Salón de la Fama

Jeter celebra que Rivera ingrese al Salón

Mariano Rivera será exaltado al Salón de la Fama este año y se ex compañero Derek Jeter, ahora dueño de los Marlins, está encantado de que el panameño sea el primero en obtener el 100% de los votos. Más »

Videos Culminantes

  • Vlad agradecido

    Vladimir Guerrero se dijo agradecido por su exaltacion al salon de la Fama de Cooperstown

  • Ministro celebra a Vlad

    El Ministro de Deportes de R.D. celebra la exaltacion de Vladimir

  • Vazquez comparte la alegria

    Elias Vazquez comparte la felicidad por la exaltacion de Vladimir

  • Paulino goza Cooperstown

    Abel Paulino goza las celebraciones con Vladimir Guerrero

  • Noboa elogia a Vlad

    El Comisionado de Beisbol de R.D., Ricky Noboa, elogia a Vladimir Guerrero

  • Mejia contento por Vlad

    El Presidente de la Liga Dominicana se expresa contento por Vladimir

  • Vlad sobre la familia

    Vladimir Guerrero habla de sus hermanos y sus hijos en el béisbol

  • Vladimir contento

    El dominicano Vladimir Guerrero se dijo agradecido y contento tras ser elegido a Cooperstown

  • Entrevista a Vladimir Guerrero

    Vladimir Guerrero platica sobre su exaltación al Salón de la Fama y de lo contento que se siente de poner en alto a República Dominicana

  • Minaya sobre Guerrero

    Omar Minaya recuerda el paso de Vladimir Guerrero por Montreal

  • Mota sobre Vladimir

    José Mota orgulloso de Vladimir Guerrero

  • Pedro entrevista a Vladi

    Pedro Martínez entrevista a su compatriota Vladimir Guerrero, el nuevo intregante del Salón de la Fama 2018

  • Pudge orgulloso

    Pudge orgulloso de representar a Puerto Rico y a los latinos en Cooperstown

  • Pudge sobre Cooperstown

    Ivan Rodriguez habla de su visita a Cooperstown y su proxima exaltacion

  • Rueda de prensa con Pedro

    Rueda de prensa con Pedro, elegido al Salon de la Fama de Cooperstown

  • 2015 Hall of Fame nominees

    Look back at the incredible careers of Pedro Martinez, Randy Johnson, Gary Sheffield and John Smoltz en route to the 2015 HOF ballot

  • Ten named to Golden Era ballot

    MLB.com's Tracy Ringolsby discusses the process involved for voting on the National Baseball Hall of Fame Golden Era ballot

  • Golden Era Hall of Fame ballot

    Brian Kenny, Mark DeRosa, Ron Darling and Jay Jaffe discuss which candidates stand out on the Golden Era Hall of Fame ballot

  • 2014 HOF inductees discuss honor

    Bobby Cox, Tony La Russa, Joe Torre, Tom Glavine, Greg Maddux and Frank Thomas reflect on their Hall of Fame inductions

  • Braves on Hall of Fame honor

    Bobby Cox, Greg Maddux and Tom Glavine talk about how special it is to be inducted into the Hall of Fame as members of the same class

  • Hall of Fame plaques installed

    Hall of Fame plaques are added in Cooperstown for the class of 2014

  • Hall of Famers show comical side

    Tony La Russa, Bobby Cox, Tom Glavine and Joe Torre share funny stories from their careers during their Hall of Fame induction speeches

  • Hall of Fame Rule Change

    Brian Kenny, Sean Casey, James Denton and Ken Rosenthal discuss the new Hall of Fame voting eligibility and the Red Sox/Rays controversy

Titulares

  • Mariano Rivera (100%) y Mike Mussina elegidos al Salón de la Fama

    NUEVA YORK -- Mariano Rivera se convirtió en el primer jugador que llega al Salón de la Fama del béisbol con un voto unánime, al ser elegido junto a Roy Halladay, Edgar Martínez y Mike Mussina.

    Rivera recibió todos los 425 votos en la elección de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica (BBWAA), cuyos resultados fueron anunciados el martes. El cuarteto será exaltado en Cooperstown el 21 de julio, junto a Harold Baines y Lee Smith, seleccionado por un comité especial.

    Rivera será el segundo pelotero panameño en Cooperstown, y el primero desde Rod Carew en 1951.

    Con su fulminante recta cortada, el relevista fijó el récord histórico de salvamentos con 652 en 19 temporadas con los Yanquis de Nueva York, además de 42 adicionales en la postemporada. Su dominio fue esencial para la dinastía de los Yanquis que conquistó cinco campeonatos de la Serie Mundial.

    Ken Griffey Jr. detentó la marca del mayor porcentaje de apoyo con 99,32 por ciento cuando obtuvo 437 de los 440 votos hace dos años.

    En su décimo y último intento en la papeleta de la BBWAA, Martínez finalmente alcanzó el 75 por ciento necesario. Obtuvo el 85,4 por ciento para convertirse en el quinto puertorriqueño en el Salón de la Fama, junto a Roberto Clemente, Orlando Cepeda, Roberto Alomar e Iván Rodríguez.

    De por vida, Martínez bateó para .312 en 18 campañas con los Marineros de Seattle. Junto a Baines se sumará a Frank Thomas como los únicos miembros del Salón de la Fama que disputaron la mayoría de sus juegos en la función de bateador designado. Un cuarto podría llegar en 2022, primer año de elegibilidad para el dominicano David Ortiz.

    Halladay, quien recibió el 85,4 por ciento, será el primer jugador en ser exaltado de manera póstuma desde Deacon White en 2013. As de los Azulejos de Toronto y Filis de Filadelfia, Halladay falleció en noviembre de 2017, a los 40 años, cuando la avioneta que piloteaba se estrelló en la costa del Golfo de México en Florida.

    Mussina cumplió una trayectoria de 18 campañas con los Orioles de Baltimore, acumulando una marca de 270-153 con 2.813 ponches. Consiguió el 76,7 por ciento, siete votos más de los 319 que se precisaban para ser elegido.

    Hijo de pescadores, Rivera captó la atención de los Yanquis cuando dejó de jugar como campocorto y optó por lanzador. Firmó en 1990 con el que acabó siendo su único club, debutando en 1995.

    Como parte de un núcleo formado por el equipo, que incluyó a Derek Jeter, Andy Pettitte y Jorge Posada, Rivera se coronó campeón de la Serie Mundial cuatro veces, primero con el tricampeonato entre 1996-2000 y el último en 2009.

    "Mariano es un pitcher singular, que solo se una vez, y el mejor cerrador de todos los tiempos", destacó Posada.

    "Un Salón de la Fama como compañero. Y un Salón de la Fama como persona", acotó Jeter.

    Los Yanquis ni siquiera tuvieron que esperar hasta su último juego para retirar el número 42 que lució. Resultó ser el último pelotero en las mayores en tener ese número, que fue retirado en 1997 en honor a Jackie Robinson.

    "Ser el último 42 elegido al Salón de la Fama y, unánime, es increíble", dijo Rivera.

    Con Rivera y Smith, la cuenta de relevistas en el Salón de la Fama subirá a ocho, uniéndose a Hoyt Wilhelm (1985), Rollie Fingers (1992), Dennis Eckersley (2004), Bruce Sutter (2006), Rich Gossage (2008) y Trevor Hoffman (2018).

    Martínez empezó su carrera como tercera base, no fue hasta los 27 años que completó una campaña con más de 100 juegos y se convirtió en bateador designado a tiempo completo a los 32. Fue lo que hizo hasta que se retiró en 2002, con 41 años. Ganó dos títulos de bateo y acumuló 309 carreras.

    Su elección pareció improbable hasta hace poco. Su apoyo llegó a caer hasta un 25,2 por ciento en 2014, pero repuntó en los últimos años gracias al impulso que recibió de expertos en análisis estadístico y una vibrante campaña en redes sociales.

    Roger Clemens y Barry Bonds volvieron a quedarse cortos, aunque con un incremento paulatino de votos, ambos con siete años en la papeleta. Clemens obtuvo 59,5 por ciento, Bonds recibió 59,1.

    También en su séptima oportunidad, Curt Schilling llegó al 60.9. De ideología conservadora, Schilling recibió el apoyo del presidente Donald Trump en Twitter el domingo, cuando el domingo ya se había completo.

    Larry Walker fue el otro que apareció en más de la mitad de los votos con 54,6. El venezolano Omar Vizquel llegó a 42,8 en su segundo año, luego que debutó con 37.

    VOTACIÓN PARA EL SALÓN DE LA FAMA

    425 votos emitidos, se necesitaban 319

    x-Mariano Rivera 425 (100.0); x-Roy Halladay 363 (85.4); Edgar Martínez 363 (85.4); Mike Mussina 326 (76.7); Curt Schilling 259 (60.9); Roger Clemens 253 (59.5); Barry Bonds 251 (59.1); Larry Walker 232 (54.6); Omar Vizquel 182 (42.8); Fred McGriff 169 (39.8); Manny Ramírez 97 (22.8); Jeff Kent 77 (18.1); Billy Wagner 71 (16.7); x-Todd Helton 70 (16.5); Scott Rolen 73 (17.2); Gary Sheffield 58 (13.6); x-Andy Pettitte 42 (9.9); Sammy Sosa 36 (8.5); Andruw Jones 32 (7.5).

    Recibieron menos de 22 votos (menos del 5 por ciento y quedan fuera): x-Michael Young 9 (2.1); x-Lance Berkman 5 (1.2); x-Miguel Tejada 5 (1.2); x-Roy Oswalt 4 (0.9); x-Plácido Polanco 2 (0.5); x-Rick Ankiel 0; x-Jason Bay 0; x-Freddy García 0; x-Jon Garland 0; x-Travis Hafner 0; x-Ted Lilly 0; x-Derek Lowe 0; x-Darren Oliver 0; x-Juan Pierre 0; x-Vernon Wells 0; x-Kevin Youkilis 0.

    x-primer año en la papeleta

    Más »
  • A-Rod sueña con poder entrar en el Salón de la Fama

    Alex Rodríguez será elegible para ingresar al Salón de la Fama en el 2022, y espera que Barry Bonds y Roger Clemens, dos de sus contemporáneos, ya estén en Cooperstown para ese entonces.

    "Por supuesto que quiero que entren, porque eso significaría que yo tendría la oportunidad de ingresar algún día", dijo Rodríguez en ESPN el miércoles.

    Tres excompañeros de A-Rod ingresaron al Salón de la Fama este año: El boricua Edgar Martínez, Mariano Rivera y Mike Mussina. Pero Bonds y Clemens se quedaron cortos nuevamente. En el séptimo de sus 10 años de elegibilidad para ser elegidos por la Asociación de Cronistas de Béisbol de Nortemérica (BBWAA, por sus siglas en inglés), Bonds vio crecer su porcentaje de votos de 56.6% a 59.1%, y Clemens subió de 57.3% a 59.5%. Se necesita de al menos 75% para poder ingresar.

    Bonds y Clemens tienen tres años más de elegibilidad, y en el último, podrían coincidir con el primero de Rodríguez.

    Al igual que Rodríguez, Bonds y Clemens están entre los mejores jugadores de la historia, pero el hecho de estar relacionados con la sospecha del consumo de sustancias que aumentan el rendimiento ha empañado sus carreras.

    "Rezo todos los días para poder tener la oportunidad de ingresar. El Salón de la Fama es el lugar más importante", dijo Rodríguez. "Si ves las carreras de Roger y Barry en específico, si detienes sus carreras a sus 33, 34 años, serían elegidos en su primer año en la boleta, antes de que empezara el ruido de las sustancias prohibidas. Me agradan ambos, somos amigos y estoy apoyándolos".

    Rodríguez disparó 696 cuadrangulares y 3,115 imparables en sus 22 años de carrera con los Marineros, Rangers y Yankees, antes de anunciar su retiro tras la temporada del 2016. Fue tres veces el Jugador Más Valioso de la Liga Americana y asistió a 14 Juegos de Estrellas, además de ganarr una Serie Mundial con los Yankees en el 2009. Fue suspendido para la temporada del 2014 por violar el Programa de Tratamiento y Prevención de Drogas de MLB.

    Si Bonds y Clemens son elegidos en uno de sus últimos tres años en las boletas, podría significar una señal de cambio de filosofía entre los votantes que también podrían inclinarse por Rodríguez, que enfrenta una situación similar. A-Rod entiende los errores que cometió.

    "Asumí mis errores", dijo Rodríguez. "Espero poder entrar algún día".

