobre la familia

    Vladimir Guerrero habla de sus hermanos y sus hijos en el béisbol

  • Vladimir contento

    El dominicano Vladimir Guerrero se dijo agradecido y contento tras ser elegido a Cooperstown

  • Entrevista a Vladimir Guerrero

    Vladimir Guerrero platica sobre su exaltación al Salón de la Fama y de lo contento que se siente de poner en alto a República Dominicana

  • Minaya sobre Guerrero

    Omar Minaya recuerda el paso de Vladimir Guerrero por Montreal

  • Mota sobre Vladimir

    José Mota orgulloso de Vladimir Guerrero

  • Pedro entrevista a Vladi

    Pedro Martínez entrevista a su compatriota Vladimir Guerrero, el nuevo intregante del Salón de la Fama 2018

  • Pudge orgulloso

    Pudge orgulloso de representar a Puerto Rico y a los latinos en Cooperstown

  • Pudge sobre Cooperstown

    Ivan Rodriguez habla de su visita a Cooperstown y su proxima exaltacion

  • Rueda de prensa con Pedro

    Rueda de prensa con Pedro, elegido al Salon de la Fama de Cooperstown

  • 2015 Hall of Fame nominees

    Look back at the incredible careers of Pedro Martinez, Randy Johnson, Gary Sheffield and John Smoltz en route to the 2015 HOF ballot

  • Ten named to Golden Era ballot

    MLB.com's Tracy Ringolsby discusses the process involved for voting on the National Baseball Hall of Fame Golden Era ballot

  • Golden Era Hall of Fame ballot

    Brian Kenny, Mark DeRosa, Ron Darling and Jay Jaffe discuss which candidates stand out on the Golden Era Hall of Fame ballot

  • 2014 HOF inductees discuss honor

    Bobby Cox, Tony La Russa, Joe Torre, Tom Glavine, Greg Maddux and Frank Thomas reflect on their Hall of Fame inductions

  • Braves on Hall of Fame honor

    Bobby Cox, Greg Maddux and Tom Glavine talk about how special it is to be inducted into the Hall of Fame as members of the same class

  • Hall of Fame plaques installed

    Hall of Fame plaques are added in Cooperstown for the class of 2014

  • Hall of Famers show comical side

    Tony La Russa, Bobby Cox, Tom Glavine and Joe Torre share funny stories from their careers during their Hall of Fame induction speeches

  • Hall of Fame Rule Change

    Brian Kenny, Sean Casey, James Denton and Ken Rosenthal discuss the new Hall of Fame voting eligibility and the Red Sox/Rays controversy

Titulares

  • Guerrero, Jones, Thome, Hoffman, Morris y Trammell toman sus puestos en el Salón de la Fama

    COOPERSTOWN -- Chipper Jones no se doblegó ante la presión del momento. Y eso que ésta era significativa.

    El exjugador emblemático de los Bravos de Atlanta fue exaltado el domingo al Salón de la Fama y pronunció un discurso conmovedor, bajo la mirada de su esposa Taylor, quien en cuestión de horas dará a luz a un hijo que recibirá el nombre de Cooper, en honor al recinto de Cooperstown, tras este día especial.

    Ante el desafío retórico, Jones respondió de maravilla, tal como lo hizo en el terreno durante su carrera de 19 años con los Bravos.

    "Ella cambió mi vida para siempre", dijo el pelotero retirado, mientras su esposa se enjugaba las lágrimas. "Hicieron falta 40 años y algunas imperfecciones graves en mí en el camino para encontrar mi verdadera profesión. Ahora, hemos integrado a nuestras dos familias. Esto me ha dado lo que he buscado durante mi vida entera, la felicidad auténtica".

    Unos 50.000 espectadores se congregaron en un día soleado para rendir honores a los seis nuevos miembros del Salón de la Fama. Los otros cinco fueron el dominicano Vladimir Guerrero, Jim Thome, Trevor Hoffman, así como los excompañeros de Detroit, Jack Morris y Alan Trammell.

    Video: Vladimir se dijo agradecido por ser exaltado

    Jones controló sus emociones durante un discurso en que rememoró toda su carrera, comenzando con su campaña de novato, cuando ayudó a que Atlanta ganara la Serie Mundial de 1995. Fue uno de los mejores bateadores ambidextros de la historia, a la imagen de Mickey Mantle, el pelotero a quien idolatraba su padre.

    Finalizó con un promedio de bateo de .303, 468 cuadrangulares y 1.623 carreras producidas, credenciales que le valieron la elección al recinto de los inmortales en el primer intento.

    Jones tuvo también palabras elogiosas para sus padres.

    "Ustedes son la razón por la que yo estoy en este escenario", recalcó.

    Concluyó su alocución agradeciendo a los leales fanáticos de Atlanta.

    "Ustedes me apoyaron siempre", enfatizó. "son el motivo por el que nunca quise irme a otro lugar. Los amo chicos. Gracias".

    Video: 2018 Inductees participate in Hall of Fame parade

    Thome, quien se mostró muy emocionado en febrero, durante una visita al museo del Salón de la Fama a fin de prepararse para este día, mantuvo ahora la compostura. Eso sí, se limpió las lágrimas después de que su hija Lila cantó el Himno Nacional.

    "Estoy muy honrado de ser parte de algo tan especial", manifestó Thome. "El béisbol es hermoso y yo estoy por siempre a su servicio".

    El zurdo bateó 612 vuelacercas, para ubicarse en el octavo sitio de la historia. Impuso un récord de las mayores con 13 jonrones con los que puso fin a un juego, la mayor parte con los Indios de Cleveland. Sumó también 1.699 remolcadas, 1.583 anotadas y 1.747 bases por bolas.

    Entre las muchas personas a quienes Thome agradeció figuró el exmanager de Cleveland, Charlie Manuel, quien fungió como coach de bateo de los Indios en las décadas de 1980 y 90.

    A post shared by MLB ⚾ (@mlb) on

    Manuel estaba entre el público.

    "Él me dijo que yo podía conectar todos los jonrones que quisiera", rememoró. "Yo sabía que él era una persona con la que yo podía tener una conexión especial".

    Ovacionado por cientos de personas que agitaron banderas de República Dominicana, Guerrero habló en español durante unos cinco minutos. Agradeció a su padre y a su madre, quien cocinaba la cena para él y ahora lo hace para su hijo.

    Se mostró también agradecido con los fanáticos y con la gente en Don Gregorio, su localidad natal.

    Su hijo Vladimir Jr, prospecto de las menores con los Azulejos, estaba presente.

    Tweet from @MLBDominicana: ��Un momento HIST��RICO para el b��isbol dominicano! 🙌👏@VladGuerrero27 🇩#MLBDominicana #VladHOF #HOF pic.twitter.com/XVyk7uprJO

    Nueve veces elegido para el Juego de Estrellas, el jardinero bateó para .318 con 449 cuadrangulares y 1.496 impulsadas. Fue el primer pelotero entronizado en Cooperstown con la gorra de los Angelinos, el equipo con el que tuvo sus mayores éxitos.

    Tal como lo hizo como relevista implacable, Hoffman no mostró un solo atisbo de nervios al pronunciar su discurso, que cerró con un agradecimiento a su esposa.

    "Compartiste conmigo este viaje asombroso de altibajos desde el comienzo, sin permitirme nunca que el éxito se me subiera o que el fracaso me hundiera", dijo Hoffman. "Te amo".

    Elegido en su tercer año en la papeleta, Hoffman jugó buena parte de su carrera con los Padres de San Diego, y la finalizó con los Cerveceros de Milwaukee. Durante tres años, no logró impresionar a los ejecutivos como campocorto, por lo que se mudó al bullpen y se convirtió en una estrella.

    Hall of Famer. #HOFfman

    A post shared by San Diego Padres (@padres) on

    Morris, quien tiene ahora 63 años, lanzó 18 temporadas para los Tigres, Mellizos, Azulejos e Indios, y ganó cuatro veces la Serie Mundial. En los 80, lideró a todos los lanzadores con 2.444,2 innings de labor y 162 victorias. Encabezó también la Liga Americana en ponches, con 1.629.

    Entre las personas a quienes mencionó estuvieron sus padres y el fallecido Sparky Anderson, quien guio a los Tigres al cetro en el Clásico de Otoño de 1984.

    "Gracias, mamá y papá, por todo lo que me enseñaron y lo que hicieron por mí", comentó con la voz entecortada, mientras miraba a su progenitor. "Sé que Sparky Anderson está hoy con nosotros... me enseñó muchas cosas, a pelear contra la adversidad".

    El momento cumbre en la carrera de Morris fue su victoria por 1-0 con juego completo en el séptimo enfrentamiento de la Serie Mundial de 1991, lanzando por los Mellizos de su ciudad natal contra los Bravos. El manager de Minnesota, Tom Kelly, quería retirarlo después de nueve innings, pero Morris, de 36 años, lo convenció de no hacerlo.

     

    A post shared by Detroit Tigers (@tigers) on

    Morris y Trammell fueron elegidos juntos en diciembre por un comité de veteranos, lo que hizo la jornada más especial para ellos.

    Trammell jugó durante 20 temporadas como campocorto, siempre con los Tigres. Se le eligió seis veces para el Juego de Estrellas, ganó cuatro Guantes de Oro y tres Bates de Plata. Su porcentaje de fildeo de .977 es sexto entre los torpederos que han jugado al menos 2.000 encuentros.

    Más »
  • Latinos encabezarían el próximo grupo inmortalizado en el Salón de la Fama

    Vladimir Guerrero elevó a 13 la reducida lista de peloteros nacidos en América Latina que ya tienen una placa en el Salón de la Fama de Cooperstown, este fin de semana, y agradeció con un breve discurso en español, recordando sus inicios en Don Gregorio de Nizao, el humilde pueblecito dominicano del que él es su hijo más ilustre.

    Preparémonos. Porque en la próxima fiesta que organizará el templo de los inmortales se hablará mucho castellano.

    La entronización de Guerrero es apenas una clarinada de lo que está por ocurrir. Llegó al año siguiente de la consagración del puertorriqueño Iván Rodríguez y tres años después de la apoteosis del quisqueyano Pedro Martínez, y es reflejo de una brillante generación que arribó a las Grandes Ligas en los años 90, de la que forman parte dos de los más firmes candidatos que aparecerán en la próxima planilla de votación.

    El panameño Mariano Rivera cumple cinco temporadas en el retiro y es favorito para sumarse a la lista de exaltados en su primera oportunidad, un privilegio que únicamente han conseguido cuatro peloteros nacidos fuera de Estados Unidos: su compatriota Rod Carew, Roberto Clemente y últimamente Pudge y Pedro.

    El boricua Edgar Martínez acompañará en la papeleta a Rivera, con la doble condición de ir a su última elección y haber sido el más votado entre todos los que no lograron su placa de bronce en esta oportunidad.

    Con Edgar ha sucedido un debate cuyo resultado es esa puerta entreabierta que está entre él y el pabellón, luego de que 70,4 por ciento de los miembros de la Asociación de Cronistas del Beisbol le incluyera en los papeles, menos de cinco por ciento por debajo de lo requerido para conseguir la trascendencia.

    El antiguo antesalista y designado, emblema de los Marineros de Seattle durante 18 campañas, dejó números brillantes, con promedios de .312/.418/.515, dos títulos de bateo y un OPS de .933 que únicamente es superado por 19 miembros del Salón de la Fama.

    El dominicano David Ortiz, el bateador designado más célebre de los últimos tiempos, no igualó el OPS del nativo de la Isla del Encanto, a pesar de que sacó 541 pelotas de parque.

    La próxima será la última oportunidad para Edgar y puede que sea la vencida. Pero las dudas que algunos han mantenido con él no parecen existir con Rivera, el pitcher con más salvados en la historia de las Mayores (652) y el dueño de la mejor efectividad ajustada de todos los tiempos (205), nacida de un promedio de carreras limpias que quedó en 2.21 luego de 19 campeonatos, a pesar de haber tenido que rivalizar con los grandes sluggers de la Era de los Esteroides.

    Ambos están a las puertas de un logro inédito: que dos latinoamericanos sean seleccionados por los cronistas en un mismo año. Y junto a ellos estarán entre los elegibles Omar Vizquel, Manny Ramírez y Sammy Sosa.

    Bob Abreu y Alfonso Soriano estarán en carrera para la Clase de 2020. Aramis Ramírez entrará al proceso con vistas a 2021 y Ortiz será candidato para 2022. Eso, sin contar con que Alex Rodríguez, nacido estadounidense, aunque de padres quisqueyanos, será parte junto a Big Papi en esa lista de seleccionables.

    A-Rod y Miguel Tejada deberán enfrentar las dificultades que ya han experimentado Manny, Sosa y otros célebres astros cuyos nombres han estado relacionados con el consumo de sustancias no permitidas para mejorar el rendimiento deportivo, como Barry Bonds y Roger Clemens, cuyo ingreso a Cooperstown ha sido postergado debido a la reticencia de los votantes por tales antecedentes.

    Diatribas aparte, es casi seguro que se hablará en español el año entrante. Y que los discursos en castellano seguirán repitiéndose.

    Porque a candidaturas como la de Ortiz, al presumible ascenso del venezolano Vizquel (que debutó en la votación con 37 por ciento, más de lo obtenido en su debut por su compatriota Luis Aparicio) y a la discusión que generarán Abreu y Aramis, se sumarán algunos veteranos que se mantienen activos y que parecen haber logrado todo lo necesario para ser parte del templo algún día.

    Esas estrellas de innegable brillo son Albert Pujols, Adrián Beltré y Miguel Cabrera, con Félix Hernández, Bartolo Colón y Francisco Rodríguez un poco más atrás, aunque estos no tienen el sello indiscutible de aquellos tres. Robinson Canó también estaba bien encaminado, pero dio positivo por dopaje hace algunas semanas y deberá superar ahora el juicio de los electores.

    Sólo 10 latinoamericanos habían logrado la ansiada placa de bronce antes de 2015. Desde entonces, ya son tres los nuevos inmortales de la región. Y esperen, porque vienen más palabras de agradecimiento en castellano, comenzando con el discurso que ya debe tener pensado Mariano Rivera.

    Más »
  • Entre sonrisas, Vladimir Guerrero fue entronizado en el Salón de la Fama

    NUEVA YORK -- Nada más se necesita un palo de escoba como el bate de béisbol y la tapa grande de una botella de agua como pelota.

    Se llama "vitilla", el popular deporte callejero en la República Dominicana, uno que esencialmente todo pelotero en el país ha practicado.

    Y, desde el domingo, uno de sus mayores discípulos quedó entronizado en el Salón de la Fama del Béisbol.

    Vladimir Guerrero, el primer jugador de posición dominicano con una placa en Cooperstown, nunca se cansará de dar crédito al juego de la vitilla por su prodigiosa capacidad de bateo -- 449 jonrones y 2.590 hits en 16 años de carrera.

    "Es como el cricket y lo jugué mucho desde niño", dijo Guerrero a The Associated Press en una entrevista. "Mi swing se debe a toda esa práctica en la calle. Es muy fácil de jugar".

    Con sus largos brazos y rápidas muñecas, Guerrero se ganó una reputación de habilidoso bateador de lanzamientos malos. No perdonaba nada, ni siquiera una bola que picaba frente al plato.

    El ejemplo más célebre fue el 14 de agosto de 2009. En un partido de sus Angelinos de Los Ángeles en Baltimore, la punta del bate de Guerrero conectó un lanzamiento muy bajo del pitcher de los Orioles Chris Tillman. Como un globito, Guerrero depositó la bola en lo corto del jardín derecho para un impensable hit y luego llegó a segunda por un error.

    Tweet from @MLBDominicana: ��Un momento HIST��RICO para el b��isbol dominicano! 🙌👏@VladGuerrero27 🇩#MLBDominicana #VladHOF #HOF pic.twitter.com/XVyk7uprJO

    "A veces pensaba que los pitchers me hubieran sacado out más fácil tirándome por el medio", bromeó Guerrero.

    Temprano en su carrera, los coaches de Guerrero aprendieron a dejarlo quieto con su inusual técnica. Mejor era permitirle que fuera lo más natural posible. Alguien que bateaba sin ponerse guantes.

    Fue la mejor decisión, y esa pureza de su juego le permitió ser tan admirado por todo el mundo, uniéndose a los lanzadores Juan Marichal y Pedro Martínez para incrementar la presencia dominicana en el Salón de la Fama.

    Impulsivo en la caja de bateo, 126 de sus 449 jonrones fueron ante el primer lanzamiento y se llevó 985 ponches en 8.155 turnos.

    Por su timidez, Guerrero fue apodado como "El Mudo". También por su reticencia a dar entrevistas, ya que nunca dominó el inglés. Aludió a ello su discurso en español en la ceremonia de exaltación

    "No hablaba mucho y decía que el bate hablaba por mí", dijo Guerrero. "Pero ya no juego y debo hablar. Estoy feliz de hablar con ustedes".

     

     

    Aunque no pudo alcanzar los hitos de los 300 jonrones y los 3.000 imparables, Guerrero compiló un excelso periodo tope de 10 años entre 1998-2007, en el que promedió 35 cuadrangulares y 114 carreras. No falló en batear para .300 entre 1997 y 2008, remolcó 100 o más carreras en 10 campañas y alcanzó al menos 30 jonrones en ocho ocasiones.

    También ganó el premio al Jugador Más Valioso en 2004, su primera temporada con los Angelinos tras irse de los Expos de Montreal como agente libre.

    Durante el fin de semana en Cooperstown, el pueblo en el norte del estado de Nueva York donde se encuentra el recinto de los inmortales, Guerrero estuvo acompañado su hijo, Vladimir Jr., considerado el mejor prospecto en las ligas menores con los Azulejos de Toronto. Apenas tiene 19 años y está tocando las puertas de las mayores.

    El hijo es otro prodigio de bateador, uno con un promedio de .401 en 247 turnos este año. Sin embargo, pero el padre dice que el hijo se moldeó con otras características.

    "No somos iguales. Él coge más bases por bolas que yo. Busca más pitcheos", dijo a AP. "Me gusta que sea así".

    Más »
  • Vladimir Guerrero es el primer bateador de R.D. en el Salón, pero vienen más en camino

    COOPERSTOWN, Nueva York -- En julio del 2015, Vladimir Guerrero estaba a un año y medio de tener su nombre en la boleta del Salón de la Fama por primera vez.

    El último fin de semana de dicho mes, el dominicano se encontraba en la calle principal de Cooperstown firmando autógrafos. Al mismo tiempo, su amigo de tantos años, Pedro Martínez-quien le había dado valiosas orientaciones en su primera temporada completa en las Grandes Ligas con los Expos-estaba siendo exaltado al Salón de la Fama como el segundo quisqueyano con placa en el museo de los inmortales.

    El domingo, Guerrero se convirtió en el primer jugador de posición dominicano exaltado al Salón y el tercero de su país en sentido general, después de Juan Marichal y Martínez.

    "Me siento contento, ya que en el 2015 mi compadre Pedro Martínez dijo que yo podía ser el primer bateador", dijo Guerrero el domingo después de su exaltación formal en el Clark Sports Center de Cooperstown. "Gracias a Dios, soy el primero. Juan Marichal nos abrió las puertas primero, y después mi compadre".

    En diciembre del 2021, David Ortiz estará en la boleta del Salón por vez primera y podría convertirse en el segundo bateador dominicano en Cooperstown. Aunque gran parte de su carrera fue como bateador designado, los números son abrumadores: 541 jonrones, 1,768 empujadas, OPS de .931 y OPS+ de 141.

    Luego de Ortiz, Adrián Beltré sería el siguiente. Los únicos antesalistas con más jonrones que Beltré (467) son todos miembros del Salón de la Fama: Mike Schmidt, Eddie Mathews y desde el domingo, Chipper Jones. Y ningún tercera base ha empujado más vueltas que Beltré (1,675). En términos más modernos, sólo Schmidt, Matthews y Wade Boggs (también Salón de la Fama) tienen un WAR de JAWS (sistema de Jay Jaffe en Baseball-Reference.com para medir el valor en torno a Cooperstown) mayor que el de Beltré (72.0).

    Y por supuesto, Albert Pujols acaba de apoderarse del sexto puesto de todos los tiempos en jonrones con 631, más sus 1,971 empujadas (también sexto lugar) y OPS+ de 150, entre muchas otras hazañas notables con el madero.

    "Creo que pueden venir muchos más", expresó Guerrero. "Está David Ortiz y todavía están jugando Adrián Beltré y (Albert) Pujols, que tienen buenos números. Yo creo que me siento contento de que puedan venir más bateadores".

    Más »
  • En su discurso, Vladimir Guerrero le hizo honor a su fama de hablar poco

    COOPERSTOWN, Nueva York -- Vladimir Guerrero siempre ha sido conocido como una persona de pocas palabras. El domingo, cuando dio su discurso de exaltación al Salón de la Fama, el dominicano reconoció esa fama con una sonrisa y, como para hacerle honor a su reputación, habló poco.

    "Antes, no hablaba mucho", dijo Guerrero en el podio de la ceremonia de exaltación en el Clark Sports Center del pueblo de Cooperstown. "Decía que era el bate que hablaba por mí. Pero ahora tengo que hablar, porque ya no estoy jugando".