    Más »
  • Derek Jeter estará entre los debutantes en la boleta del Salón de la Fama para el 2020

    La Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica acaba de completar uno de los quinquenios más prolíficos del proceso de votación al Salón de la Fama en la historia. Y es casi una certeza que se elija a por lo menos a un jugador más el próximo año, cuando Derek Jeter aparecerá en la boleta por primera vez.

    • Mariano, Edgar, Halladay y Mussina al Salón

    Ahora que ya sabemos quiénes integrarán el grupo del 2019 durante la ceremonia de exaltación de julio en Cooperstown, vamos a darles un vistazo a los que deben de ser los temas más importantes de la boleta de la BBWAA en el 2020.

    La coronación del Capitán
    Jeter, uno de los jugadores más populares en la historia del béisbol, tiene la oportunidad de lograr lo mismo que acaba de conseguir el panameño Mariano Rivera: ser electo por unanimidad en la votación de la BBWAA. Incluso si Jeter no alcanza el 100%, su ceremonia de exaltación podría romper el récord de 82,000 personas que fueron a ver a Tony Gwynn y Cal Ripken Jr. recibiendo sus placas en el 2007. Podría ser la primera vez que asisten 100,000 personas al evento en Cooperstown, si es que no pasa primero este año.

    Video: Jeter hits leadoff and walk-off homer in World Series

    ¿Será su año?
    El ascenso de Larry Walker hacia el 75% --pasó de 34.1% a 54.6% en su noveno año de elegibilidad-es similar al de Martínez y ahora la ex estrella de los Rockies espera tener un cierre parecido en su último año. Los votantes parecen estarse desligando del efecto Coors Field y reconociendo los grandes números de Walker fuera de Denver. De ser electo, Walker sería el primer jugador con la gorra de los Rockies en Cooperstown.

    Video: A look back at Walker's first and last MLB home runs

    Tres polémicos candidatos, Barry Bonds, Roger Clemens y Curt Schilling, mejoraron ligeramente este año, pero el tiempo se empieza a agotar. Los tres tienen números incuestionables, pero un largo porcentaje de los votantes de la BBWAA nunca votará por ellos debido bien sea a las alegaciones de dopaje en el caso de Bonds y Clemens y a las controversias que han acompañado a Schilling después de retirado. A los tres les quedan tres años más en la papeleta.

    Video: 2004 ALCS Gm6: Schilling's epic performance

    El reloj también sigue avanzando para algunos candidatos, incluyendo al dominicano Sammy Sosa (va a su octavo año de elegibilidad), Jeff Kent (séptimo), Gary Sheffield (sexto), Billy Wagner (quinto), el dominicano Manny Ramírez (cuarto), Scott Rolen (tercero), el venezolano Omar Vizquel (tercero) y Todd Helton (segundo).

    Los otros debutantes
    Más allá de Jeter, ninguno de los otros jugadores que se estrenarán el próximo año en la elección es una fija para ser exaltado, y es probable que a todos los cueste recibir el 5% requerido para seguir en la papeleta. Dicho eso, varios tienen argumentos bien interesantes.

    El venezolano Bobby Abreu nunca fue visto como un Salón de la Fama a lo largo de su carrera de 18 años, en la que fue dos veces al Juego de Estrellas y nunca terminó entre los primeros 10 en la votación del JMV. Pero se retiró con números que podrían llamar la atención de los votantes más dados a valorar las métricas modernas, como una línea ofensiva de .291/.395/.475 (128 OPS+), casi 2,500 hits, 400 bases robadas y 60 de WAR.

    Video: SD@NYM: Abreu colecta cuatro hits contra San Diego

    Jason Giambi fue Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 2000 y pegó 400 jonrones, pero sus vínculos con las sustancias prohibidas podrían entorpecerle el camino. El caso de Cliff Lee se enfoca básicamente en el período entre el 2008 y el 2013, cuando dejó 2.89 de efectividad (140 ERA+), una proporción de 6.1 ponches por cada boleto y ganó un Premio Cy Young.

    Paul Konerko pasó casi toda su carrera con los Medias Blancas - ayudándolos a ganar la Serie Mundial del 2005-y puso números sólidos, empezando por sus 439 jonrones. Pero el estándar para los inicialistas es muy alto y Konerko aportó poco defendiendo y corriendo, razón por la cual su WAR es inferior a 30.

    Aunque la boleta del 2020 no será oficial sino hasta dentro de unos meses, se espera que se incluyan otros nombres interesantes, así sea difícil imaginar que consigan el 5%. Entre ellos estarían Josh Beckett, Eric Chávez, Adam Dunn, el dominicano Rafael Furcal, Raúl Ibáñez, el dominicano Carlos Peña, Brian Roberts y el quisqueyano Alfonso Soriano.

    Más »
  • ¿Será Derek Jeter el próximo unánime en ingresar al Salón de la Fama?

    Mariano Rivera ingresó al Salón de la Fama del béisbol sin un solo voto discrepante. El año próximo será el turno de Derek Jeter y tampoco esperen mucha oposición.

    Jeter encabezará el grupo de candidatos elegibles para Cooperstown en 2020, y ahora que el panameño Rivera se convirtió en el primero pelotero en ser elegido por unanimidad, no causará sorpresa si otra estrella trascendental de los Yanquis de Nueva York logre lo mismo. Con 3.465 hits y cinco títulos de la Serie Mundial, Jeter no tendría que preocuparse mucho.

    El que entre por unanimidad es otra cosa. Luego que su viejo compañero estableció un hito como el primero jugador que recibe un 100 por ciento de respaldo, algunos cronistas estarían tentados de votar en forma estratégica: nadie puede seleccionar a más de 10 juegos, por lo que para algunos tiene sentido descartar a cierto individuo para apoyar a un jugador menos favorecido.

    Pero nadie dejó fuera a Rivera, y la aureola de Jeter es similar.

    Lo que habría que tomar en cuenta para la próxima votación:

    LOS OTROS DESTACADOS

    Jeter quizás sea el único en ser elegido en su primer año de elegibilidad el año entrante, pero hay un puñado de nuevos candidatos que sobresalieron también.

    Cliff Lee ganó un premio Cy Young y Jason Giambi el del Jugador Más Valioso. El dominicano Alfonso Soriano redondeó una temporada de 40 jonrones y 40 robos en 2006.

    LA ÚLTIMA OPORTUNIDAD

    Edgar Martínez se ganó el ingreso al Salón de la Fama este año en su última oportunidad en la papeleta. Fred McGriff no pudo. La próxima votación será la décima y última para Larry Walker. Su porcentaje de votos se disparó de 34 a 55. Necesitará de un incremento similar para entrar.

    BONDS Y CLEMENS

    Con sus candidaturas estancadas por haber sido vinculados a los escándalos de dopaje, Barry Bonds y Roger Clemens no logran subir con fuerza. Clemens recibió el 59,5 por ciento del voto y Bonds el 59,1. El año pasado, Clemens quedó con 57,3 y Bonds llegó a 56,4.

    En teoría, los dos tienen tiempo para ganar terreno. Martínez estaba por debajo de 50 por ciento hace tres años, pero la reticencia en contra de Bonds y Clemens es muy fuerte.

    OTROS EN COLA

    Cuatro jugadores fueron elegidos este año por la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica, y con solo Jeter como figura sobresaliente entre los nuevos, la sensación es que la papeleta se despejará el año próximo. Serían buenas noticias para jugadores como Walker, Curt Schilling (61 por ciento este año) y el venezolano Omar Vizquel (43 por ciento). Walker solo tiene una oportunidad adicional, pero Schilling y Vizquel tendrán oportunidades para seguir subiendo en 2020 y luego en 2021, cuando la lista de nuevos candidatos no parece ser tan formidable.

    ¿ÍDOLO SABERMÉTRICO?

    Si busca un candidato que de momento pasa inadvertido pero que sería bien valorado al pasar por el examen de las estadísticas avanzas, pues Bobby Abreu aparecerá en 2020. El venezolano fue seleccionados dos veces al Juego de Estrellas, pero acabó su carrera con un promedio de embasado de .395. Según Baseball-Reference.com, Abreu acumuló un 60 en WAR en su carrera, casi la misma cifra del dominicano Vladimir Guerrero, elevado al Salón de la Fama en 2018.

    Más »
  • Omar Vizquel recibió más apoyo en las votaciones para el Salón este año

    Omar Vizquel va por buen camino en las votaciones para el Salón de la Fama, con un aumento de casi seis por ciento comparado con el año pasado.

    El ex torpedero venezolano recibió 182 de los 425 votos (42.8%) emitidos por los miembros de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica (BBWAA, por sus siglas en inglés), que fueron revelados el martes.

    El oriundo de Caracas recibió el 36.9% de los votos en el 2018, su primer año en la papeleta. Es buena señal para Vizquel, quien tiene ocho años más para alcanzar el 75% de los votos que se requiere para ser exaltado a Cooperstown.

    Vizquel bateó .272 con 2,877 imparables, 951 remolcadas y 404 bases robadas en 24 temporadas de Grandes Ligas, en las que fue convocado a tres Juegos de Estrellas. Pero fue en las paradas cortas que realmente brilló.

    A Vizquel se le recuerda por sus impresionantes jugadas defensivas. Ganó un total de 11 Guantes de Oro, incluso nueve de manera consecutiva de 1993 al 2001 con los Marineros y los Indios. Se encuentra en el noveno lugar en la lista de todos los tiempos con un WAR (victorias por encima de reemplazo) defensivo de 29.5.

    Más »
  • Los mejores momentos de Mariano Rivera, elegido de manera unánime al Salón de la Fama

    La carrera del panameño Mariano Rivera, nuevo miembro del Salón de la Fama, incluyó 652 salvados en temporada regular y otros 42 en postemporada, por lo que hay bastante para elegir a la hora de recopilar sus mejores momentos.

    Entonces, para honrar al mejor cerrador de todos los tiempos, elegido de manera unánime al Salón de la Fama el martes, MLB.com les da un vistazo a 13 momentos, uno por cada participación en el Juego de Estrellas, que ayudaron a convertir a Rivera en la leyenda que es.

    1. Séptimo cielo
    Entró a lanzar en el noveno inning del Juego 7 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana del 2003 con la pizarra entre los Yankees y Medias Rojas empatada a cinco. Terminó tirando tres entradas en blanco con 48 pitcheos, sirviendo la mesa para el célebre jonrón de oro de Aaron Boone en el cierre del undécimo episodio. Fue declarado JMV de dicha serie al permitir una sola rayita en ocho capítulos.

    Video: Mariano Rivera sobre su elección al Salón

    2. El mejor equipo de la historia
    Rivera, quien en 1997 había experimentado su primer fallo en postemporada, respondió con un octubre inolvidable en 1998, lanzando 13.1 actos en blanco repartidos en 10 juegos, con seis salvados en seis oportunidades, incluyendo tres contra los Padres en la Serie Mundial.

    3. JMV
    Rivera se llevó el salvado en el juego decisivo de la Serie Mundial por segundo año corrido cuando los Yankees completaron una barrida de los Bravos el 27 de octubre de 1999 en el Bronx. El panameño volvió estar inmaculado, con 12.1 innings sin recibir rayitas en la postemporada y el premio JMV de la Serie Mundial.

    4. Un día de récords
    Rivera llegó a 500 salvados el 28 de junio del 2009 en el Citi Field contra los Mets, pero fue el boleto con las bases llenas que recibió en la parte alta del noveno lo que se robó el show ese día. Fue la única carrera empujada de su carrera.

    5. El Rey de Queens
    En su 13er y último Juego de Estrellas aquella noche de verano del 2013 en el Citi Field, Rivera salió corriendo desde el bullpen y no encontró a nadie en el terreno. El manager de la Liga Americana, Jim Leyland, lo trajo en el octavo para asegurarse de que lanzara, y luego les pidió a los jugadores que no salieran al diamente para que Rivera fuese aplaudido como se merecía. Mariano tiró un inning en blanco y fue el JMV del partido.

    Tweet from @LasMayores: Pueblo donde se crio Mariano Rivera celebr�� en grande su elecci��n al @baseballhall. Aqu�� la nota especial: https://t.co/m97sT9RcSE #HOF2019 #LasMayores 🇵 pic.twitter.com/QjCGbBV3XB

    6. El número 602
    Rivera ya se había unido a Trevor Hoffman como los únicos en la historia con 500 y 600 juegos salvados, pero el rescate número 602 le permitió al panameño convertirse oficialmente en el líder de todos los tiempos. Fue el 19 de septiembre del 2011 ante los Mellizos en el Yankee Stadium y el último out lo logró ponchando a Chris Parmelee.