    Es cierto que Guerrero se ha visto disponible para los medios mucho más en los últimos meses que en prácticamente toda su carrera entera como jugador activo, desde la República Dominicana hasta Nueva York, Washington en el Juego de Estrellas y este fin de semana en Cooperstown. Pero su discurso fue bastante corto.

    Ante una concurrida ceremonia al aire libre, con una fuerte presencia dominicana, Guerrero dio las gracias a Dios, su familia y su equipo de relaciones públicas. Además, reconoció la ciudad de Montreal, donde empezó su carrera de Grandes Ligas con los Expos, además del país de Canadá. Guerrero expresó su agradecimiento con sus dos managers de más tiempo en las Mayores, su compatriota Felipe Rojas Alou (Expos) y Mike Scioscia (Angelinos).

    Autor de 449 jonrones, promedio de .318 y OPS de .931 en una carrera de 16 temporadas en las Mayores, Guerrero fue exaltado junto a Chipper Jones, Alan Trammell, Jim Thome, Jack Morris y Trevor Hoffman.

    "Yo sé que no hablo mucho, pero me siento contento que me metieron en el Salón de la Fama con este grupo, que jugué con algunos y los vi jugar", expresó Guerrero. "Doy gracias, porque salí de un pueblo pequeño, Don Gregorio, Nizao, de Baní".

    Padre de ocho hijos, más uno de crianza, Guerrero no pudo dejar de mencionar el hecho de que el domingo fue el Día de los Padres en su país.

    "Estoy contento dos veces, ya que hoy es el Día de los Padres en nuestra República Dominicana", dijo Guerrero, quien ahora se ha unido a Juan Marichal y Pedro Martínez como los únicos dominicanos en el Salón de la Fama. "Siempre hay que tener nuestra bandera en alto".

    Más »
  • Todo en familia con Vladimir Guerrero y su celebración en Cooperstown

    COOPERSTOWN, Nueva York -- Vladimir Guerrero ha invitado a una enorme cantidad de familiares y allegados a su exaltación al Salón de la Fama el domingo. El estimado del propio dominicano es de unas 150 personas, número que según él mismo podría subir a 200.

    En el caso de Guerrero, el aspecto familiar siempre ha estado presente. Tres de sus hermanos fueron firmados por equipos de Grandes Ligas, incluyendo a Wilton, quien llegó a ser compañero de Vladimir en los Expos. La mamá de ellos, Altagracia, siempre fue famosa entre los peloteros por su generosidad a la hora de cocinar para compañeros y oponentes de Guerrero en el terreno, fueran latinoamericanos o norteamericanos.

    Video: Vladimir sobre la familia

    "Siempre me llevaba bien con ellos", dijo Guerrero acerca de sus hermanos previo a su exaltación formal al Salón de la Fama. "Los tres más viejos andábamos siempre juntos desde chiquitos y siempre compartíamos la ropa, los zapatos. Están aquí ahora mismo, toda mi familia".

    El legado sigue hoy en día con Vladimir Guerrero Jr., nombrado en estos días el prospecto número 1 del béisbol por MLB Pipeline y listo para ser ascendido de Doble-A a Triple-A en el sistema de los Azulejos de Toronto. No es solamente Guerrero Jr. quien ha intervenido en el béisbol profesional, sino sobrinos y primos de Vladimir Sr. como José, Gregory, Cristian, Gabriel y Josué. Y Guerrero asegura que a Vladimir Jr. podrían seguirle los pasos otros hijos adolescentes que vienen en camino.

    Video: Vladimir contento por su hijo

    Pero por ahora, en enfoque de todos se encuentra en Guerrero hijo, quien bateó .401/.448/.668 con 22 dobles, 14 jonrones y 62 empujadas en apenas 61 juegos con Doble-A New Hampshire antes de su inminente ascenso.

    "Me siento contento; (es) mi primer hijo", dijo Guerrero, quien llevaba a Vladimir Jr. al Estadio Olímpico de Montreal mientras brillaba como jardinero de los Expos. "Creo que un padre se va a sentir contento. Que Dios le dé salud y que siga haciendo un buen trabajo".

    EL CONSUELO DE LA FAMILIA, CLAVE EN SU CARRERA
    Cuenta Guerrero que después de un trecho en que no dio hit en 16 turnos, tuvo una buena conversación con su mamá y, al poco tiempo, salió del bache.

    "Siempre mi mamá me ha tenido en oración", manifestó Guerrero. "Gracias a Dios, hice un buen trabajo en ese entonces".

    De hecho, afirma Guerrero que se aferró a la familia en muchas ocasiones cuando las cosas no le estaban saliendo bien en el terreno de juego.

    Video: Vladimir agradecido con su mama

    "Me quedé con la familia, jugando dominó", manifestó. "Compartiendo con ellos, a uno se le va de la mente (lo pesado del juego)".

    Ahora, con sus hijos hermanos, primos, sobrinos y allegados, todos celebran la exaltación de Guerrero en el Salón. Aparte del mismo Guerrero, Altagracia encabeza el grupo.

    "Sé que ella se siente más contenta que yo, viendo al tercero de sus cinco hijos (varones) aquí en el Salón de la Fama", dijo Guerrero.

    Más »
  • Los fanáticos dominicanos en Cooperstown resaltan la humildad de Vladimir Guerrero

    COOPERSTOWN, Nueva York - Con la exaltación de Vladimir Guerrero al Salón de la Fama, no podía faltar la presencia de los fanáticos dominicanos en Cooperstown para celebrar al primer bateador de su país en el museo de los inmortales del béisbol.

    "Es dominicano y hay que darle el apoyo", dijo Johnny Contreras, quien vino desde el sector de Villa Mella en Santo Domingo y llevaba una gorra con el escudo de la República Dominicana. "Es un hombre que lo hizo todo en las Grandes Ligas para estar donde está".

    Otro residente de Villa Mella, Michel de Jesús, mató dos pájaros de un tiro con la exaltación de su compatriota.

    "Yo era fanático de él", dijo. "Siempre quise visitar Cooperstown. Aproveché la ocasión y valió la pena el viaje. Vladimir como pelotero es algo único, lo que llegó a ser dentro del terreno de juego. Y como persona, tremendo ser humano".

    Video: Dominicana bien representada

    Precisamente, la calidad humana de Guerrero se resaltó con mucha frecuencia en la conversación entre fanáticos dominicanos en Cooperstown.

    "Creo que es un digno representante de nosotros y ha puesto por todo lo alto nuestra bandera, no solamente en el terreno, sino fuera", expresó Abel Paulino, dominicano residente en el estado de New Jersey que llevaba una camiseta especial de Guerrero y una gorra de los Angelinos de Los Angeles-Anaheim puestas. "Nunca se ha visto involucrado en ningún tipo de problema. (Es) humilde, sencillo. Tiene los números. Sencillamente espectacular".

    También de New Jersey vino Elías Vázquez para celebrar a la exaltación de Guerrero.

    "Me gustó cómo se portó en las Grandes Ligas. El máximo", dijo.

    Más »
  • El gobierno de la República Dominicana celebró la exaltación de Vladimir en Cooperstown

    COOPERSTOWN, Nueva York - En ocasión de la exaltación de Vladimir Guerrero al Salón de la Fama, vino una delegación del gobierno dominicano para celebrar la presencia del primer bateador de su país con una placa en Cooperstown.

    Dijeron presentes el Ministro de Deportes, Danilo Díaz; el Comisionado de Béisbol, Ricky Noboa; el Presidente del Comité Olímpico, Luisín Mejía Ovideo; y el Presidente de la Liga Dominicana de Béisbol, Vitelio Mejía, entre otros.

    "Estamos aquí para respaldar este momento histórico que sólo lo han logrado tres dominicanos: Don Juan Marichal, Don Pedro Martínez y La Tormenta de Don Gregorio, nuestro Vladimir Guerrero", dijo Díaz, quien se impresionó al observar a los fans de los Angelinos con camisetas de Guerrero. "Ver la República Dominicana presente a través de personas que no son dominicanos y que llevan en su espalda el nombre de Vladimir, que llevan nuestra bandera, sin lugar a dudas nos hace sentir orgullosos.

    "No solamente fue un gran jugador, sino un ejemplar ciudadano. Es un buen ejemplo".

    Video: Ministro de Deportes celebra

    Guerrero, quien tuvo 449 jonrones y OPS de .931 en 16 temporadas de Grandes Ligas, se convirtió el domingo en el primer jugador de posición dominicano exaltado al Salón.

    "Para nosotros es verdaderamente un orgullo, es una gran satisfacción como representante del testamento del béisbol del estado dominicano, del gobierno dominicano, estar aquí", expresó Noboa. "(Es una) muestra de nuestra solidaridad con uno de los jóvenes más sobresalientes que hemos tenido en el béisbol, dentro y fuera del terreno. Sabes la lucha que hay que librar para pertenecer y mantenerse en el béisbol organizado de los Estados Unidos y llegar aquí al Salón de la Fama de Cooperstown, que es la máxima meta a que todos los peloteros aspiran.

    "En el caso de Vladimir Guerrero, se cumple tanto como jugador y su talento como persona. Un hombre humilde, de un sector muy pobre de nuestra población. (Es) de esos muchachos que lograron romper las barreras".

    En algún momento se pensó que para esta época, habría más dominicanos en el Salón, específicamente Sammy Sosa y Manny Ramírez. Sin embargo, sospechas de dopaje con Sosa y pruebas positivas por sustancias prohibidas de Ramírez hasta ahora han dañado la candidatura de ambos. En cierto sentido, la elección de Guerrero ha ayudado a aliviar un poco ese dolor.

    "Pienso que viene en un momento muy oportuno, porque viene dentro de las circunstancias en las que algunos jugadores dominicanos han visto sus carreras empañarse o descender en el ánimo público por temas de conducta", afirmó Mejía. "Pienso que este momento, en que (Guerrero) es exaltado por sus condiciones como profesional, es bien oportuno, pero también por sus condiciones como ser humano".

    Video: Vitelio Mejia contento por Vlad

    Guerrero es el primer bateador dominicano en Cooperstown. Pero con figuras como David Ortiz, Adrián Beltré y Albert Pujols, se espera que el Salón sea poblado por más toleteros quisqueyanos en un futuro no muy lejano.

    "Estuvimos un poco lentos, pero ahora vamos a acelerar el paso", dijo al respecto Noboa.

    Más »
  • Vladimir agradecido por el apoyo de Felipe Alou y Pedro Martínez al principio de su carrera

    COOPERSTOWN, Nueva York -- Cuando el dominicano Vladimir Guerrero llegó a establecerse como ligamayorista en los Expos de Montreal en 1997, contaba con la presencia y el apoyo de varios compatriotas en dicho equipo, incluyendo al manager Felipe Rojas Alou y al as del montículo Pedro Martínez.

    En aquel entonces, Guerrero tenía 22 años, mientras que Alou estaba en su sexta temporada como manager de Montreal y tenía toda una vida en el béisbol profesional como jugador, instructor y manager en casi todos los niveles. De su parte, Martínez estaba rumbo al primero de los tres Premios Cy Young de una carrera que lo llevaría al Salón de la Fama en el 2015.

    Veintiún años después, Guerrero se encuentra con Martínez en el Salón de la Fama, ya que el primero es el tercer dominicano en Cooperstown y el primer jugador de posición de la Media Isla Hispaniola exaltado.

    Video: Vladimir sobre Pedro Martínez

    "Me siento contento", dijo Guerrero acerca de Alou, quien, entre muchas otras cosas, le inculcó en el joven la disciplina de siempre estar a tiempo. "Fue mi primer manager. Me dio un consejo y por eso llego temprano".

    Alou, de 83 años, se encuentra operado de una rodilla y no pudo venir a celebrar con Guerrero.

    "Sí me mandó felicitaciones", aseguró el oriundo de Don Gregorio.

    Martínez causó un impacto mayor en los principios de la carrera de Guerrero en Grandes Ligas, viviendo con él en aquella primera temporada de 1997 y dándole orientaciones diarias.

    "Estoy tan orgulloso de haber tenido algo de influencia en su vida y su carrera también", dijo Martínez cuando se anunció la elección de Guerrero al Salón en enero. "Soy como un hermano mayor que se siente bien orgulloso de haberle dado algún consejo a un hermano menor y que ese consejo haya dado frutos, y de qué manera.

    "Vladi es como mi hermano menor que ayudé a guiar en su carrera de Grandes Ligas y ahora (llega) al Salón de la Fama".

    Incluso, Martínez es el padrino de Vladimir Guerrero Jr., nombrado recientemente como el prospecto número 1 del béisbol por MLB Pipeline.

    "Duré un año completo, mi primer año en Grandes Ligas, viviendo juntos y me siento contento de estar aquí junto con él ahora mismo y de compartir nuestra bandera", dijo Guerrero sobre Martínez.

    Más »
  • Vladimir Guerrero ya quiere ver a más compatriotas en el Salón de la Fama

    COOPERSTOWN, Nueva York -- Vladimir Guerrero es el primer jugador de posición dominicano elegido al Salón de la Fama y, este fin de semana, ha gozado del festejo que conlleva ser un inmortal de Cooperstown.

    Ahora formando parte de un trío de quisqueyanos en el Salón junto a los ex lanzadores Juan Marichal y Pedro Martínez, Guerrero ha tenido la oportunidad de pasar un buen rato con ambos en los predios de Cooperstown.

    "Me sentí contento", dijo Guerrero, autor de 449 jonrones en Grandes Ligas y nueve veces convocado al Juego de Estrellas, entre muchos otros logros en el mejor béisbol del mundo. "Uno se siente contento comiendo y compartiendo (con ellos) aquí en Cooperstown".

    Video: Vladimir sobre Pedro Martínez

    Hubo que esperar un poco más de lo previsto para que hubiera un jugador de posición dominicano exaltado al Salón, pero con figuras como David Ortiz (retirado), Adrián Beltré y Albert Pujols dejando huella con el madero, podrían verse más bateadores quisqueyanos en Cooperstown en los próximos años.

    Ortiz se retiró tras el 2016 con 541 cuadrangulares, 1.768 empujadas y OPS de .931 (el mismo que Guerrero, curiosamente). Pujols lleva más de 600 vuelacercas y 3,000 hits, mientras que Beltré llegó al sábado con 467 jonrones y más de 3,000 imparables.

    En otras palabras, tendrán lo suficiente en su historial para ser elegidos.

    "Están poniendo muchos números y me siento contento de que puedan entrar", dijo Guerrero.

    Más »
  • Brad Wilkerson, el "último Expo", está contento de apoyar a Vlad, junto a los fans de Montreal

    COOPERSTOWN, Nueva York -- Los fanáticos de los Expos de Montreal, equipo que se convirtió en los Nacionales de Washington a partir del 2005, se han visto en cantidades tanto para la exaltación al Salón de la Fama del dominicano Pedro Martínez en el 2015 como la de su compatriota Vladimir Guerrero este fin de semana.

    A unas cuatro horas y media del pueblo de Cooperstown, Montreal aún cuenta con una fuerte parte de su población que anhela ver el béisbol de Grandes Ligas de vuelta en la ciudad canadiense y así lo han expresado aquí.

    En ocasión de la exaltación de Guerrero, la Fundación de los Expos dijo presente en la calle principal de Cooperstown, acompañada por el ex jugador del equipo y ex compañero del "Vladi", Brad Wilkerson.

    "Estamos aquí también para apoyar a Vladi", dijo Wilkerson, quien jugó los primeros cuatro años de su carrera de ocho temporadas en las Mayores con los Expos (más uno con los Nacionales). "Ha sido bien bueno ver a tantos fans de los Expos aquí, estando tan cerca de Montreal".

    "EL MEJOR PELOTERO CON EL QUE JUGUÉ"
    Wilkerson, un jardinero y primera base que dio 122 jonrones en las Mayores con los Expos/Nacionales, Rangers, Marineros y Azulejos, califica a Guerrero como "el mejor pelotero con el que jugué".

    Cuenta Wilkerson que entre las tantas cosas para el recuerdo que vio hacer Guerrero, jamás olvidará un partido en el 2003 entre los Padres y los Expos en el Estadio Olímpico de Montreal. En esa ocasión, con Wilkerson en segunda, Guerrero vio seis rectas seguidas de unas 96, 97 millas por hora de parte del derecho Jaret Wright. El séptimo pitcheo fue un lanzamiento rompiente que Vladimir envió por encima de las gradas del jardín izquierdo.

    "¿Acabas de ver seis rectas en fila y le das al primer pitcheo rompiente que ves por encima de las gradas? Eso es increíble. Eso demostró claramente la clase de pelotero que era", dijo Wilkerson con una sonrisa.

    Fue ésa y otras hazañas de Guerrero que vio Wilkerson con tanta frecuencia del 2001 al 2003, antes de que el dominicano firmara como agente libre con los Angelinos.

    "Fue un jugador increíble y siempre me llamó la atención la forma en que hacía las cosas todos los días", dijo el oriundo del estado de Kentucky. "Llegaba al estadio y jugaba duro todos los días. Obviamente, el talento era bien bueno y por eso está aquí. Fue algo grande verlo día tras día y las cosas increíbles que hacía. Algunas de esas cosas son increíbles de recrear. Cuando los lanzadores trataban de lanzarle bolas fuera de la zona, él les daba a ésas también".

    CREE EN MONTREAL COMO SEDE DE GRANDES LIGAS
    Después de que los Expos jugaron su última temporada en Montreal en el 2004, Wilkerson representó al equipo en la Serie de Japón en noviembre de dicho año. Por eso es conocido como el "último Expo", bien querido entre la fanaticada de Montreal.

    "Es una gran ciudad y el último día fue bien emotivo. Cuando una gran ciudad como Montreal pierde un equipo, es bien emotivo", dijo Wilkerson. "Me pasé los primeros cuatro años de mi carrera allí y fueron los Expos que me dieron mi primera oportunidad. Me encantaría ver el béisbol de regreso en Montreal".

    ¿Quedó Wilkerson decepcionado de ver a Guerrero decidir entrar al Salón con la gorra de los Angelinos, en vez de la de los Expos?

    "Al principio sí, pero de cualquier manera todo el mundo sabe que él pertenece a la familia de Montreal y sus fanáticos", expresó. "Todo el mundo en Montreal lo sigue queriendo".

    Más »
  • Trevor Hoffman cuenta con bastante apoyo de parte de los fans de los Padres en Cooperstown

    COOPERSTOWN, Nueva York -- Además de sus 552 juegos salvados vistiendo el uniforme de los Padres (de sus 601 en total en Grandes Ligas), la huella que dejó Trevor Hoffman en San Diego fue tal que aun estando a casi 3,000 millas de Cooperstown, la calle principal del pueblo del Salón de la Fama se ha visto repleta de fans de los "Frailes" este fin de semana.

    El cariño por Hoffman en la comunidad de San Diego se ve claramente reflejado con la pareja de esposos Ray Reyes y Deanna Encarnación, abonados de los Padres desde hace muchos años y dos de los tantos fanáticos del equipo que se dieron cita para ver la ceremonia de exaltación.

    "Trevor fue nuestro cerrador durante todos esos años y podría ser nuestro último verdadero Padre en el Salón de la Fama, al menos durante nuestras vidas", dijo Reyes acerca de Hoffman, quien les sigue a Dave Winfield y el fenecido Tony Gwynn como exaltados con placas que llevan la gorra de San Diego. "Teníamos que venir. Además, siempre es divertido estar aquí en Cooperstown". 

    Video: La fan #1 de Trevor Hoffman

    Hoffman, segundo en la lista de todos los tiempos de salvamentos con sus 601 entre los Marlins, Padres y Cerveceros, es superado sólo por el panameño Mariano Rivera (652) en dicho departamento. 

    "Fue importante venir a apoyar a Trevor Hoffman, un verdadero Padre, una gran persona y alguien bien positivo para San Diego y la comunidad", dijo Encarnación, quien junto a Reyes vino a Cooperstown para presenciar la exaltación de Gwynn en el 2007. "Queríamos apoyarlo en su momento para brillar. También se trata de Cooperstown. Es bien bonito aquí, con la historia y el ambiente de pueblo pequeño. Es un gran momento para venir si eres un verdadero fan de deportes y del béisbol". 

    Además de Winfield y Gwynn, los Padres han contado con algunas luminarias como Nate Colbert, Randy Jones, Steve Garvey y los Salón de la Fama Gaylord Perry y Rich "El Ganso" Gossage. Pero Hoffman es el lanzador más trascendente, y por mucho, que ha puesto su sello en las Grandes Ligas con la franela de San Diego. 

    "No son muchos que han tenido el honor de ser exaltados al Salón de la Fama y tampoco muchos de los Padres", dijo Encarnación. "Estamos bien emocionados por Trevor, por la ciudad de San Diego y por los Padres". 

    Más »
  • La exaltación de Vladimir motivó a muchos fans de Angels a venir por 1ra vez a Cooperstown

    COOPERSTOWN, Nueva York -- Los Angelinos de California/Anaheim/Los Angeles han contado con luminarias del béisbol en toda su historia, sin importar cuál nombre estuvieran usando. 