    7. Bienvenido a octubre
    Las leyendas tienen que comenzar en algún momento, y la de Mariano arrancó el 4 de octubre de 1995 en el Yankee Stadium. El diestro entró a lanzar con los Yankees abajo en el Juego 2 de la Serie Divisional de la Liga Americana por 5-4 ante los Marineros en la primera mitad del 12do. Ponchó a Jay Buhner y luego vio cómo sus compañeros empataban el partido enseguida. Retiró a 10 de los 12 que enfrentó y los Yankees terminaron ganando en el 15to. Fue su presentación oficial ante el mundo del béisbol.

    8. Primero hay uno solo
    Rivera no era el cerrador de los Yankees en 1996, pero se dejó sentir, y de qué manera, como preparador de John Wetteland, tanto que hasta terminó tercero en la votación al Premio Cy Young. En el Juego 6 de la Serie Mundial, retiró a seis de los siete bateadores de los Bravos que enfrentó y luego celebró el primer título de los Yankees desde 1978 y el primero de los cinco anillos que conseguiría.

    Tweet from @LasMayores: As�� reaccionaron los nuevos INMORTALES LATINOAMERICANOS. 🇵 🇵#HOF2019 #LasMayores pic.twitter.com/6aSefKwZzI

    9. New York, New York
    Para los fanáticos de los Yankees, no ha habido una Serie Mundial más importante que la del 2000 contra los Mets. Aunque Rivera permitió dos carreras en el Juego 2, repuntó con salvados en los Juegos 4 y 5, éste último para sellar el tercer campeonato corrido del equipo de Joe Torre. Con el rescate del Juego 5, llegó a siete en Series Mundiales, estableciendo un nuevo récord.

    10. De vuelta al tope
    El 4 de noviembre del 2009, los Yankees le dieron la bola a su legendario cerrador con ventaja de cuatro en el Juego 6 de la Serie Mundial y luego lo vieron conseguir los últimos cinco outs contra los Filis, para amarrar el quinto campeonato de la carrera del istmeño y el primero para los Bombarderos del Bronx desde aquel del 2000.

    11. Calurosa despedida
    El 21 de septiembre del 2008 es una fecha inolvidable para el béisbol en Nueva York. Ese día, ante los Orioles, los Yankees disputaron el último partido en el viejo Yankee Stadium. Rivera tomó la bola con ventaja de cuatro en el noveno y con 11 pitcheos despachó a Baltimore y cerró el telón del histórico estadio.

    12. Los monumentos viven para siempre
    El 22 de septiembre del 2013 fue declarado como el "Día de Mariano Rivera" en Nueva York, parte de unas horas memorables en el Bronx. Durante una ceremonia de 50 minutos antes del juego, los Yankees retiraron su número 42 y colgaron su placa en el Parque de los Monumentos, convirtiéndolo en el primer jugador activo en recibir tal honor. Para cerrar la fiesta, Metallica tomó el terreno para tocar "Enter Sandman", la música que utilizó Rivera cuando entraba a lanzar durante la mayor parte de su carrera.

    13. "Es hora de irse"
    La última presentación de Rivera en las Grandes Ligas, el 23 de septiembre del 2013, no fue una situación de salvado, ni siquiera una victoria de los Yankees. Con Nueva York abajo 4-0, Rivera sacó los últimos dos outs del octavo y los primeros dos del noveno antes de que el manager Joe Girardi mandara a Derek Jeter y a Andy Pettitte a sacar a su viejo amigo de la loma. "Es hora de irse", le dijo Jeter, a lo que Mariano respondió con una sonrisa antes de llorar en medio de una ovación inolvidable en el Yankee Stadium.

    Más »
  • La placa de Roy Halladay en Cooperstown no tendrá el logo de ningún equipo

    La placa de Roy Halladay no tendrá gorra con el logo de los Azulejos ni los Filis, debido a lo mucho que significaron para él ambas franquicias.

    La esposa del fenecido ex derecho de Grandes Ligas, Brandy, explicó la decisión de la familia el miércoles tras la rueda de prensa con la camada elegida para el 2019. Halladay fue elegido de manera póstuma en su primer año en la boleta con el 85.4% de los votos.

    Halladay lanzó sus primeras 12 temporadas de las Mayores con los Azulejos, asistiendo a seis Juegos de Estrellas y ganando el Premio Cy Young de la Liga Americana en el 2003 con el uniforme de Toronto. El diestro estuvo con los Filis durante las últimas cuatro campañas de su carrera, tirando un juego perfecto en la temporada regular del 2010 y un no-hitter en los playoffs del mismo año. También ganó el Cy Young de la Nacional en aquella campaña.

    Otro elegido este año, Mike Mussina, aún no decide entre los Orioles y los Yankees para su placa en Cooperstown.

    Más »
  • Aumentó el apoyo para Curt Schilling y Roger Clemens en la boleta del HOF

    BOSTON - De todos los jugadores en la papeleta del Salón de la Fama que no fueron elegidos para el pabellón de Cooperstown el martes, dos grandes figuras de los Medias Rojas - Curt Schilling y Roger Clemens - fueron quienes más cerca estuvieron de la inmortalidad.

    Schilling recibió 259 de los 425 votos emitidos, lo que equivale a un 60.9%. Se trata de un aumento notable para el monticular, que recibió el 51.2% de los votos el año pasado.

    Schilling, quien fue convocado a seis Juegos de Estrellas, tuvo marca de 216-146, efectividad de 3.46 y 3,116 ponches por los Orioles, Astros, Filis, D-backs y Medias Rojas. Es famoso por sus actuaciones en la postemporada (11-2, promedio de carreras limpias de 2.23 en 19 aperturas).

    A Schilling le quedan tres años más de elegibilidad en la boleta de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica (BBWAA, por sus siglas en inglés). Un candidato necesita el 75% de los votos para ser exaltado al Salón.

    Clemens también recibió más apoyo este año que en el 2018, con un aumento de 57.3% a 59.5% en las votaciones. El diestro tuvo foja de 354-184 con promedio de carreras limpias de 3.12 y 4,672 ponches en Grandes Ligas y ganó siete premios Cy Young. También fue reconocido como el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1986 como integrante de los Medias Rojas.

    Sin duda, Clemens estaría ya en el Salón de no ser por la sospecha de que utilizó sustancias para mejorar el rendimiento deportivo.

    Cuatro jugadores de la misma era de Schilling y Clemens (el panameño Mariano Rivera, el boricua Edgar Martínez, Mike Mussina y el fallecido Roy Halladay) fueron elegidos al Salón el martes.

    Más »
  • Barry Bonds recibió más votos, pero no los suficientes para soñar todavía con el Salón de la Fama

    SAN FRANCISCO -- Barry Bonds volvió a aumentar la cantidad de votos recibidos en la más reciente boleta del Salón de la Fama, cuyos resultados fueron anunciados el martes. Pero tendrá que dar pasos más grandes en el futuro para poder ser electo antes de salir de la boleta regular.

    Bonds recibió 251 votos de los 425 electores de la Asociación de Cronistas del Béisbol de Norteamérica. Eso representa el 59.1% del total, un incremento de 2.7% comparado con el 56.4% que sacó el año pasado. Sin embargo, sigue bien por debajo del 75% requerido para ser exaltado.

    El empujón que había venido recibiendo la candidatura de Bonds claramente se ha ido desvaneciendo. Subió de 36.8% en el 2015 a 53.8% en el 2017, pero combinando los últimos dos procesos sólo ha subido 5.3%, por debajo de los saltos que dio en 2015-16 (7.5%) y 2016-17 (9.5%).

    Dado que fue la séptima vez que Bonds apareció en la papeleta, tendrá tres oportunidades más para ser elegido por los periodistas. A su favor podría tener el hecho de que pocos candidatos con la inmortalidad garantizada entrarán a la votación en ese lapso. Derek Jeter es la única fija para el 2020, y en el grupo del 2021 se sumarán nombres como Torii Hunter, el dominicano Aramis Ramírez, Tim Hudson y Barry Zito, ninguno de los cuales fue una superestrella. El reto aumentará en el 2022, cuando aparecerán el dominicano David Ortiz y Alex Rodríguez.

    Si Bonds no es elegido por la BBWAA, su caso probablemente sea considerado por el Comité de la Era Actual, integrado por ex jugadores, directivos, periodistas e historiadores.

    Más »
  • A fin de cuentas, lo hecho por Edgar Martínez fue difícil de ignorar entre los votantes para el Salón

    SEATTLE - La paciencia volvió a recompensar a Edgar Martínez, esta vez con una placa en Cooperstown.

    Le tomó 10 largos años de espera, una década de especulaciones, pero uno de los más grandes bateadores designados que ha dado el béisbol de Grandes Ligas va en camino al Salón de la Fama.

    El boricua Martínez, quien pasó cada uno de sus 18 años de carrera en las Mayores con los Marineros de Seattle, recibió la llamada el martes, cuando su teléfono timbró mientras esperaba en un hotel de Nueva York donde estará pasando la semana producto de unas vacaciones junto a su familia.

    Video: Edgar habla sobre su elección y Puerto Rico

    Al otro lado del teléfono estaba Jack O'Connell, el secretario-tesorero de la Asociación de Escritores de Béisbol de Norteamérica (BBWAA, por sus siglas en inglés), quien le notificó a Martínez que había sido nombrado en el 85.4% de las boletas y por ende elegido al llamado Templo de los Inmortales.

    Para el ex toletero de 56 años de edad--quien ya cuenta con una calle y un restaurante con su nombre en Seattle, además de su retirada camiseta número 11 colgando en la fachada del jardín central del recién renombrado T-Mobile Park--la noticia del martes coronó una carrera dentro de la cual se dieron las únicas cuatro participaciones de los Marineros en la postemporada.

    Martínez no suele exhibir sus emociones. Se trata de un jugador que tuvo que esperar hasta los 24 años de edad para debutar en la Gran Carpa, no fue titular hasta los 27 y luego procedió a forjar una fama como uno de los bateadores derechos más respetados de su generación.

    Tweet from @LosMarineros: ��ltimo hit de su carrera y ��ltima ovaci��n de la fanaticada en Seattle al INMORTAL del @baseballhall: ��@11EdgarMartinez! 👏👏👏#LosMarineros | #HOF2019 pic.twitter.com/DMyIBcGGSL

    Mientras que sus ex compañeros Ken Griffey Jr., Randy Johnson y Alex Rodríguez atraían la mayor parte de la atención durante sus primeros años en Seattle, Martínez comenzó a hacerse un nombre sin hacer mucho ruido, acumulando siete convocatorias al Juego de Estrellas, dos títulos de bateo de la Liga Americana y cinco Bates de Plata.

    A laa vez que otros acaparaban los reflectores, Martínez recibía bases por bolas. Cuando no estaba conectando poderosos batazos en línea, estaba trabajando los conteos y volviendo locos a los lanzadores de la oposición. La línea de bateo de Martínez en su carrera de .312/.418/.515 incluye el cuarto mejor porcentaje de embasarse en la historia de Grandes Ligas por parte de un bateador derecho.

    Solamente cinco jugadores con más de 6,000 visitas al plato de por vida - los miembros del Salón de la Fama Lou Gehrig, Jimmie Foxx, Rogers Hornsby, Babe Ruth y Ted Williams - han igualado cada estadística de esa tirilla ofensiva. Su OPS+ de 147 está empatado en la 42da posición de todos los tiempos con Jim Thome, Mike Schmidt, Willie Stargell y Willie McCovey, todos ellos con una placa en Cooperstown.

    La impecable paciencia de Martínez volvió a pagar dividendos en su espera por el Salón, mientras trabajaba con cuenta llena una vez más - teniendo que esperar hasta el décimo y último año de elegibilidad para recibir el tan esperado llamado.

    Tweet from @LosMarineros: #NewProfilePic | #EdgarHOF 🏆������ pic.twitter.com/Vk6vq4mjip

    Martínez será exaltado el 21 de julio durante una ceremonia en Cooperstown, Nueva York, junto al panameño y ex cerrador de los Yankees Mariano Rivera, el ex lanzador de los Orioles y Yankees Mike Mussina y representantes del ex pitcher derecho Roy Halladay, quien falleció en un accidente aéreo en el Golfo de México hace más de un año.

    Rivera fue elegido de manera unánime al Salón, rompiendo así el récord de 99.32% impuesto por Griffey hace tres años. Mussina recibió el 76.7% de los votos, y Halladay el 85.4%. Rivera y Halladay aparecieron en la boleta por primera vez este año.

    Martínez se unirá a Griffey como los únicos jugadores exaltados en Cooperstown vistiendo la gorra de los Marineros en su placa, pero su camino fue mucho más largo. El mayor obstáculo entre los votantes siempre fue su condición de bateador designado, el rol más frecuente de Martínez desde mediados de la década de los 90 hasta su retiro tras la campaña del 2004. Martínez obtuvo el 36.2, 32.9, 36.5, 35.9, 25.2 y 27.0% de los votos en sus primeros seis años en la boleta.

    Pero mientras la camada de votantes se fue haciendo más joven y le puso mayor énfasis a la importancia de estadísticas como el OPS+ y la naturaleza única de la combinación de poder y porcentaje de embasarse de Martínez, sus posibilidades comenzaron a incrementarse. Pasó a obtener el 43.4% de los votos en el 2016, luego el 58.6 y 70.4% en los dos años siguientes.

    Ahora, el nacido en Nueva York y criado en Dorado, Puerto Rico ha superado el último obstáculo. Sólo toca esperar el mes de julio para ver su placa instalada por siempre en Cooperstown.

    Más »
  • Mariano Rivera dejó un legado inmejorable en Grandes Ligas

    NUEVA YORK - El pitcheo que Mariano Rivera cataloga como "un regalo de Dios" apareció inexplicablemente una tarde de junio en 1997, mientras el relevista hacía tiros suaves con un compañero de equipo frente al dugout de los Yankees. Cada tiro rompía con movimiento impresionante. Lo que sería reconocida como la recta cortada más letal en la historia de Grandes Ligas acababa de nacer.

    Con esa ofrenda mágica, Rivera rompió un sinfín de bates, celebró campeonatos y eventualmente terminó como líder de rescates de todos los tiempos. El martes, Rivera fue reconocido por su ilustre carrera al ser elegido de manera unánime al Salón de la Fama.

    Video: Mariano Rivera receives phone call on HOF election

    Rivera, quien será exaltado al pabellón de Cooperstown el 21 de julio junto con Roy Halladay, Edgar Martínez y su ex compañero de equipo Mike Mussina, se convirtió en el primer jugador en la historia en aparecer en todas las boletas emitidas por los votantes activos de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica (BBWAA, por sus siglas en inglés).

    Considerado el mejor relevista de todos los tiempos por muchos, Rivera pasó toda su carrera con los Yankees de 1995 hasta el 2013, tramo en el cual sumó 652 salvamentos - un récord de Grandes Ligas - a la vez que terminó 952 juegos. Su promedio de carrera limpias de 2.21 y WHIP de 1.000 son las mejores cifras de la era moderna entre lanzadores que califican.

    Rivera, quien fue convocado a 13 Juegos de Estrellas, brilló en los momentos más apremiantes. Se retiró con 42 rescates y efectividad de 0.70 en la postemporada y ganó cinco anillos de Serie Mundial.

    Tweet from @LasMayores: Mariano Rivera, el 2do INMORTAL de Panam��. 🇵 #HOF2019 #LasMayores pic.twitter.com/mpd8UnuEEb

    "No hay nadie", dijo el ex capataz de los Yankees Joe Torre, "que vaya a hacer lo que él hizo desde el bullpen".

    Rivera, hijo de un pescador, se crio en el pueblo de Puerto Caimito. Firmó con los Yankees como agente libre amateur por US$3,000 en 1990 e hizo su debut profesional ese año como lanzador abridor. Llegó a Grandes Ligas en 1995 y fue ahí que encontró su destino en el bullpen.

    "No importa qué tan alto llegó, siempre mantuvo los pies en la tierra y supo manejarse con profesionalismo y clase", elogió el gerente general Brian Cashman.

    "Mo siempre fue un ejemplo, alguien a quien podías señalar y decir, 'Así es como debería ser un Yankee'". Como preparador de mesa del cerrador John Wetteland, Rivera tuvo una dominante temporada en 1996 que marcó el inicio de una dinastía, ya que los Yankees ganaron cuatro de las siguientes cinco Series Mundiales. Rivera se hizo cargo de la novena entrada en 1997, el mismo año en que le tiró su recta cortada por primera vez a su compañero de equipo y compatriota, el también relevista Ramiro Mendoza, con quien soltaba el brazo en ese momento.

    Video: WS 2009 Gm 6: Yankees win their 27th title

    Convocado al bullpen, el coach de pitcheo Mel Stottlemyre observó el descubrimiento de Rivera. Al principio, le hizo ajustes al agarre y al ángulo del brazo de Rivera en un esfuerzo por restaurar el movimiento plano de la bola. Después de algunas semanas, los Yankees se percataron de lo especial que era la nueva arma de Rivera, contra zurdos y derechos.

    El imperturbable Rivera lució su movimiento fluido y repetible para conseguir los últimos outs de las Series Mundiales de 1998, 1999, el 2000 y el 2009. Es el único lanzador que ha estado en la lomita para el último out de más de dos títulos. Aun tras inusuales derrotas, Rivera se destacaba: Luego de permitirle el hit ganador al cubano Luis González en el Clásico de Otoño del 2001, Rivera, con calma, permaneció sentado junto a su casillero, respondiendo toda pregunta que se le hizo esa noche.

    Para una generación de fanáticos, la llegada de Rivera significaba dominio y, casi siempre, una victoria de los Yankees. Adorado por su consistencia, Rivera salvó al menos 25 juegos en 15 temporadas consecutivas y terminó con efectividad por debajo de 2.00 en 11 ocasiones.

    Video: NYY@BOS: Red Sox honor Mo with pregame ceremony

    A sus 42 años de edad, Rivera había decidido en privado que el 2012 sería su última temporada como ligamayorista. Sus planes cambiaron en mayo, cuando sufrió un desgarre en la rodilla derecha mientras atrapaba elevados durante las prácticas de bateo en Kansas City. Rivera juró que no se despediría de esa manera y su regreso a la acción en el 2013 fue motivo de gran celebración en toda la liga.

    Cada gira de los Yankees generaba derroches de aprecio y respeto hacia el monticular, quien en cada estadio se dio tiempo para darles las gracias a los aficionados y empleados. Rivera pasó tiempo con los encargados del terreno, soldados y estudiantes mientras aceptaba obsequios y donativos para su fundación caritativa.

    La celebración más grande se llevó a cabo a finales de septiembre, cuando los Yankees acompañaron a Rivera su merecido lugar en el Parque de los Monumentos y retiraron su número 42. Esa tarde, con palmas alzadas en agradecimientos y mientras la concurrencia coreaba su nombre, Rivera reconoció que su puesto entre las leyendas estaba seguro.

    "Ha sido una gran racha, muchachos", Rivera dijo ese día. "Ustedes han sido increíbles. Siempre han estado ahí para mí y para la organización. Eso nunca lo olvidaré. Aquí en Nueva York dejo parte de mi corazón".

    Más »
  • Pueblo donde se crio Mariano Rivera celebró en grande su elección al Salón

    PANAMÁ -- El pueblo de pescadores donde se crio Mariano Rivera en Panamá estalló en festejos tras enterarse que el excerrador de los Yanquis de Nueva York fue elegido al Salón de la Fama del béisbol con votación unánime.

    "Vamos a disfrutar algo grande para nosotros", dijo vía telefónica a The Associated Press el primo hermano del retirado lanzador, Alberto Rivera.

    Contó que se lanzaron fuegos artificiales al enterarse de la noticia en un muelle de pescadores artesanales y comerciales de Puerto Caimito, donde nació y se crió Rivera hasta su juventud. En ese poblado, a unos 50 kilómetros al oeste de la capital, Rivera se hizo pescador y comenzó a jugar al béisbol antes de firmar por los Yanquis.

    La gente salía en caravana y festejaba con música el logro histórico de Rivera, agregó su primo.

    "¡Es grandísimo!", señaló César Góndola, un arquitecto que ha regalado al exrelevista algunos cuadros con sus logros en las mayores. "Él es un orgullo no solo para los panameños, sino para los peloteros latinos".

    Rivera obtuvo todos los 425 votos de la elección de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica (BBWAA, por sus siglas en inglés), cuyos resultados se anunciaron el martes. Será el segundo pelotero panameño en el templo de los inmortales del béisbol después de Rod Carew, elegido en 1991.

    "Me siento contento porque va a ser un segundo Salón de la Fama para Panamá", dijo antes del anuncio su padre, también de nombre Mariano Rivera, al periódico local Mi Diario.

    Rivera es el dueño del récord de salvamento en las mayores, con 652 en 19 temporadas con los Yanquis. Totalizó otros 42 en la postemporada.

    "Yo sí pensé que él podía subir tras la firma", señaló Rivera padre al preguntársele si pensó que su hijo llegaría tan lejos en el béisbol. "Pero nunca pensé que él podía escalar hasta allá adonde ha llegado ahora mismo.

    "Me siento muy contento, contento, contento", subrayó.

    La noticia agarró a Panamá en pleno comienzo de la jornada mundial de jóvenes católicos, en la que participará el papa Francisco, que llega el miércoles.

    Pero los medios se hicieron eco en sus páginas web y en las redes sociales sobre la elección de Rivera con todos los votos.

    "Mariano Rivera entra al Salón de la Fama con el 100% de los votos", titula el diario La Prensa en su página digital, mientras que el portal del canal Telemetro destaca que "Mariano Rivera hace historia y entra en forma unánime al Salón de la Fama".

    Rivera combinó la pesca y el deporte desde su niñez. En una entrevista antes de su retiro como jugador, su papá contó a la AP en Puerto Caimito que a su hijo le gustaba tirarles piedra a los pájaros y que como vivían pegados a la playa, desde temprano se internaba en el manglar.

    Cuando bajaba la marea, Mariano y sus compañeros de puerto jugaban al béisbol con pelotas que fabricaban de redes de pescar.

    Ese muchacho flaco que un día decidió dejar la pesca y el puerto para dedicarse al deporte ingresará al museo de Cooperstown el 21 de Julio.

    Más »
  • En su último año de elegibilidad, Edgar Martínez se cita con Cooperstown

    Cuando Edgar Martínez sacudió el swing más famoso de su carrera -- "El Doble" como se le conoce en Seattle y zonas vecinas -- ya tenía 32 años.

    Su carrera despegó tarde. Así que esperar todos los 10 años en la papeleta del Salón de la Fama del béisbol antes de ser elegido a Cooperstown fue otro capítulo en el trayecto de su carrera.

    "Con la espera, pues creo que ahora soy más maduro. Siento que lo he disfrutado más en este momento con mi familia, con mis hijos que son mayores ahora. El significado es mayor ahora", dijo Martínez. "La espera valió la pena para mí".

    Video: Edgar habla sobre su elección y Puerto Rico

    En su último año de elegibilidad en la papeleta de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica, Martínez fue elegido el martes con el 85,4 por ciento del voto.

    Su elección representó un giro notable, al repuntar en sus últimos cinco años de elegibilidad tras haber quedado relegado al principio.

    Un esfuerzo colectivo, de los Marineros al difundir constantemente sus logros, los fanáticos que le adoraban, y los votantes que comenzaron a darle importancia a un jugador que básicamente se desempeñó como bateador designado.

    "Creo que eso influyó mucho en mi elección", dijo Martínez sobre el empeño de los Marineros. "Hicieron un trabajo increíble al difundir la información sobre mi carrera en los últimos siete años. Ese esfuerzo y trabajo que hicieron es una de las principales razones de que ahora esy hablando con ustedes".

    Martínez es el segundo jugador que se abre paso a Cooperstown bajo la divisa de los Marineros. Se unirá a Ken Griffey Jr., quien hasta este año tuvo el porcentaje de voto más alto de la historia con 99,3 por ciento en 2016. Griffey fue superado por Mariano Rivera, seleccionado de manera unánime el martes.

    "Al fin tendré compañía. ... Este es uno de esos días que la familia de los Marineros nunca olvidará", dijo Griffey a MLB Network.

    Tweet from @LosMarineros: ��ltimo hit de su carrera y ��ltima ovaci��n de la fanaticada en Seattle al INMORTAL del @baseballhall: ��@11EdgarMartinez! 👏👏👏#LosMarineros | #HOF2019 pic.twitter.com/DMyIBcGGSL

    Martínez será el quinto puertorriqueño en Cooperstown, uniéndose a Roberto Clemente, Orlando Cepeda, Roberto Alomar e Iván Rodríguez.

    Cuando Martínez bateó su doble en cuenta de 0-1 ante Jack McDowell por la raya del bosque izquierdo en el 11mo inning del quinto juego de la serie divisional de 2005 contra los Yanquis, remolcando a Joey Cora y Griffey con las anotaciones del empate y la victoria para llevarse la serie, le dio a Seattle un momento icónico. En ese momento, Martínez apenas llevaba cinco temporadas completas en las mayores, después de transitar cinco campañas en las menores y perderse una buena porción de la de 1993 por una lesión que puso fin a su carrera como tercera base,

    Fue lo conseguido por Martínez entre sus 33 y 44 años lo que le llevó a Cooperstown. A partir de 1996 hasta que se retiró en 2004, Martínez bateó para .311 con 1.379 hits, un porcentaje de embasado de .424 y un OPS de .955. Cinco de sus siete selecciones al Juego de Estrellas fueron durante ese periodo. Ese nivel de producción al final de su carrera dejó pensando a mucho los acumulados que hubiera tenido Martínez de no emerger como titular a los 27 años.