    Desde Nolan Ryan, el panameño Rod Carew, Don Baylor y Reggie Jackson, hasta Chuck Finley, Garret Anderson, el venezolano Francisco Rodríguez y la actualidad con Mike Trout y el dominicano Albert Pujols, ha habido calidad en los predios de Disneylandia. 

    Pero no fue hasta que Vladimir Guerrero decidió ingresar al Salón de la Fama con la gorra de los Angelinos que el equipo tuvo una verdadera representación en el museo de Cooperstown. Y la presencia del dominicano como inmortal del béisbol con el logo de los "Serafines" motivó a varias personas a viajar más de 2,700 millas para ver una ceremonia de exaltación por vez primera.

    Video: Presenta una fan de Vladi

    "Siempre dije que quería venir, pero que quería esperar que entrara el primer jugador con la gorra de los Angelinos", reveló el fanático David Kraft, quien vino del Condado Orange para ver a Guerrero ingresar al Salón. "Era la franquicia de más años no representado en una placa del Salón de la Fama". 

    Para Kraft y muchos otros aficionados de los Angelinos, la decisión de Nolan Ryan en 1999 de tener su placa con la gorra de los Rangers-pese a que sus años de más gloria fueron en Anaheim-dejó un mal sabor en la boca. Diecinueve años después, por fin tienen la oportunidad de celebrar a sus Angelinos en Cooperstown.

    "Siempre pensé que (lo hecho por Ryan) no era lo correcto, pero cuando vimos que iba a entrar Vlad y él eligió a los Angelinos por encima de los Expos, dije que teníamos que venir", manifestó Kraft. "Es una oportunidad única en la vida. También tendremos que esperar 15 o 20 años para que sea exaltado (Mike) Trout, así que queríamos hacer esto ahora". 

    Acompañando a Kraft se encuentra David Harjo, quien también se vio motivado a venir para ver a Vlad poner en alto el nombre de los Angelinos.

    "Cuando nos enteramos de que Vladimir Guerrero iba a ser exaltado al Salón de la Fama como jugador de los Angelinos, nos dijimos no lo podíamos perder", expresó Harjo. "Somos grandes fanáticos de los Angelinos y pensábamos que era un buen momento para ver una ceremonia de exaltación. Y como Vlad es el primero en ingresar como Angelino, eso también nos motivó a venir". 

    Más »
  • El Salón de la Fama Bert Blyleven elogia el talento de Vladimir y está contento por él y Angels

    COOPERSTOWN, Nueva York -- Bert Blyleven, autor de 287 victorias y 3,701 ponches en las Grandes Ligas, ingresó al Salón de la Fama en el 2011 y es desde hace muchos años comentarista en la cadena de televisión de los Mellizos de Minnesota. 

    Viendo jugar a diario a Eddie Rosario, observa con frecuencia al puertorriqueño hacerles buen contacto a pitcheos fuera de la zona de strike. 

    "Cuando lo hace, digo 'Ese es Vladimir Guerrero'", contó Blyleven en el centro de Cooperstown, donde el dominicano Guerrero será exaltado al Salón de la Fama el domingo. "Vladimir Guerrero fue un gran bateador y probablemente uno de los mejores bateadores de bolas malas en la historia del juego". 

    Guerrero es el primer jugador que tendrá la gorra de los Angelinos en su placa, pese a que Nolan Ryan tuvo sus mejores temporadas en Anaheim en los años 70 y que jugaron en dicho club luminarias como el panameño Rod Carew, Reggie Jackson y varios otros que son inmortales del béisbol. El mismo Blyleven, conocido más por sus tiempos en Minnesota, Texas, Pittsburgh y Cleveland, lanzó las últimas tres temporadas de su carrera vistiendo el uniforme de los Angelinos.

    "Creo que es algo grande", dijo Blyleven sobre la representación de los Angelinos en una placa del Salón ahora. "Nolan Ryan y otros miembros del Salón de la Fama jugaron allí, pero estoy contento por (Guerrero) y estoy contento por la organización de los Angelinos". 

    Más »
  • Para muchos, el talento de Vladimir Guerrero trascendió el fanatismo por un equipo

    COOPERSTOWN, Nueva York -- Aunque Vladimir Guerrero terminó su carrera de Grandes Ligas con una temporada en los Rangers en el 2010 y otra en los Orioles en el 2011, donde dejó huella de verdad fue en los Expos de Montreal y los Angelinos de Los Angeles-Anaheim.

    Eso se vio claramente en los días previos a su exaltación al Salón de la Fama en Cooperstown, donde se vieron fans de ambos equipos en cantidades. Pero varios de los aficionados en la calle principal de dicho pueblo no fueron propiamente fanáticos de esas franquicias en particular, sino de Vladimir Guerrero. Dijeron presente para apoyar al dominicano, quien será exaltado al Salón de manera oficial el domingo.

    "Vlad siempre fue mi pelotero favorito", expresó el aficionado Andrew Burbank , oriundo del estado de New Jersey. "Lo seguí desde que estaba en Montreal y me encantaba la forma en que jugaba. Lo seguí también cuando se fue a Anaheim y durante toda su carrera. Su manera de jugar era divertida de ver, bien entretenida. Es mi jugador favorito de todos los tiempos".

    La señora Olga Rodríguez vino a ver la exaltación de Guerrero desde Whittier, California. En medio de una familia dividida entre los Dodgers y los Angelinos en el sur de California, Olga fijó su mirada más bien en la carrera de Guerrero cuando el quisqueyano brilló en Montreal.

    Video: Presenta una fan de Vladi

    "Siempre me ha gustado como jugador", dijo Rodríguez, quien vestía una camiseta de Guerrero con el logo de los Expos en ocasión de este evento. "Me encantaba cuando estaba en Montreal y luego cuando el equipo se fue, lo seguí con (los Angelinos). Cuando Vladi fue a los Angels, me encantaba. Trabajaba tanto para jugar y le encantaba el juego. Era como un natural. Me encantaba todo de él. Tenía mucha energía y gozaba el juego".

    De manera inversa, el joven Brian Sheppard, del estado de Nueva York cerca de la frontera con la provincia canadiense de Quebec, andaba por Cooperstown con el mismo diseño especial en su camiseta con Guerrero, pero con la versión de los Angelinos.

    "Me crie como fan de los Expos. Gary Carter era mi favorito y Vlad era el más destacado de la siguiente generación", dijo Sheppard. "Me encantaba la emoción y la energía que traía al juego. Es bueno ver a los jugadores dar jonrones, pero no es todo el mundo que tiene un brazo como el de Vlad. Era algo grande ver esos tiros desde los jardines. Y era imposible 'pitcharle incómodo'".

    Al igual que Burbank y Rodríguez, para Sheppard el talento de Guerrero trascendía la lealtad por un equipo en particular.

    "Siempre fui un fan de los Expos hasta que se fueron a Washington, pero siempre seguí a Vlad y quería que le fuera bien, especialmente cuando llegó a jugar en los playoffs (con los Angelinos)", dijo el joven del pueblo de Watertown, Nueva York.

    LO ACEPTAN CON LA GORRA DE LOS ANGELINOS
    Aunque los números de Guerrero con los Expos fueron ligeramente superiores a los que puso en los Angelinos, el quisqueyano es el primer Salón de la Fama en la historia con una placa que exhibe la gorra del equipo de Anaheim. Aunque los Expos ya cuentan con tres exaltados (Carter, Andre Dawson y Tim Raines), los fans de Montreal han tenido que aceptar lo que en un principio no quisieron en el caso de Guerrero.

    "Es una decepción, pero lo entiendo", dijo Sheppard. "Técnicamente, ya no existen los Expos. De esta manera, él tiene una organización con la que tiene lazos. Puede ir a 'casa'. En el caso de Montreal, tal vez en el futuro, pero no hay garantías".

    De su parte, Burbank entiende que lo hecho por Guerrero como pelotero lo hace merecedor de ser esa clase de pionero-aunque eso signifique ingresar con el "otro" equipo.

    "Estoy contento de que vaya a ser el primer jugador en ser exaltado como integrante de los Angelinos, porque creo que él es lo suficientemente especial como para hacer eso".

    Más »
  • Vladimir listo para ser el primer exaltado en la historia en representar a Angelinos

    COOPERSTOWN, Nueva York - Fácilmente, Vladimir Guerrero pudo haberse unido a Gary Carter, Tim Raines y Andre Dawson como inmortales del béisbol con la gorra de los Expos de Montreal en su placa en el Salón de la Fama.

    Fueron los Expos (ahora los Nacionales de Washington) que firmaron al dominicano como profesional, que lo desarrollaron y que lo vieron florecer como jugador a nivel de Grandes Ligas de 1996 al 2003. Pero por más que haya hecho Guerrero a nivel individual en Montreal, la oportunidad de ganar y participar en los playoffs con los Angelinos-equipo por el que jugó del 2004 al 2009-fue el factor determinante en su decisión de ser el primer exaltado al Salón en la historia con una gorra del club de Anaheim en su placa.

    "Sé lo que representó", dijo Guerrero en enero acerca de su tiempo en Anaheim, tras ser elegido al Salón. "Sé lo que representa ahora y lo que representan todos esos triunfos cuando estaba yo con los Angelinos".

    Sus números vistiendo el uniforme de los Expos fueron un poco mejores que los que produjo con la franela de los Angelinos. Pero la diferencia fue bastante discreta.

    En 1004 partidos con Montreal, el oriundo de Don Gregorio, Nizao puso una línea ofensiva de .323/.390/.588 (OPS de .978) con 234 jonrones, 702 empujadas y 123 bases robadas, además de un OPS ajustado (OPS+) de 148.

    Participando en 846 encuentros por los Angelinos, Guerrero tuvo .319/.381/.546 (OPS de .927) con 173 cuadrangulares, 616 impulsadas, 52 robos y OPS+ de 141.

    La diferencia no fue tanto a nivel individual, sino colectivo. Aun estando en diferentes momentos en Montreal con compatriotas como su propio hermano Wilton, el manager Felipe Rojas Alou, Pedro Martínez y Bartolo Colón-entre muchos otros-la sensación de ganar fue otra en Anaheim. En sus seis años con el equipo californiano, Guerrero ayudó a los Angelinos a alcanzar la postemporada en cinco ocasiones, incluyendo dos participaciones en la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

    "Nunca voy a olvidar esos siete años en Montreal", dijo Guerrero al principio del 2018. "Fueron años bien especiales para mí. Luego llegué a los Angelinos y viví los triunfos. Montreal me preparó para eso. Luché mucho con esta decisión, porque para mí significa mucho el pueblo canadiense".