    Su votación del último año marcó el cuarto año seguido en la que dio un salto de doble dígitos en su porcentaje de votación. Hace solo cinco años, Martínez rondaba el 25 por ciento y al año siguiente apenas subió a 27 por ciento.

    Tweet from @kikehndez: Much��simas felicidades caballete!! Para mi fue un honor BIEN GRANDE el poder compartir y trabajar juntos en Jap��n! Puerto Rico est�� de fiesta! #EdgarHOF 🇵 https://t.co/Goqs9m5zE2

    Pero las referencias de ex rivales y compañeros que están en el Salón de la Fama, más el análisis estadístico, apuntalaron sus posibilidades.

    "No sabía con exactitud cómo iba a sentirme, pero es una sensación maravilloso recibir esa llamada y finalmente saber que te eligieron para el Salón de la Fama", dijo Martínez. "Es un momento especial. Es algo que podré compartir con la familia, el pueblo de Puerto Rico, los fanáticos y Seattle".

    Más »
  • Un vistazo a las mejores camadas del Salón de la Fama en la historia

    El martes serán anunciados los nuevos inmortales del Salón de la Fama para el 2019. Volvemos a presentar este resumen de las mejores camadas en la historia de Cooperstown.

    La Asociación de Cronistas de Béisbol de Estados Unidos puede ser extremadamente selectiva. Aunque últimamente hemos visto a más peloteros exaltados al Salón de la Fama, grupos de cuatro miembros como el que fue honrado en 2018 (Chipper Jones, el dominicano Vladimir Guerrero, Jim Thome y Trevor Hoffman, que entraron junto a Jack Morris y Alan Trammell, electos por el comité de la Era Moderna), son realmente raros.

    Hay numerosas vías de evaluar esto, pero decidimos utilizar el "Hall of Fame Career Standards" disponible en Baseball Reference. Básicamente, un jugador que obtenga 50 puntos en este "examen" es considerado un Salón de la Fama promedio, mientras que 100 es el máximo.

    Si sumas todos los puntos del "Hall of Fame Career Standards" de todos los jugadores elegidos por la BBWAA* en un año determinado, estos son los grupos más talentosos.

    * La lista se refiere exclusivamente a jugadores elegidos por BBWAA, no a jugadores o manager selecciones por comité.

    1. 1936: Babe Ruth (113), Christy Mathewson (84), Walter Johnson (82), Ty Cobb (75) and Honus Wagner (75)
    429 puntos

    Por supuesto que la primera clase iba a tener más para escoger. Al final, estas cinco leyendas fueron escogidas por la votación de la BBWAA, pero otros 35 jugadores de esta boleta que serían electos luego al Salón se quedaron cortos del 75% requerido.

    2. 1947: Lefty Grove (62), Frankie Frisch (60), Mickey Cochrane (54) y Carl Hubbell (51)
    227 puntos

    Fue la tormenta tras la sequía. No hubo elecciones entre 1940, 1941, 1943 y 1944, ningún jugador sacó el 75% requerido en 1945 y 1946 y sólo un pelotero -- Rogers Hornsby - entró en 1942. Era hora de que algo pasara.

    3. 2015: Randy Johnson (65), el dominicano Pedro Martínez (60), Craig Biggio (57) y John Smoltz (44)
    226 puntos

    Este grupo reciente marcó la tercera vez, y la primera en 60 años, en la que cuatro peloteros eran electos. Las estrellas que ayudaron a rescatar el deporte tras la huelga de 1994-95 -como Johnson, Martínez y Smoltz, que entraron todos en su primera oportunidad - fueron justamente reconocidos.

    4. 1937: Cy Young (82), Tris Speaker (73) y Nap Lajoie (66)
    221 puntos

    Aunque los jugadores activos todavía no eran inelegibles para esa época, a los votantes se les pidió fijarse más en candidatos ya retirados. Gracias a eso, y a que cinco peloteros entraron en 1936, el resultado fue que Lajoie (64.6% en 1936), Speaker (58.8) y Young (49.1) mejoraron y pasaron del 75% requerido.

    5. 2018: Jones (70), Guerrero (59), Thome (57) y Hoffman (19)
    205 puntos

    Obviamente, un grupo de cuatro tiene una ventaja a la hora de ser ranqueado, pero la medición que estamos utilizando no le da mucho valor a los relevistas (el panameño Mariano Rivera, que entrará en su primera oportunidad, ya tiene 30 puntos). Así que Hoffman no aporta mucho. De hecho, con Morris y Trammell también seleccionados, esta será la segunda vez desde 1936 en el que son honrados seis jugadores al mismo tiempo.

    6. 2014: Greg Maddux (70), Frank Thomas (60) y Tom Glavine (52)
    182 puntos

    Si se pudiesen dar puntos extra, este grupo los recibiría porque también entraron ese año Bobby Cox, Tony La Russa y Joe Torre por el Comité de la Era de Expansión.

    7. 1955: Joe DiMaggio (58), Gabby Hartnett (48), Dazzy Vance (35) y Ted Lyons (30)
    171 puntos

    DiMaggio entró finalmente en su tercer intento, y Hank Greenberg se quedó a 32 votos de entrar en su 8vo año en la boleta. Greenberg fue uno de 31 eventuales miembros del Salón que recibieron votos en esta elección pero no entraron.

    8. 1999: George Brett (61), Nolan Ryan (55) y Robin Yount (52)
    168 puntos

    Ryan y Young estaban en su primer año, y fue apenas la primera vez que la BBWAA exaltaba a más de dos debutantes en la boleta desde el grupo inaugural en 1936. Carlton Fisk estuvo muy cerca de aumentar el número a cuatro, pues apareció en 66.4% de las boletas. Terminaría entrando al año siguiente.

    9. y 10. 1939: Eddie Collins (72), Willie Keeler (49) y George Sisler (44); 1991: Gaylord Perry (57), el panameño Rod Carew (55) y Fergie Jenkins (53)
    165 puntos (empate)

    La de 1939 ha podido ser una selección más potente, pero muchos votantes se enfocaron en las dos primeras décadas del siglo 20. Los jugadores que tenían más de 20 años de retirados recibieron el 60% del total de los votos. Eso explica como un obvio Salón de la Fama como Roger Hornsby (64.2% en 1939) no entró ese año.

    En 1991, las cosas eran mucho más justas. Carew fue escogido por el 90.5% de los votantes en su primer año, mientras que Perry y Jenkins entraron ambos en su tercer intento.

    Más »
  • El próximo miembro del Salón de la Fama para cada equipo de Grandes Ligas

    Los Marlins aún no tienen a un exintegrante suyo en el Salón de la Fama. Así es también con los Rays, Rockies y Nacionales. Pero algún día lo tendrán. Algún día alguien utilizara su gorra en Cooperstown. En algún momento, cada equipo de las Grandes Ligas tendrá a un miembro del Salón.

    Entonces, vamos a tratar de adivinar quién será el próximo Salón de la Fama de cada uno de los 30 equipos. Algunos nombres son obvios y otros una exageración, mientras que unos pocos requerirán de un milagro. Pero eventualmente, todo el mundo tendrá su nuevo inmortal.

    (Nota: Para de este ejercicio, vamos a presumir que el panameño Mariano Rivera, Roy Halladay y el puertorriqueño Edgar Martínez serán electos el martes, por lo que no los verán mencionados abajo)

    LIGA AMERICANA

    DIVISIÓN ESTE

    Azulejos: Vladimir Guerrero Jr., 3B
    Lo más probable es que el próximo Salón de la Fama de los Azulejos no haya debutado todavía en las Mayores. Puede que no sea el dominicano Guerrero. Pero casi con seguridad es alguien que no hemos visto arriba.

    Video: EAST@WEST: Guerrero Jr. doubles, advances on error

    Orioles: Mike Mussina, LD
    Mussina no ha dicho si utilizará la gorra de los Yankees o la de los Orioles. Quizás haga como Tony La Russa y no elija ninguna. Pero estuvo más tiempo, y lanzando mejor, en Baltimore.

    Rays: Evan Longoria, 3B
    Para ser honestos, no creemos que Longoria vaya a entrar, y tampoco estamos seguros de que lo merezca, aunque tiene buenos números y le quedan algunos años de carrera. Pero busque a un mejor candidato de los Rays. La respuesta es probablemente "alguien cuyo nombre no conocemos todavía".

    Medias Rojas: Roger Clemens, LD
    Clemens y Barry Bonds están cada vez más cerca del 75% y también de su último año de elegibilidad en el 2022. Aquí creemos que Clemens subirá mucho ese último año y terminará entrando. Si no es él, obviamente será el dominicano David Ortiz.

    Yankees: Derek Jeter, SS
    Entrará a la boleta el próximo año. ¿Sacará más votos que Mariano?

    DIVISIÓN CENTRAL

    Indios: Francisco Lindor
    Si no es el venezolano Omar Vizquel, el próximo miembro de los Indios con más probabilidades de entrar algún día al Salón es el puertorriqueño Lindor.

    Video: Bambinazo de Francisco Lindor

    Reales: Salvador Pérez, C
    El venezolano estará siguiendo de cerca cuántos votos terminará sacando en su momento el puertorriqueño Yadier Molina. Le ayudaría ganar otra Serie Mundial en algún momento.

    Tigres: Miguel Cabrera, 1B
    Es el venezolano o Justin Verlander, Todo dependerá de quién se retira primero.

    Video: NYY@DET: Cabrera opens the scoring with an RBI double

    Mellizos: Joe Mauer, C
    Tiene argumentos más fuertes de lo que parecía cuando estaba activo. Será un interesante debate dentro de cinco años.

    Medias Blancas: Chris Sale, LZ
    Tendrá que poner números impresionantes en la próxima media década -quizás lo ayude ganar finalmente el Cy Young-pero es poco probable que pase más tiempo en otro equipo que sus siete años en Chicago.

    DIVISIÓN OESTE

    Angelinos: Mike Trout, CF
    El único peligro aquí es que se vaya a otro equipo y termine poniendo otras 10 temporadas históricas. No hay que dudar de su talento.

    Video: Every Stain Has Its Story: Altuve's game-winning run

    Astros: José Altuve, 2B
    Presumiendo que Lance Berkman no empiece a sumar más votos, el venezolano Altuve entrará fácil cuando sea su turno. Y considerando que tiene sólo 28 años, todavía podríamos tener que esperar otros 15 años.

    Atléticos: Matt Chapman, 3B
    Champan tuvo 8.2 de bWAR la campaña pasada a los 25 años. Si mantiene ese ritmo - nada fácil, por cierto-podría ser el próximo Adrián Beltré.

    Marineros: Ichiro Suzuki, RF
    Obviamente, tendrá que retirarse oficialmente en algún momento para que esto ocurra.

    Video: Rueda de prensa con Beltré

    Rangers: Adrián Beltré, 3B
    Sigue siendo raro y triste pensar que no veremos más al dominicano jugando pelota.

    LIGA NACIONAL

    DIVISIÓN ESTE

    Bravos: Dale Murphy, CF
    Si el Comité de Veteranos le abrió las puertas del Salón a Harold Baines, tiene que abrírselas también a Murphy.

    Marlins: Giancarlo Stanton, OF
    Esto dependerá de si llega a los 500 jonrones (tiene 305 actualmente) y pasa siete temporadas o más en el Bronx.

    Mets: Carlos Beltrán, CF
    Jugó igual número de temporadas en Kansas City que en Nueva York, pero sus números en Queens fueron mucho mejores.

    Nacionales: Max Scherzer, LD
    Termine quedándose Bryce Harper en Washington o no, Scherzer se retirará primero.

    Filis: Curt Schilling, LD
    Incluso con las controversias fuera del terreno, pareciera que en algún momento entrará.

    DIVISIÓN CENTRAL

    Cerveceros: Ryan Braun
    No es nada seguro, y obviamente la suspensión por dopaje no ayudará, pero tiene mejores argumentos de lo que algunos creen.

    Cardenales: Albert Pujols, 1B
    El perdón comenzará en junio, cuando el dominicano volverá a jugar en el Busch Stadium por primera vez desde que se fue a California. Y será la gorra de San Luis la que tendrá en su placa.