    LA HUELLA QUE DEJÓ EN ANAHEIM
    Cuando Guerrero se fue de los Angelinos vía la agencia libre en el invierno del 2009-10, era el líder de la franquicia de todos los tiempos en slugging, OPS, OPS+ y porcentaje de ganados y perdidos ofensivo (.662), superado desde entonces en dichos departamentos por el estelar Mike Trout. El quisqueyano sigue siendo el líder en promedio vistiendo el uniforme de los "Serafines" con .319. Su porcentaje de embasarse de .381 en Anaheim lo coloca cuarto en los anales del equipo.

    "Veo a Vladi y es el premio por todo ese trabajo duro", dijo en enero el propietario de los Angelinos, Arte Moreno, quien tenía menos de un año como dueño del club cuando autorizó el contrato de cinco años y US$70 millones que se le otorgó a Guerrero en el invierno del 2003-04.

    MUCHOS NOMBRES, PERO LA PRIMERA GORRA ANGELINA
    Hay bastantes nombres de superestrellas y exaltados al Salón de la Fama que han brillado con los Angelinos. Pero por diferentes motivos, han ingresado a Cooperstown con gorras de otros equipos.

    Cuando se habla de Nolan Ryan (cuyos mejores tiempos fueron en Anaheim), el panameño Rod Carew, Reggie Jackson, Dave Winfield, Rickey Henderson y Bert Blyleven, entre otras luminarias, son muchos los recuerdos con los Angelinos pero con otras franquicias también. En el caso de Guerrero, son dos: Expos y Angelinos.

    Por eso es que el primer jugador de posición dominicano en el Salón de la Fama tuvo que ponderar tanto su decisión.

    "Veo a los fanáticos, porque hemos contado con algunos jugadores bien buenos en Anaheim", comentó Moreno. "Ver a alguien vestir nuestros colores (entrando al Salón) va a ser un momento de mucho orgullo para nuestros fans".

    Más »
  • Por fin, la República Dominicana podrá ver a uno de sus toleteros en Cooperstown

    COOPERSTOWN, Nueva York -- En tres días, Vladimir Guerrero será exaltado al Salón de la Fama de manera bien merecida, tras una carrera de 16 temporadas en las que exhibió un enorme talento para producir al bate, maravilló a todos con su habilidad poco vista para hacerle buen contacto a casi cualquier pithceo lejos de la zona de strike y, en sentido general, dejó con la boca abierta a la fanaticada del béisbol con su brazo desde el jardín derecho y sus demás herramientas en el terreno.

    Los números hablan por sí mismos: 449 jonrones, 447 dobles, 1,496 empujadas y OPS de .931, entre muchos otros. 

    Con dicha trayectoria en las Grandes Ligas, Guerrero se convirtió en el primer jugador de posición dominicano elegido al Salón de la Fama, siendo los ex lanzadores Juan Marichal (1983) y Pedro Martínez (2015) los primeros dos nacidos en la Media Isla Hispaniola en tener una placa en Cooperstown. 

    Hace 15 años, lucía poco probable que los dominicanos tuvieran que esperar tanto tiempo para que un bateador de su país fuera reconocido con dicho honor. En ese entonces, parecían tener todo a su favor Sammy Sosa y Manny Ramírez para ser "inmortales" del béisbol.

    Video: Ortiz sobre su amistad con Guerrero

    Todos sabemos lo que pasó con Sosa y Ramírez. 

    En el caso del primero, las sospechas de consumo de sustancias para aumentar el rendimiento, además del uso de un bate encorchado en el 2003-año en que según el New York Times Sosa estuvo junto a Ramírez entre los 104 que dieron positivos por sustancias prohibidas de manera "anónima"--empañaron lo que fue una espectacular carrera del oriundo de San Pedro de Macorís. Sin importar que Sosa nunca haya salido positivo en una prueba de dopaje de manera oficial o que no haya sido incluido en el Informe Mitchell, los votantes no lo han apoyado. Este año, Sosa recibió apenas el 8.6% de los votos de parte de la Asociación de Escritores de Béisbol de Norteamérica (BBWAA), lejos del 75% necesario para ser elegido.

    Cuando se habla de Ramírez, sus dos pruebas positivas por dopaje (2009 y 2011) mancharon lo que ha sido una de las carreras más productivas al bate en la historia de las Mayores. Con 555 vuelacercas (incluyendo 21 con las bases llenas), 1,831 remolcadas y OPS de .996, la candidatura del oriundo de la República Dominicana y egresado de la George Washington High School en Nueva York hubiese sido fácil de apoyar en su primera oportunidad en la boleta. Sin embargo, en el 2018 Ramírez recibió el 22% de los votos para el Salón. 

    Con 609 jonrones de por vida en Grandes Ligas, Sosa es superado sólo por Albert Pujols entre los nacidos en la República Dominicana. Lo mismo se puede decir de Ramírez en el renglón de impulsadas. Y ningún quisqueyano ha tenido un OPS superior al de Ramírez. 

    La candidatura de Guerrero no se cuestiona, por el impacto que causó en las Grandes Ligas con los Expos, Angelinos, Rangers y Orioles. Será un evento digno de celebrar en particular para la fanaticada dominicana, que no sabía que tendría que esperar tanto tiempo para ver a uno de sus toleteros con un lugar en Cooperstown.

    Más »
  • ¿Perjudicará un 2017 decepcionante la candidatura de Miguel Cabrera para el Salón?

    El miércoles, Jim Thome se unió a la exclusiva cofradía de peloteros que entraron al Salón de la Fama en su primera oportunidad, al recibir el 90% de los votos de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica.

    Pero hace 12 años, el puesto de Thome en Cooperstown estaba lejos de ser una garantía.

    Thome, que tenía 430 jonrones en aquel momento momento, venía de una temporada inefectiva y plagada de lesiones a los 34 años de edad, un punto en el que no es inusual que los jugadores empiecen a decaer rápidamente. Con Ryan Howard abriéndose camino, los Filis enviaron a Thome a los Medias Blancas. Su futuro lucía incierto.

    Hay algunos puntos aquí que sirven para comparar la trayectoria de Thome con el de otro primera base laureado, el venezolano Miguel Cabrera.

    Es necesario aclarar que es muy posible que para estas alturas ya Cabrera tenga asegurado su lugar en el Salón de la Fama. Por ejemplo, su WAR de 68.8 (versión Baseball-Reference) está apenas por debajo del total vitalicio de Thome (72.9). Y los Tigres probablemente no van a cambiar a Cabrera, dado que le quedan seis años y US$184 millones en su contrato actual.

    Pero aun así, las similitudes entre ambos cañoneros impresionan. Además de los números de Statcast™ que demuestran que Cabrera sigue haciendo muy buen contacto, la comparación con Thome sugiere otra razón para ser optimista con respecto a un resurgir del oriundo de Maracay en el 2018.

    Thome hasta los 33 años (2004): .410 OBP, .569 SLG, 423 HR, 152 OPS+
    Cabrera hasta los 33 años (2016): .399 OBP, .562 SLG, 446 HR, 155 OPS+

    Thome a los 34 años (2005): .360 OBP, .352 SLG, 85 OPS+ in 242 PA
    Cabrera a los 34 años (2017): .329 OBP, .399 SLG, 92 OPS+ in 529 PA

    La temporada 2004 de Thome fue abreviada por lesiones que lo dejaron fuera los últimos tres meses. Cabrera tuvo una estadía corta en la lista de incapacitados a finales de abril del 2017 debido a un tirón en la ingle derecha, y aunque jugó el resto de la temporada, lo hizo con una hernia discal en la espalda.

    En otras palabras, ambos estuvieron disminuidos físicamente.

    Y aunque queda por ver qué tan bien se recupera Cabrera - los problemas en la espalda para un jugador que cumplirá 35 años en abril no son cosa menor - Thome encontró un segundo aíre cuando los Filis lo cambiaron a los Medias Blancas.

    En sus primeras dos temporadas en Chicago, el slugger bateó .282/.414/.581 con 77 jonrones, 8.6 WAR y un 153 de OPS+ que lo ubicaron séptimo en las Grandes Ligas (mínimo 1,000 viajes al plato), por detrás de Cabrera. Thome se mantuvo en la gran carpa por otros cinco años con seis equipos distintos, jugando hasta los 41 años y manteniendo un estelar OPS+ de 132 en ese lapso. Sumó otros 9 WAR y 105 jonrones, para finalizar con 612 jonrones y consolidar así sus argumentos al Salón de la Fama.

    En ese sentido, Thome proporciona el mejor escenario posible para Cabrera, cuya caída en el 2017 fue estrepitosa.

    Entre 2014 y 2016, el OPS+ de 157 que dejó Cabrera fue el tercero mejor entre los 117 peloteros que fueron a batear al menos 1,500 veces, sólo por detrás de Mike Trout y Joey Votto. La temporada pasada, su OPS+ de 92 fue el 118vo entre 144 toleteros, y su valor estuvo por debajo del nivel de reemplazo.

    Ahora, uno de los más grandes bateadores de una generación deberá encontrar la forma de repuntar y convertir su búsqueda de 500 jonrones (le faltan 38) y 3,000 hits (está a 364) en una carrera corta y no en un maratón de muchos años.

    Más »
  • Omar Vizquel espera con calma el Salón de la Fama

    PANAMÁ -- Omar Vizquel cuenta que muchos conocidos lo llamaron esta semana después de que se anunciaran los nuevos elegidos al Salón de la Fama del béisbol.

    "La gente dice 'cónchale, yo creí que ibas a salir en la primera votación', pero es muy difícil", señaló el retirado torpedero venezolano a The Associated Press la noche del viernes, al participar junto a otros artistas en una exposición de pintura en Panamá.

    Si bien quedó muy por debajo del 75% de los votos requeridos para garantizar su lugar en Cooperstown, Vizquel se expresó satisfecho con el 37% alcanzado en su primer año en la papeleta. Dijo que esperará sin apuros las siguientes votaciones y considera que con los números que dejó en 24 años de campaña en las mayores tiene la "mitad de la guerra ganada" en su ruta hacia ese soñado destino.

    Después de todo, y aunque los tiempos son muy diferentes, el legendario paracorto Luis Aparicio tuvo que esperar hasta su sexto año de elegibilidad para llegar al Salón de la Fama en 1984 y convertirse, hasta ahora, en el único venezolano en haberlo logrado.

    Este año fueron seleccionados a Cooperstown el dominicano Vladimir Guerrero, Chipper Jones, Trevor Hoffman y Jim Thome, quien fue compañero de Vizquel en los Indios de Cleveland.

    Vizquel, de 50 años, aseguró que era "muy bueno" que el grupo que votó por él haya reconocido sus méritos como pelotero y subrayó que solo le queda esperar con tranquilidad.

    "Hay diferentes votantes y criterios, y simplemente hay que esperar lo que ellos (los cronistas del béisbol de Norteamérica) digan", estimó.

    Dijo que hay gente que lo ha contactado para hacer una campaña en pro de su candidatura, pero cree que no es necesario. "Yo creo en realidad que si tienes los méritos, no es necesario hacer tanta bulla. Si uno en realidad se merece estar allí, eso viene con calma".

    En relación a si lo podría afectar el hecho de que entre los votantes estén sumando cada vez más apoyo peloteros como Barry Bonds y Roger Clemens, soslayados en sus primeros años de elegibilidad por el escándalo de los esteroides, y otros asomen con fuerza en los próximos años, Vizquel se aferra a las estadísticas que dejó.

    "Hay algunos que dicen que me pueden afectar, pero en realidad cuando tú tienes los numeritos, la gente no necesita ver (eso)", afirmó. "Un campocorto que tiene 11 guantes de oro y que bateó por arriba de los 2.800 hits, creo que ya tiene la mitad de la guerra ganada".

    Vizquel terminó con 2.877 imparables, pero al venezolano se lo elogió más por su fantástica destreza con el guante: terminó como líder en doblematanzas culminadas con 1.734 y en juegos diputados como torpedero con 2.709. Jugó con seis clubes, aunque mayormente con Cleveland, y fue seleccionado a tres Juegos de Estrellas.

    El anuncio de los nuevos seleccionados al Salón de la Fama encontró a Vizquel de vacaciones por el Pacífico sudamericano y en una misión por Panamá que tiene que ver con otras de las facetas en la vida del legendario pelotero caraqueño: la de pintor.

    El viernes por la noche presentó algunos de sus cuadros junto a otros pintores en una exposición montada en un hotel de la capital panameña, entre ellos óleos paisajistas y un autorretrato suyo mostrando una pelota de béisbol.

    "A mí siempre me gustó pintar desde niño, siempre he tenido esa facultad y terminaba mis tareas con un dibujito", contó a la AP.

    Esa fascinación perduró incluso después de convertirse en pelotero de las mayores.

    "Nunca lo aparté. Siempre uno tenía un tiempo, por supuesto después de que terminaba la temporada pintaba un rato porque era algo que me distraía mucho y algunas veces con tanta presión en el béisbol siempre era bueno buscar algo que lo relajase a uno", destacó. "Era simplemente un hobby, que me capturó".

    Aclaró, sin embargo, que su sueño era principalmente ser pelotero.

    Y ahora entre pinturas y mientras se prepara para dirigir este año a un equipo de las menores de los Medias Blancas de Chicago, Vizquel mira en el horizonte la posibilidad de arribar a Cooperstown.

    Más »
  • Vladimir Guerrero estuvo rodeado de compatriotas en sus inicios con los Expos

    NUEVA YORK -- Vladimir Guerrero ha decidido entrar al Salón de la Fama con la gorra de los Angelinos, con quienes militó durante seis temporadas, incluyendo el 2004, campaña en la que fue reconocido como el Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

    Pero fue con el club que lo firmó como adolescente, los Expos de Montreal, que el cañonero dominicano se forjó como ligamayorista y se convirtió en uno de los bateadores más temidos de su época. Y lo hizo rodeado de sus compatriotas.

    Cuando Guerrero debutó con los Expos en 1996, el equipo canadiense tenía un gran seguimiento en la República Dominicana, ya que cuatro años antes había ascendido al puesto de manager Felipe Rojas Alou, el primer dirigente quisqueyano en la Gran Carpa. La llegada de Guerrero, quien era considerado el segundo mejor prospecto de Grandes Ligas por la revista Baseball America, hizo sonar aun más a los Expos en la Media Isla Hispaniola.

    La presencia de Alou y otros dominicanos en Montreal fue de suma importancia para Guerrero, quien al pedírsele que nombrara a una figura clave en su trayecto hacia Cooperstown, no demoró en mencionar a su primer dirigente en Grandes Ligas.

    "En 1997, gracias a Dios, me dio la oportunidad de jugar todos los días", dijo Guerrero acerca de Alou en la rueda de prensa en la que fue presentado -- junto con Chipper Jones, Trevor Hoffman y Jim Thome -- como nuevo integrantes del Salón. "Le doy gracias por la confianza y le hice buen trabajo".

    Video: Pedro entrevista a Vladi

    Guerrero registró promedio de .323 con 234 jonrones y 702 carreras producidas por los Expos, antes de firmar con los Angelinos como agente libre después de la temporada del 2003. En ese tramo, compartió el terreno de juego con otros dominicanos como Pedro Martínez, Moisés Alou (hijo de Felipe) y Melquíades Rojas (sobrino del capataz).

    Ahora mismo, Guerrero, Martínez y Juan Marichal son los únicos dominicanos en el Salón de la Fama. De los tres, solamente Guerrero, ex jardinero y bateador designado, fue jugador de posición.

    Un Martínez sonriente felicitó a Guerrero en vivo por MLB Network el miércoles tras el anuncio de los nuevos elegidos.

    "Me alegro mucho de haber participado en su carrera, en su vida, de haber sido influencia", dijo Martínez. "Me siento muy orgulloso, como un hermano mayor que este momento se siente contento de haberle dado los mejores consejos a su hermanito menor".

    "Cuando subí a Grandes Ligas, en mi primer año, no sabía mucho de Montreal, pero gracias a ti salí a la luz", le dijo Guerrero a Martínez.

    Guerrero pertenecía a los Expos en el 2002 cuando el club contrató como gerente general al dominicano Omar Minaya, el primer latino en ocupar dicho puesto en un equipo de Grandes Ligas. Minaya, quien asistió a la rueda de prensa para apoyar a Guerrero, dice haber reconocido el talento del toletero desde la primera vez que lo vio.

    "Tremendo pelotero", expresó el ejecutivo. "Una gran experiencia como gerente. Por eso estoy aquí, porque no solamente era tremendo pelotero, sino una gran persona. Siempre se llevaba bien con sus compañeros. Un talento especial, que no se ve. Cuando lo vi jugar, dije que iba a ser un [Salón] de la Fama".

    Más »
  • Vladimir Guerrero, el orgullo de Don Gregorio a Cooperstown como Angelino

    NUEVA YORK -- Vladimir Guerrero siempre fue inmensamente fiel a sus raíces. Tanto así, que incluso después de ganar millones de dólares como estrella de las Grandes Ligas, jamás se mudó de Don Gregorio, su pequeño pueblo natal en la costa sur de la República Dominicana.

    Ahora, el toletero famoso por su capacidad para batear cualquier lanzamiento y con un cañón en el brazo tendrá otro domicilio: en el Salón de la Fama del béisbol. Y cruzará el umbral de los inmortales con el uniforme de los Angelinos de Los Ángeles.

    Un día después de ser elegido para la exaltación a Cooperstown, Guerrero dijo el jueves que decidió entrar al Salón de la Fama como un Angelino, para convertirse en el primer jugador que ingresa al recinto con la gorra de ese equipo. El ex guardabosques jugó seis temporadas con los Angelinos (2004-09), con los que ganó su único premio al Jugador Más Valioso, después de pasar las ocho primeras temporadas de su carrera con los Expos (1996-2003). También vistió los uniformes de Texas (2010) y Baltimore (2011).

    "Lo pensé mucho, pero ahora me voy a ir con la gorra de Anaheim", dijo Guerrero en una rueda de prensa junto con Chipper Jones, Jim Thome y Trevor Hoffman, los otros miembros de la clase de 2018 del Salón de la Fama. "Esto no es solo de mi pueblo, no es solo de la República Dominicana. Es de todos los latinos".

    Guerrero es el tercer dominicano elegido al Salón, y el primer jugador de posición de su país que ingresa a Cooperstown después de los lanzadores Pedro Martínez y Juan Marichal.

    Video: Pedro Martínez entrevista Vladimir Guerrero

    Su combinación de poder con el bate, brazo endiablado en los jardines y velocidad en las bases lo metieron en esa inusual categoría de peloteros que pueden hacerlo todo bien, y con aparente facilidad.

    "Un talento increíble, tenía todas la herramientas", comentó Omar Minaya, gerente general de los desaparecidos Expos durante las dos últimas campañas de Guerrero con el equipo. "No era solo lo que hacía, sino que lo hacía todas las noches. Le hacía todas las cosas 'sobre': brazo sobre (promedio), bateo sobre, corrido sobre".

    Guerrero, usualmente tímido y de pocas palabras ante las cámaras, destacó la importancia de su círculo inmediato para su éxito en las mayores.

    "Si no, no estuviera viviendo en mí mismo pueblo", señaló. "Me siento contento desde que comencé en mi pueblo natal don Gregorio, uno trata de seguir compartiendo con su familia, con su gente que lo vio nacer, y eso lo voy a tener siempre en alto".

    También agradeció la oportunidad que le ofreció su primer manager en las mayores, su compatriota Felipe Alou, porque "me dio la oportunidad de jugar todos los días".

    Guerrero recordó que tuvo muchas lesiones en su primera temporada completa en las mayores en 1997 --en 1996 jugó apenas nueve partidos -- que lo limitaron a 90 encuentros y 325 turnos. De todas formas, bateó .302 con 11 jonrones y 40 remolcadas, exhibiendo chispazos del talento que lo llevó a acumular 449 cuadrangulares y promedio de .318.

    "Me dio la confianza", señaló sobre Alou. "Y le hice un gran trabajo".

    Más »
  • Vladimir Guerrero será el primero en representar a Angelinos en el Salón de la Fama

    El dominicano Vladimir Guerrero será el primer miembro del Salón de la Fama en representar a los Angelinos, cuando sea inmortalizado durante la ceremonia del 29 de julio en Cooperstown.

    Guerrero dijo en la rueda de prensa del jueves en Nueva York -- junto a los otros nuevos miembros Chipper Jones, Jim Thome y Trevor Hoffman -- que en la placa estará con la gorra de los Angelinos.

    "Este es un día especial y de mucho orgullo para Vladimir Guerrero, su familia, sus compatriotas en la República Dominicana y por supuesto para los aficionados de los Angelinos", expresó el dueño de los Angelinos, Art Moreno, por medio de un comunicado. "Su entrada al Salón de la Fama causa un gran impacto para muchos. Estamos orgullosos y privilegiados de que se convierta en el primer jugador en ser inmortalizado en Cooperstown con la gorra de los Angelinos. Representó a cuatro buenas organizaciones durante su carrera como jugador y su entrada es especial para cada club".

    Guerrero jugó seis campañas con los Angelinos, con cuatro convocatorias al Juego de Estrellas, cuatro Bates de Plata, cinco participaciones en la postemporada y un premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 2004. En aquel trecho, bateó .319/.381/.546 con 173 jonrones y 616 impulsadas en 846 juegos. Jugó sus primeras ocho temporadas de Grandes Ligas con los Expos de Montreal.