    Video: NL WC: Bryant singles after Dahl overruns pop fly

    Cachorros: Kris Bryant, 3B
    Si el dominicano Sammy Sosa no es el elegido, Bryant es el nombre, a menos que Anthony Rizzo tenga una segunda mitad de carrera histórica.

    Piratas: Andrew McCutchen, OF
    Uno se pregunta si, a efectos del Salón, no recibiría más votos algún día de haber podido permanecer toda su carrera en Pittsburgh.

    Rojos: Joey Votto, 1B
    ¿Es Votto seguro para llegar al Salón? Más de lo que muchos piensan.

    DIVISIÓN OESTE

    D-backs: Paul Goldschmidt
    Haber comenzado tarde su carrera lo pone rezagado de entrada, pero otros ocho años cercanos a sus primeras ocho temporadas le servirán para armar un fuerte argumento.

    Video: WS2018 Gm5: Kershaw escapes jam to end the 7th

    Dodgers: Clayton Kershaw, LZ
    La única duda es si dirá "campeón de la Serie Mundial" en su placa.

    Gigantes: Bonds, OF
    Está en la misma situación que Clemens, con el 2022 como su última oportunidad. Veremos.

    Video: Tatis Jr. desde su perspectiva

    Padres: Fernando Tatis Jr., SS
    Como en el caso de los Azulejos y Vladimir Jr, no hay una sugerencia más obvia que el dominicano Tatis Jr.

    Rockies: Larry Walker, RF
    Sigue mejorando y mejorando su argumento con cada año. Cada vez más su elección luce como una realidad.

    Más »
  • Los votos para el Salón de la Fama de parte de los escritores de MLB.com

    Seis escritores de MLB.com estuvieron entre los elegibles para votar por sus candidatos para el Salón de la Fama en este proceso del 2018-19.

    Hasta cuatro candidatos podrían ser elegidos-y posiblemente más-según los votos generales relevados públicamente.

    A continuación, presentamos cómo votaron los escritores de MLB.com:

    T.R. Sullivan
    1. Barry Bonds
    2. Roger Clemens
    3. Roy Halladay
    4. Edgar Martínez
    5. Fred McGriff
    6. Mike Mussina
    7. Mariano Rivera
    8. Billy Wagner
    9. Larry Walker
    10. Michael Young

    Mark Feinsand
    1. Barry Bonds
    2. Roger Clemens
    3. Roy Halladay
    4. Edgar Martínez
    5. Mike Mussina
    6. Manny Ramirez
    7. Mariano Rivera
    8. Curt Schilling
    9. Gary Sheffield
    10. Omar Vizquel

    Jeffrey Flanagan
    1. Barry Bonds
    2. Roger Clemens
    3. Roy Halladay
    4. Andruw Jones
    5. Edgar Martínez
    6. Mike Mussina
    7. Manny Ramirez
    8. Mariano Rivera
    9. Curt Schilling
    10. Larry Walker

    Richard Justice
    1. Barry Bonds
    2. Roger Clemens
    3. Roy Halladay
    4. Edgar Martínez
    5. Mike Mussina
    6. Mariano Rivera
    7. Scott Rolen
    8. Curt Schilling
    9. Billy Wagner
    10. Larry Walker

    Jon Paul Morosi
    1. Barry Bonds
    2. Roger Clemens
    3. Roy Halladay
    4. Edgar Martínez
    5. Fred McGriff
    6. Mike Mussina
    7. Mariano Rivera
    8. Scott Rolen
    9. Curt Schilling
    10. Larry Walker

    Chris Haft
    1. Barry Bonds
    2. Roger Clemens
    3. Roy Halladay
    4. Jeff Kent
    5. Edgar Martínez
    6. Mike Mussina
    7. Mariano Rivera
    8. Curt Schilling
    9. Omar Vizquel
    10. Larry Walker

    Total de votos entre los seis cronistas de MLB.com

    Con el 75% de los votos necesarios para ser elegido al Salón de la Fama, Bonds, Martínez, Rivera, Mussina, Clemens, Halladay, Schilling y Walker tendrían el suficiente respaldo - estando los primeros seis en cada una de las seis boletas y los otros dos en cinco de las seis (83%) -- de los escritores de MLB.com, si de eso solo dependiera su elección.

    Barry Bonds -- 6 votos
    Roger Clemens -- 6
    Roy Halladay -- 6
    Edgar Martínez -- 6
    Mike Mussina -- 6
    Mariano Rivera -- 6
    Curt Schilling -- 5
    Larry Walker -- 5
    Fred McGriff -- 2
    Manny Ramírez -- 2
    Scott Rolen -- 2
    Omar Vizquel -- 2
    Billy Wagner -- 2
    Andruw Jones -- 1
    Jeff Kent -- 1
    Gary Sheffield -- 1
    Michael Young -- 1

    Más »
  • ¿Cuáles jugadores de la actualidad terminarán en el Salón de la Fama de Cooperstown?

    ¿Cuántos futuros miembros del Salón de la Fama vamos a ver jugando esta temporada? Es una pregunta complicada. Como si no fuese lo suficientemente difícil saber dónde van a terminar algunas de las estrellas consagradas del presente, uno nunca sabe qué prospecto en su primer año terminará en Cooperstown.

    Cuando hemos hecho esto en el pasado, hemos indicado que, en promedio, en una temporada coinciden 31 futuros miembros del Salón de la Fama, así que ése es el número que vamos a buscar aquí. Treintaiún nombres. Los dividiremos en niveles y usaremos el WAR de FanGraphs como referencia. (Un miembro promedio del Salón tiene entre 50 WAR y 70 de WAR, y leyendas como Babe Ruth pasaron de 160).

    Aquí están entonces, los potenciales inmortales a los que hay que seguirle la pista en el 2019:

    Los que no dejan dudas

    Video: DET@PIT: Miggy has a four-hit game in Pittsburgh

    1. Albert Pujols (88 WAR)
    2. Miguel Cabrera (71 WAR)
    3. Mike Trout (65 WAR)
    4. Justin Verlander (64 WAR)
    5. Clayton Kershaw (62 WAR)
    6. Ichiro Suzuki (58 WAR)*
    7. Max Scherzer (52 WAR)

    * Los Marineros tienen previsto activarlo para la Serie Inaugural en Japón ante los Atléticos, así que tenemos que incluirlo.

    Más allá de lo que pase el resto de sus carreras, jugadores como el dominicano Pujols y el venezolano Cabrera ya se ganaron su puesto en el Salón. No importa cuánto hayan bajado su nivel por culpa de las lesiones o la edad. Ver a Kershaw en ese puesto dice mucho, especialmente porque hablamos de un 2019 bajo para él y resulta que terminó con 2.73 de efectividad. Y es verdad, Trout no ha jugado 10 temporadas todavía. No importa.

    Incluimos a Scherzer en este grupo porque tiene tres Premios Cy Young. Sólo nueve lanzadores más suman tantos de esos premios y siete de ellos están en el Salón. Uno (Kershaw) claramente llegará cuando sea elegible y el otro (Roger Clemens) no ha sido inmortalizado por razones bien conocidas. A los 34 años, Scherzer sigue estando al tope y llegará fácil a Cooperstown. El gran resurgir de Verlander en Houston también lo encamina en esa dirección.

    Video: Verlander takes second place for AL Cy Young Award

    Jugadores de 30 años o más con buenos argumentos
    8. CC Sabathia (68 WAR)
    9. Zack Greinke (57 WAR)
    10. Robinson Canó (57 WAR)
    11. Joey Votto (56 WAR)
    12. Andrew McCutchen (49 WAR)
    13. Buster Posey (39 WAR)
    14. Yadier Molina (38 WAR)
    15. Paul Goldschmidt (37 WAR)
    16. Craig Kimbrel (19 WAR)
    17. Aroldis Chapman (18 WAR)
    18. Kenley Jansen (17 WAR)

    No todos van a llegar, pero muchos lo harán, especialmente porque los votantes del futuro seguramente apreciarán más las habilidades de alguien como Votto que algunos de los electores del pasado. Los argumentos de Molina probablemente son mucho más fuertes que lo que dice su WAR y el boricua probablemente sea exaltado.

    Es muy posible que las posibilidades del dominicano Canó se hayan visto afectadas por su suspensión de 80 juegos en el 2018, pero visto lo que han mejorado Barry Bonds y Clemens, no podemos decir con seguridad qué pasará dentro de 10 años o cuando el quisqueyano sea elegible. Los votantes cambian y también las opiniones.

    Hemos sacado a algunos jugadores que habían aparecido en ediciones anteriores de esta lista, bien sea porque bajaron mucho su nivel o por culpa de las lesiones, jugadores como el venezolano Félix Hernández, Evan Longoria, Dustin Pedroia y Troy Tulowitzki.

    El cubano Chapman, Kimbrel y Jansen son casos interesantes. Aunque los relevistas rara vez tienen un gran WAR, los tres han sido parte de la élite de los cerradores por más de media década. Con el bullpen cobrando más y más importancia, y taponeros como Trevor Hoffman y Lee Smith elevados recientemente, parece más y más probable que entren.

    Jugadores menores de 30 años en el camino indicado

    Video: Mookie Betts reacts to winning first AL MVP Award

    19. Chris Sale (42 WAR)
    20. Giancarlo Stanton (39 WAR)
    21. José Altuve (32 WAR)
    22. Mookie Betts (31 WAR)
    23. Bryce Harper (31 WAR)
    24. Freddie Freeman (31 WAR)
    25. Manny Machado (30 WAR)
    26. Nolan Arenado (26 WAR)
    27. Anthony Rizzo (26 WAR)
    28. Anthony Rendón (26 WAR)
    29. Francisco Lindor (23 WAR)
    30. Kris Bryant (23 WAR)
    31. José Ramírez (21 WAR)

    Y aquí está el problema con este ejercicio, que seguramente ya notaron. Es un grupo de talentosísimos jugadores, incluyendo a cinco ganadores del JMV (Harper 2015, Stanton 2016, Bryant 2016, Altuve 2017, Betts 2018) y dos estrellas como Machado y Harper que por lo joven que son podrían terminar con números más "históricos" que simplemente "impresionantes".

    No todos van a llegar, por supuesto. Habrá lesiones o un bajón drástico de nivel al pasar los 30. Simplemente miren a David Wright o al Rey Félix.

    Pero el gran problema es que ya llegamos a 31 jugadores. Y todavía no hemos incluido a estrellas actuales como Aaron Judge, Christian Yelich, Madison Bumgarner, Andrelton Simmons, Alex Bregman, el dominicano Luis Severino, Cody Bellinger, el puertorriqueño Carlos Correa, Trea Turner, Corey Seager, etc., o revelaciones del 2018 como el venezolano Ronald Acuña Jr., Shohei Ohtani, Walker Buehler o el dominicano Juan Soto. Y tampoco hemos podido apuntar los nombres de grandes prospectos que podrían debutar en el 2019, como los dominicanos Vladimir Guerrero Jr. y Eloy Jiménez, más Forrest Whitley.

    En resumen, la realidad es que en este momento hay demasiado talento en las Grandes Ligas, lo que convierte a este ejercicio en uno extremadamente difícil. Pero suponemos que eso mismo es lo que lo hace divertido. Es extremadamente complicado predecir el futuro. Salvo algunas excepciones, nunca podremos saber con seguridad cuáles de los jugadores que estamos viendo serán futuras leyendas.

    Más »
  • Lee Smith, un cerrador que venía de la "vieja guardia", entrará al Salón junto a Mariano, el mejor de todos los tiempos

    LAS VEGAS -- Cuando el Comité de la Era del Juego de Hoy eligió el domingo a Lee Smith, junto a Harold Baines, al Salón de la Fama, un hecho curioso se hizo realidad: Smith, cerrador de lujo en Grandes Ligas desde principios de los años 80 hasta mediados de la década de los 90, entrará a Cooperstown en julio próximo junto al panameño Mariano Rivera, el mejor taponero de todos los tiempos.

    Sabremos eso a ciencia cierta el 22 de enero, cuando se espera que Rivera sea elegido de manera abrumadora por la Asociación de Escritores de Béisbol de Norteamérica (BBWAA). 

    En una llamada por conferencia el domingo, Smith tuvo palabras de elogio para el istmeño. 

    "Lo que hizo Mariano fue increíble, y un con un solo pitcheo", expresó Smith, refiriéndose a la famosa recta cortada de Rivera. "Todo el mundo sabía lo que venía, pero de cualquier manera los bateadores no podían darle". 

    Smith, tercero en la lista de todos los tiempos de salvamentos con 478 detrás de Rivera y Trevor Hoffman, empezó su carrera como relevista lanzando múltiples innings de manera frecuente para lograr sus rescates. Pero ya con el especialista de una sola entrada poniéndose de moda para finales de los 80, Smith hizo eso mismo también y después de 1986 se concentró mayormente en sacar los últimos tres outs de un partido. Encabezó su liga en juegos salvados tres veces en la década de los 90 (de un total de cuatro en su carrera) y terminó segundo en las votaciones para el Premio Cy Young de la Nacional en 1991.