    Más »
  • Sueño cumplido: Vladimir Guerrero elegido al Salón de la Fama

    La segunda oportunidad tenía que ser la vencida para el ex astro dominicano Vladimir Guerrero, después de quedarse corto en su primer año en las votaciones para el Salón de la Fama de Grandes Ligas.  

    Guerrero, uno de los jugadores más carismáticos y talentosos de su generación, fue elegido el miércoles al Salón de la Fama tras llevarse el 92.9% de los votos por parte del electorado de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica (BWAA, por sus siglas en ingles), superando por mucho el 75% de los votos requeridos para ser exaltado.

    Video: Guerrero se entera de su elección a Cooperstown

    De 42 años de edad, Guerrero se convierte en el tercer pelotero nacido en la República Dominicana en ingresar al Salón de la Fama -y el primer jugador de posición- uniendo su nombre al de Juan Marichal y Pedro Martínez.

    Guerrero jugó la mayor parte de sus 16 años de carrera en la Gran Carpa como jardinero por los Expos y Angelinos, aunque también tuvo un breve paso por los Rangers y Orioles en el ocaso de su carrera. Aún se desconoce qué equipo Guerrero representará en su placa. Los Expos cuentan con tres inmortales del béisbol -- Gary Carter, Andre Dawson y Tim Raines - quienes aparecen en sus placas del Salón con la gorra de Montreal. Los Angelinos aún no tienen a un representante en Cooperstown.

    Un pelotero de cinco herramientas, Guerrero finalizó su carrera con promedio de .318, porcentaje de embasarse de .379 y .553 de slugging, 449 cuadrangulares, 1,496 carreras empujadas, 2,590 imparables y 1,328 carreras anotadas. Contaba con un potente brazo y fue una amenaza en las bases al inicio de su carrera, en la que acumuló 181 estafas -- 40 en 2002 y 37 en 2001. Su palmarés incluye nueve selecciones al Juego de Estrellas y ocho Bates de Plata.

    Tras dejar Montreal para firmar con los Angelinos como agente libre, Guerrero fue reconocido como el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 2004, año en que tuvo una línea ofensiva de .337/.391/.598 junto a 39 jonrones, 126 carreras producidas, 39 dobles y 15 bases robadas para ayudar a los Angelinos a ganar el banderín del Oeste de la Liga Americana.

    Dotado con una estupenda coordinación mano-ojo y la osadía de hacerle swing a todo, Guerrero forjó una reputación como el mejor bateador de lanzamientos malos en el juego, llegando al punto de conectar imparables a pitcheos que primero picaban en el terreno.

    Mike Scioscia, quien dirigió a Guerrero durante sus seis temporadas en Anaheim, dice que la zona de strike del cañonero abarcaba "desde la nariz, hasta sus pies, literalmente".

    "Este muchacho era una máquina en el plato", expresó el capataz sobre Guerrero durante una entrevista para MLB Network Radio.

    Más »
  • Mariano Rivera encabeza el grupo de nuevos aspirantes al Salón para el 2019

    El panameño Mariano Rivera fue una de las mayores figuras que definieron su generación y no sólo por ser el mejor cerrador en la historia. Ningún pelotero fue un mejor embajador del juego.

    Ahora de cara a la boleta para el Salón de la Fama del 2019, debemos comenzar con uno de los mejores integrantes de los Yankees para hablar del grupo -- que también incluye al recién fallecido Roy Halladay, Todd Helton y Andy Pettitte -- que estará en la boleta por primera vez.

    Cada uno tiene buenas posibilidades, en un momento en que los votantes decidieron fijar una cifra récord para los que ingresarán este año. La Asociación de Cronistas de Béisbol (BBWAA) ha enviado a Cooperstown a 16 ex jugadores en los últimos cinco años, después de reconocer a apenas nueve en los ocho anteriores.

    En 74 votaciones para el Salón de la Fama, 16 elegidos es un récord para cualquier período de cinco años, después de que se anunció que el dominicano Vladimir Guerrero, Chipper Jones, Jim Thome y Trevor Hoffman recibieron más del 75% (317) en 422 boletas.

    Esas son buenas noticias, porque hay asuntos por resolverse, comenzando con el boricua Edgar Martínez, quien estará en su 10mo y último año en la boleta en el 2019. El ex toletero tuvo un gran ascenso esta vez, subiendo del 58.6% al 70.4%. De todas maneras, Martínez terminó a 20 votos de ser inmortalizado, pero está en una buena posición para el 2019.

    Ahora enfoquémonos otra vez en Rivera. Para el istmeño, el debate no será si ingresará al Salón de la Fama, sino lo cerca que estará de ser una decisión unánime. En 74 elecciones pasadas, los cuatro que han recibido el mayor porcentaje de votos fueron los siguientes:

    • Ken Griffey Jr. (99.32 por ciento en el 2016)
    • Tom Seaver (98.84 por ciento en 1992)
    • Nolan Ryan (98.79 por ciento en 1999)
    • Cal Ripken Jr. (98.53 por ciento en el 2007)

    El historial de Rivera puede ser uno de los más impresionantes. Consiguió el último out de la Serie Mundial en cuatro ocasiones y tuvo un casi increíble WHIP de 0.759 en 96 presentaciones de postemporada.

    Además, Rivera también fue convocado 13 veces al Juego de Estrellas y es el líder de todos los tiempos en rescates (652). En 1,115 partidos de temporada regular, promedió exactamente un corredor embasado por entrada.

    Existe un claro argumento en el caso de Halladay, cuya muerte a los 40 años de edad en noviembre tras un accidente aeronáutico afligió al mundo del béisbol, a su familia y a sus amigos.

    En 16 campañas, Halladay ganó dos premios Cy Young y fue convocado a ocho Juegos de Estrellas. Su juego sin hit ni carrera contra los Rojos en la Serie Divisional de la Liga Nacional del 2010 fue una de las presentaciones más dominantes de todos los tiempos. Halladay también tiró un juego perfecto contra los Marlins en la temporada regular de ese mismo año. Halladay tendría asegurado un puesto en el Salón de la Fama tras un trecho de 11 temporadas (2001 al 2011) en el que tuvo foja de 175-78 con 1.113 de WHIP y 2.98 de efectividad en 319 aperturas.

    Helton jugó 17 campañas, todas con los Rockies, participó en cinco Juegos de Estrellas y ganó tres Guantes de Oro. Su porcentaje de embasarse de .414 lo coloca entre los mejores 26 de todos los tiempos y su OPS de .953 ocupa el 19no puesto.

    El caso de Helton sufrirá un golpe -- como lo fue con su ex compañero Larry Walker -- por jugar en el Coors Field, un estadio que favorece a los bateadores. Sin embargo, aunque Walker sólo jugó el 30% de sus encuentros en Denver, Helton fue parte de los Rockies toda su carrera. En 1,141 compromisos en casa, sus estadísticas son dignas del Salón de la Fama: Promedio de .345, porcentaje de embasarse de .441 y OPS de 1.048. En 1,106 juegos en la ruta, Helton bateó .287 con porcentaje de embasarse de .386 y OPS de .855.

    Entre otros en la boleta por primera vez en el 2019: El infielder Michael Young, el torpedero dominicano Miguel Tejada, el inicialista/guardabosque Lance Berkman y el lanzador Roy Oswalt.

    El hecho de que son tomados en cuenta es un testimonio de que tuvieron logros que otros solamente pueden soñar. Unos pocos recibirán el mayor honor en el béisbol, pero ése es el propósito.

    Cuando Joe Torre quedó corto en su intento al Salón de la Fama como jugador, fue muy honesto: "Es el Salón de la Fama. Se supone que es difícil ingresar".

    De todas maneras, Torre tuvo otro camino y en el 2014, fue elegido por su carrera de 29 años como manager que incluyó cuatro títulos de Serie Mundial con los Yankees.

    "Decir que es un gran honor no comienza a describir lo que significa para mí", expresó Torre.

    Más »
  • Así reaccionaron los nuevos elegidos al Salón de la Fama

    Ahora que sabemos quiénes son los nuevos elegidos al Salón de la Fama, podemos revivir el momento en que cada uno de ellos supo la buena noticia.

    Chipper Jones, Vladimir Guerrero, Trevor Hoffman y Jim Thome estuvieron acompaños por sus seres queridos, cada uno reaccionó de una manera un poco diferente.

    Chipper Jones

    La leyenda de los Bravos, Chipper Jones, habló con MLB Network desde su hogar en Milton, Georgia, pero he aquí su reacción de la llamada con código de "212" (ciudad de Nueva York). Jones también recibió una llamada sorpresa vía FaceTime de un ex compañero John Smoltz. Y el actual primera base de Atlanta, Freddie Freeman, hizo acto de presencia in attendance también:

    Jones habló de "momentos de escalofrío" que vivió cuando recibió la noticia y compartió un momento especial con sus padres:

    Jones fue apenas el segundo jugador elegido al Salón tras ser el primer seleccionado en el draft amateur, siendo el primero Ken Griffey Jr.

    Vladimir Guerrero

    Vladimir Guerrero estaba con su familia al momento de saber la noticia de que era parte del grupo elegido para el 2018. El dominicano se conectó a Twitter no sólo para darle las gracias al béisbol, sino también para felicitar a los otros elegidos:

    Guerrero habló con MLB Network y volvió a dar las gracias. Su compatriota y también inmortal de Cooperstown, Pedro Martínez lo felicitó.

    Vladimir es el primer jugador de posición dominicano en ser elegido al Salón. Era la segunda oportunidad en la boleta del Jugador Más Valioso de la Liga Americana del 2004.

    Jim Thome

    Cuando Jim Thome recibió la llamada, fue todo un caballero. Harold Reynolds, en la entrevista con Thome para MLB Network, destacó la personalidad del ex toletero al decir que "su gentileza le facilitó la elección al Salón de la Fama". Thome estuvo acompañado de familiares y amigos, con esa sonrisa de siempre:

    Thome conectó 612 jonrones (octavo en la lista de todos los tiempos) y fue elegido en su primera oportunidad en la boleta.

    Trevor Hoffman

    El cerrador de tantos años de los Padres, Hoffman tuvo efectividad de por vida de 2.87 y 601 juegos salvados en una carrera de 18 años.

    Cuando recibió la noticia de que estará en Cooperstown en julio, su familia se vio tan emocionada como él:

    "Creo que todo el mundo está bien emocionado," dijo Hoffman. Todos gritaron y aplaudieron.

    ¡Felicidades a todos los nuevos elegidos!

    Más »