    "En aquellos tiempos no te traían con las bases limpias sin outs", dijo Smith, quien bromeaba que su manager en los Cachorros a mediados de los 80, Jim Frey, era propenso a ponerlo en situaciones complicadas. "Le gustaba tener esa carrera de la ventaja en la segunda base a la hora de llamarme". 

    De hecho, el ex relevista afirma que le tomó unos tres, cuatro años acostumbrarse a una labor disminuida cuando ya fue convertido en lanzador de una sola entrada. 

    "Parecía que con ese inning único, yo no hacía tanta cosa". 

    Los 16 miembros del comité que lo eligió el domingo de manera unánime-gente que jugó con él, en su contra o que estuvo activa como manager o ejecutivo durante su carrera-le dieron un apoyo que jamás recibió de parte de la BBWAA. 

    Smith, más que cualquier otro relevista de su época en particular, representó esa transición de cerrador de múltiples entradas a taponero de un solo episodio. Sacar tres outs fue la manera en que Rivera y Hoffman crearon sus enormes historiales en Grandes Ligas, ambos con más de 600 salvamentos. Smith no llegó a esos números, por supuesto, ni a las alturas de Rivera en otros renglones importantes a nivel individual y colectivo. 

    "Nosotros lanzábamos en juegos que estaban empatados y hasta cuando estábamos perdiendo por una carrera", recordó Smith. "Ahora mismo, generalmente los cerradores no lanzan en partidos empatados o cuando el equipo está perdiendo". 

    De 61 años ahora, Smith se retiró en 1997 como líder de todos los tiempos en salvados, superado más adelante por Hoffman y Rivera. Sus siete convocaciones al Juego de Estrellas, tres premios al Relevista del Año de su liga y longevidad en sentido general hicieron que su candidatura tuviera el impacto necesario para convencer a votar por él a figuras como Tony La Russa, el boricua Roberto Alomar, Ozzie Smith, Joe Torre y los demás integrantes del comité.

    Ahora, Smith, uno de los pioneros del salvamento de un solo inning pero también con pedigrí de haberlo hecho con más entradas, llegará a Cooperstown junto al maestro de tres outs, Rivera.

    "Va a ser algo grande", dijo Smith.

    Más »
  • Harold Baines y Lee Smith fueron elegidos al Salón de la Fama por el Comité de la Era Actual

    LAS VEGAS -- El cerrador Lee Smith y el toletero Harold Baines fueron elegidos el domingo al Salón de la Fama del béisbol.

    "Muy sorprendido", dijo Baines en una conferencia telefónica.

    El exjardinero y manager, Lou Piniella, se quedó a un voto de ser seleccionado.

    Los resultados de la votación de los 16 miembros del Comité de Veteranos fueron anunciados en las reuniones invernales. Se necesitan 12 votos para ser electo: Smith fue selección unánime, Baines logró 12 votos y Piniella tuvo 11.

    Smith y Baines debutaron en Chicago durante la temporada de 1980. Smith comenzó con los Cachorros y siguió hasta imponer lo que entonces fue un récord de 478 salvamentos, mientras que Baines inició con los Medias Blancas y acumuló 2.866 hits en su carrera.

    George Steinbrenner, Orel Hershiser, Albert Belle, Joe Carter, Will Clark, Davey Johnson y Charlie Manuel recibieron menos de cinco votos.

    Baines fue un bateador que promedió.289 con 384 jonrones en 22 años de carrera. Nunca recibió más del 6,1 por ciento de los votos en cinco elecciones de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Estados Unidos, lejos del 75% requerido.

    "No esperaba que llegara este día", reconoció el seis veces seleccionado al Juego de Estrellas.

    El panel designado por la junta del Salón de la Fama incluyó a quien por muchos años fuera propietario de los Medias Blancas, Jerry Reinsdorf, y Baines dijo que estaba agradecido por su apoyo. Los miembros del Salón de la Fama, Greg Maddux, Roberto Alomar, Joe Morgan, Bert Blyleven, Pat Gillick, Tony La Russa, John Schuerholz, Ozzie Smith y Joe Torre también estuvieron en el panel.

    La bola rápida de Smith lo ayudó a llegar a siete Juegos de Estrellas en 18 años de carrera. Fue poseedor del récord de salvamentos de las Grandes Ligas cuando se retiró, durante la temporada de 1997 con Montreal, y Trevor Hoffman y después el panameño Mariano Rivera impusieron nuevas marcas.

    Smith, quien nunca alcanzó el 51 por ciento de los votos en las elecciones de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Estados Unidos, se convirtió en el séptimo lanzador que siendo principalmente un relevista es elegido al Salón de la Fama. Baines fue bateador designado durante mucho tiempo en su carrera y ese tipo de toleteros han batallado para contar con el apoyo de los votantes del Salón.

    La ceremonia de inducción está programada para el 21 de julio de 2019 en Cooperstown, Nueva York.

    Más »
  • Guerrero, Jones, Thome, Hoffman, Morris y Trammell toman sus puestos en el Salón de la Fama

    COOPERSTOWN -- Chipper Jones no se doblegó ante la presión del momento. Y eso que ésta era significativa.

    El exjugador emblemático de los Bravos de Atlanta fue exaltado el domingo al Salón de la Fama y pronunció un discurso conmovedor, bajo la mirada de su esposa Taylor, quien en cuestión de horas dará a luz a un hijo que recibirá el nombre de Cooper, en honor al recinto de Cooperstown, tras este día especial.

    Ante el desafío retórico, Jones respondió de maravilla, tal como lo hizo en el terreno durante su carrera de 19 años con los Bravos.

    "Ella cambió mi vida para siempre", dijo el pelotero retirado, mientras su esposa se enjugaba las lágrimas. "Hicieron falta 40 años y algunas imperfecciones graves en mí en el camino para encontrar mi verdadera profesión. Ahora, hemos integrado a nuestras dos familias. Esto me ha dado lo que he buscado durante mi vida entera, la felicidad auténtica".

    Unos 50.000 espectadores se congregaron en un día soleado para rendir honores a los seis nuevos miembros del Salón de la Fama. Los otros cinco fueron el dominicano Vladimir Guerrero, Jim Thome, Trevor Hoffman, así como los excompañeros de Detroit, Jack Morris y Alan Trammell.

    Video: Vladimir se dijo agradecido por ser exaltado

    Jones controló sus emociones durante un discurso en que rememoró toda su carrera, comenzando con su campaña de novato, cuando ayudó a que Atlanta ganara la Serie Mundial de 1995. Fue uno de los mejores bateadores ambidextros de la historia, a la imagen de Mickey Mantle, el pelotero a quien idolatraba su padre.

    Finalizó con un promedio de bateo de .303, 468 cuadrangulares y 1.623 carreras producidas, credenciales que le valieron la elección al recinto de los inmortales en el primer intento.

    Jones tuvo también palabras elogiosas para sus padres.

    "Ustedes son la razón por la que yo estoy en este escenario", recalcó.

    Concluyó su alocución agradeciendo a los leales fanáticos de Atlanta.

    "Ustedes me apoyaron siempre", enfatizó. "son el motivo por el que nunca quise irme a otro lugar. Los amo chicos. Gracias".

    Video: 2018 Inductees participate in Hall of Fame parade

    Thome, quien se mostró muy emocionado en febrero, durante una visita al museo del Salón de la Fama a fin de prepararse para este día, mantuvo ahora la compostura. Eso sí, se limpió las lágrimas después de que su hija Lila cantó el Himno Nacional.

    "Estoy muy honrado de ser parte de algo tan especial", manifestó Thome. "El béisbol es hermoso y yo estoy por siempre a su servicio".

    El zurdo bateó 612 vuelacercas, para ubicarse en el octavo sitio de la historia. Impuso un récord de las mayores con 13 jonrones con los que puso fin a un juego, la mayor parte con los Indios de Cleveland. Sumó también 1.699 remolcadas, 1.583 anotadas y 1.747 bases por bolas.

    Entre las muchas personas a quienes Thome agradeció figuró el exmanager de Cleveland, Charlie Manuel, quien fungió como coach de bateo de los Indios en las décadas de 1980 y 90.

    A post shared by MLB ⚾ (@mlb) on

    Manuel estaba entre el público.

    "Él me dijo que yo podía conectar todos los jonrones que quisiera", rememoró. "Yo sabía que él era una persona con la que yo podía tener una conexión especial".

    Ovacionado por cientos de personas que agitaron banderas de República Dominicana, Guerrero habló en español durante unos cinco minutos. Agradeció a su padre y a su madre, quien cocinaba la cena para él y ahora lo hace para su hijo.

    Se mostró también agradecido con los fanáticos y con la gente en Don Gregorio, su localidad natal.

    Su hijo Vladimir Jr, prospecto de las menores con los Azulejos, estaba presente.

    Tweet from @MLBDominicana: ��Un momento HIST��RICO para el b��isbol dominicano! 🙌👏@VladGuerrero27 🇩#MLBDominicana #VladHOF #HOF pic.twitter.com/XVyk7uprJO

    Nueve veces elegido para el Juego de Estrellas, el jardinero bateó para .318 con 449 cuadrangulares y 1.496 impulsadas. Fue el primer pelotero entronizado en Cooperstown con la gorra de los Angelinos, el equipo con el que tuvo sus mayores éxitos.

    Tal como lo hizo como relevista implacable, Hoffman no mostró un solo atisbo de nervios al pronunciar su discurso, que cerró con un agradecimiento a su esposa.

    "Compartiste conmigo este viaje asombroso de altibajos desde el comienzo, sin permitirme nunca que el éxito se me subiera o que el fracaso me hundiera", dijo Hoffman. "Te amo".

    Elegido en su tercer año en la papeleta, Hoffman jugó buena parte de su carrera con los Padres de San Diego, y la finalizó con los Cerveceros de Milwaukee. Durante tres años, no logró impresionar a los ejecutivos como campocorto, por lo que se mudó al bullpen y se convirtió en una estrella.

    Hall of Famer. #HOFfman

    A post shared by San Diego Padres (@padres) on

    Morris, quien tiene ahora 63 años, lanzó 18 temporadas para los Tigres, Mellizos, Azulejos e Indios, y ganó cuatro veces la Serie Mundial. En los 80, lideró a todos los lanzadores con 2.444,2 innings de labor y 162 victorias. Encabezó también la Liga Americana en ponches, con 1.629.

    Entre las personas a quienes mencionó estuvieron sus padres y el fallecido Sparky Anderson, quien guio a los Tigres al cetro en el Clásico de Otoño de 1984.

    "Gracias, mamá y papá, por todo lo que me enseñaron y lo que hicieron por mí", comentó con la voz entecortada, mientras miraba a su progenitor. "Sé que Sparky Anderson está hoy con nosotros... me enseñó muchas cosas, a pelear contra la adversidad".

    El momento cumbre en la carrera de Morris fue su victoria por 1-0 con juego completo en el séptimo enfrentamiento de la Serie Mundial de 1991, lanzando por los Mellizos de su ciudad natal contra los Bravos. El manager de Minnesota, Tom Kelly, quería retirarlo después de nueve innings, pero Morris, de 36 años, lo convenció de no hacerlo.

     

    A post shared by Detroit Tigers (@tigers) on

    Morris y Trammell fueron elegidos juntos en diciembre por un comité de veteranos, lo que hizo la jornada más especial para ellos.

    Trammell jugó durante 20 temporadas como campocorto, siempre con los Tigres. Se le eligió seis veces para el Juego de Estrellas, ganó cuatro Guantes de Oro y tres Bates de Plata. Su porcentaje de fildeo de .977 es sexto entre los torpederos que han jugado al menos 2.000 encuentros.

    Más »
  • Latinos encabezarían el próximo grupo inmortalizado en el Salón de la Fama

    Vladimir Guerrero elevó a 13 la reducida lista de peloteros nacidos en América Latina que ya tienen una placa en el Salón de la Fama de Cooperstown, este fin de semana, y agradeció con un breve discurso en español, recordando sus inicios en Don Gregorio de Nizao, el humilde pueblecito dominicano del que él es su hijo más ilustre.

    Preparémonos. Porque en la próxima fiesta que organizará el templo de los inmortales se hablará mucho castellano.

    La entronización de Guerrero es apenas una clarinada de lo que está por ocurrir. Llegó al año siguiente de la consagración del puertorriqueño Iván Rodríguez y tres años después de la apoteosis del quisqueyano Pedro Martínez, y es reflejo de una brillante generación que arribó a las Grandes Ligas en los años 90, de la que forman parte dos de los más firmes candidatos que aparecerán en la próxima planilla de votación.

    El panameño Mariano Rivera cumple cinco temporadas en el retiro y es favorito para sumarse a la lista de exaltados en su primera oportunidad, un privilegio que únicamente han conseguido cuatro peloteros nacidos fuera de Estados Unidos: su compatriota Rod Carew, Roberto Clemente y últimamente Pudge y Pedro.

    El boricua Edgar Martínez acompañará en la papeleta a Rivera, con la doble condición de ir a su última elección y haber sido el más votado entre todos los que no lograron su placa de bronce en esta oportunidad.

    Con Edgar ha sucedido un debate cuyo resultado es esa puerta entreabierta que está entre él y el pabellón, luego de que 70,4 por ciento de los miembros de la Asociación de Cronistas del Beisbol le incluyera en los papeles, menos de cinco por ciento por debajo de lo requerido para conseguir la trascendencia.

    El antiguo antesalista y designado, emblema de los Marineros de Seattle durante 18 campañas, dejó números brillantes, con promedios de .312/.418/.515, dos títulos de bateo y un OPS de .933 que únicamente es superado por 19 miembros del Salón de la Fama.

    El dominicano David Ortiz, el bateador designado más célebre de los últimos tiempos, no igualó el OPS del nativo de la Isla del Encanto, a pesar de que sacó 541 pelotas de parque.

    La próxima será la última oportunidad para Edgar y puede que sea la vencida. Pero las dudas que algunos han mantenido con él no parecen existir con Rivera, el pitcher con más salvados en la historia de las Mayores (652) y el dueño de la mejor efectividad ajustada de todos los tiempos (205), nacida de un promedio de carreras limpias que quedó en 2.21 luego de 19 campeonatos, a pesar de haber tenido que rivalizar con los grandes sluggers de la Era de los Esteroides.

    Ambos están a las puertas de un logro inédito: que dos latinoamericanos sean seleccionados por los cronistas en un mismo año. Y junto a ellos estarán entre los elegibles Omar Vizquel, Manny Ramírez y Sammy Sosa.

    Bob Abreu y Alfonso Soriano estarán en carrera para la Clase de 2020. Aramis Ramírez entrará al proceso con vistas a 2021 y Ortiz será candidato para 2022. Eso, sin contar con que Alex Rodríguez, nacido estadounidense, aunque de padres quisqueyanos, será parte junto a Big Papi en esa lista de seleccionables.

    A-Rod y Miguel Tejada deberán enfrentar las dificultades que ya han experimentado Manny, Sosa y otros célebres astros cuyos nombres han estado relacionados con el consumo de sustancias no permitidas para mejorar el rendimiento deportivo, como Barry Bonds y Roger Clemens, cuyo ingreso a Cooperstown ha sido postergado debido a la reticencia de los votantes por tales antecedentes.

    Diatribas aparte, es casi seguro que se hablará en español el año entrante. Y que los discursos en castellano seguirán repitiéndose.

    Porque a candidaturas como la de Ortiz, al presumible ascenso del venezolano Vizquel (que debutó en la votación con 37 por ciento, más de lo obtenido en su debut por su compatriota Luis Aparicio) y a la discusión que generarán Abreu y Aramis, se sumarán algunos veteranos que se mantienen activos y que parecen haber logrado todo lo necesario para ser parte del templo algún día.

    Esas estrellas de innegable brillo son Albert Pujols, Adrián Beltré y Miguel Cabrera, con Félix Hernández, Bartolo Colón y Francisco Rodríguez un poco más atrás, aunque estos no tienen el sello indiscutible de aquellos tres. Robinson Canó también estaba bien encaminado, pero dio positivo por dopaje hace algunas semanas y deberá superar ahora el juicio de los electores.

    Sólo 10 latinoamericanos habían logrado la ansiada placa de bronce antes de 2015. Desde entonces, ya son tres los nuevos inmortales de la región. Y esperen, porque vienen más palabras de agradecimiento en castellano, comenzando con el discurso que ya debe tener pensado Mariano Rivera.

    Más »
  • Entre sonrisas, Vladimir Guerrero fue entronizado en el Salón de la Fama

    NUEVA YORK -- Nada más se necesita un palo de escoba como el bate de béisbol y la tapa grande de una botella de agua como pelota.

    Se llama "vitilla", el popular deporte callejero en la República Dominicana, uno que esencialmente todo pelotero en el país ha practicado.

    Y, desde el domingo, uno de sus mayores discípulos quedó entronizado en el Salón de la Fama del Béisbol.

    Vladimir Guerrero, el primer jugador de posición dominicano con una placa en Cooperstown, nunca se cansará de dar crédito al juego de la vitilla por su prodigiosa capacidad de bateo -- 449 jonrones y 2.590 hits en 16 años de carrera.

    "Es como el cricket y lo jugué mucho desde niño", dijo Guerrero a The Associated Press en una entrevista. "Mi swing se debe a toda esa práctica en la calle. Es muy fácil de jugar".

    Con sus largos brazos y rápidas muñecas, Guerrero se ganó una reputación de habilidoso bateador de lanzamientos malos. No perdonaba nada, ni siquiera una bola que picaba frente al plato.

    El ejemplo más célebre fue el 14 de agosto de 2009. En un partido de sus Angelinos de Los Ángeles en Baltimore, la punta del bate de Guerrero conectó un lanzamiento muy bajo del pitcher de los Orioles Chris Tillman. Como un globito, Guerrero depositó la bola en lo corto del jardín derecho para un impensable hit y luego llegó a segunda por un error.

    Tweet from @MLBDominicana: ��Un momento HIST��RICO para el b��isbol dominicano! 🙌👏@VladGuerrero27 🇩#MLBDominicana #VladHOF #HOF pic.twitter.com/XVyk7uprJO

    "A veces pensaba que los pitchers me hubieran sacado out más fácil tirándome por el medio", bromeó Guerrero.

    Temprano en su carrera, los coaches de Guerrero aprendieron a dejarlo quieto con su inusual técnica. Mejor era permitirle que fuera lo más natural posible. Alguien que bateaba sin ponerse guantes.

    Fue la mejor decisión, y esa pureza de su juego le permitió ser tan admirado por todo el mundo, uniéndose a los lanzadores Juan Marichal y Pedro Martínez para incrementar la presencia dominicana en el Salón de la Fama.

    Impulsivo en la caja de bateo, 126 de sus 449 jonrones fueron ante el primer lanzamiento y se llevó 985 ponches en 8.155 turnos.

    Por su timidez, Guerrero fue apodado como "El Mudo". También por su reticencia a dar entrevistas, ya que nunca dominó el inglés. Aludió a ello su discurso en español en la ceremonia de exaltación

    "No hablaba mucho y decía que el bate hablaba por mí", dijo Guerrero. "Pero ya no juego y debo hablar. Estoy feliz de hablar con ustedes".

     

     

    Aunque no pudo alcanzar los hitos de los 500 jonrones y los 3.000 imparables, Guerrero compiló un excelso periodo tope de 10 años entre 1998-2007, en el que promedió 35 cuadrangulares y 114 carreras. No falló en batear para .300 entre 1997 y 2008, remolcó 100 o más carreras en 10 campañas y alcanzó al menos 30 jonrones en ocho ocasiones.

    También ganó el premio al Jugador Más Valioso en 2004, su primera temporada con los Angelinos tras irse de los Expos de Montreal como agente libre.

    Durante el fin de semana en Cooperstown, el pueblo en el norte del estado de Nueva York donde se encuentra el recinto de los inmortales, Guerrero estuvo acompañado su hijo, Vladimir Jr., considerado el mejor prospecto en las ligas menores con los Azulejos de Toronto. Apenas tiene 19 años y está tocando las puertas de las mayores.

    El hijo es otro prodigio de bateador, uno con un promedio de .401 en 247 turnos este año. Sin embargo, pero el padre dice que el hijo se moldeó con otras características.

    "No somos iguales. Él coge más bases por bolas que yo. Busca más pitcheos", dijo a AP. "Me gusta que sea así".

    Más »
  • Vladimir Guerrero es el primer bateador de R.D. en el Salón, pero vienen más en camino

    COOPERSTOWN, Nueva York -- En julio del 2015, Vladimir Guerrero estaba a un año y medio de tener su nombre en la boleta del Salón de la Fama por primera vez.

    El último fin de semana de dicho mes, el dominicano se encontraba en la calle principal de Cooperstown firmando autógrafos. Al mismo tiempo, su amigo de tantos años, Pedro Martínez-quien le había dado valiosas orientaciones en su primera temporada completa en las Grandes Ligas con los Expos-estaba siendo exaltado al Salón de la Fama como el segundo quisqueyano con placa en el museo de los inmortales.

    El domingo, Guerrero se convirtió en el primer jugador de posición dominicano exaltado al Salón y el tercero de su país en sentido general, después de Juan Marichal y Martínez.

    "Me siento contento, ya que en el 2015 mi compadre Pedro Martínez dijo que yo podía ser el primer bateador", dijo Guerrero el domingo después de su exaltación formal en el Clark Sports Center de Cooperstown. "Gracias a Dios, soy el primero. Juan Marichal nos abrió las puertas primero, y después mi compadre".

    En diciembre del 2021, David Ortiz estará en la boleta del Salón por vez primera y podría convertirse en el segundo bateador dominicano en Cooperstown. Aunque gran parte de su carrera fue como bateador designado, los números son abrumadores: 541 jonrones, 1,768 empujadas, OPS de .931 y OPS+ de 141.

    Luego de Ortiz, Adrián Beltré sería el siguiente. Los únicos antesalistas con más jonrones que Beltré (467) son todos miembros del Salón de la Fama: Mike Schmidt, Eddie Mathews y desde el domingo, Chipper Jones. Y ningún tercera base ha empujado más vueltas que Beltré (1,675). En términos más modernos, sólo Schmidt, Matthews y Wade Boggs (también Salón de la Fama) tienen un WAR de JAWS (sistema de Jay Jaffe en Baseball-Reference.com para medir el valor en torno a Cooperstown) mayor que el de Beltré (72.0).

    Y por supuesto, Albert Pujols acaba de apoderarse del sexto puesto de todos los tiempos en jonrones con 631, más sus 1,971 empujadas (también sexto lugar) y OPS+ de 150, entre muchas otras hazañas notables con el madero.

    "Creo que pueden venir muchos más", expresó Guerrero. "Está David Ortiz y todavía están jugando Adrián Beltré y (Albert) Pujols, que tienen buenos números. Yo creo que me siento contento de que puedan venir más bateadores".

    Más »
  • En su discurso, Vladimir Guerrero le hizo honor a su fama de hablar poco

    COOPERSTOWN, Nueva York -- Vladimir Guerrero siempre ha sido conocido como una persona de pocas palabras. El domingo, cuando dio su discurso de exaltación al Salón de la Fama, el dominicano reconoció esa fama con una sonrisa y, como para hacerle honor a su reputación, habló poco.

    "Antes, no hablaba mucho", dijo Guerrero en el podio de la ceremonia de exaltación en el Clark Sports Center del pueblo de Cooperstown. "Decía que era el bate que hablaba por mí. Pero ahora tengo que hablar, porque ya no estoy jugando".

    Es cierto que Guerrero se ha visto disponible para los medios mucho más en los últimos meses que en prácticamente toda su carrera entera como jugador activo, desde la República Dominicana hasta Nueva York, Washington en el Juego de Estrellas y este fin de semana en Cooperstown. Pero su discurso fue bastante corto.

    Ante una concurrida ceremonia al aire libre, con una fuerte presencia dominicana, Guerrero dio las gracias a Dios, su familia y su equipo de relaciones públicas. Además, reconoció la ciudad de Montreal, donde empezó su carrera de Grandes Ligas con los Expos, además del país de Canadá. Guerrero expresó su agradecimiento con sus dos managers de más tiempo en las Mayores, su compatriota Felipe Rojas Alou (Expos) y Mike Scioscia (Angelinos).

    Autor de 449 jonrones, promedio de .318 y OPS de .931 en una carrera de 16 temporadas en las Mayores, Guerrero fue exaltado junto a Chipper Jones, Alan Trammell, Jim Thome, Jack Morris y Trevor Hoffman.

    "Yo sé que no hablo mucho, pero me siento contento que me metieron en el Salón de la Fama con este grupo, que jugué con algunos y los vi jugar", expresó Guerrero. "Doy gracias, porque salí de un pueblo pequeño, Don Gregorio, Nizao, de Baní".

    Padre de ocho hijos, más uno de crianza, Guerrero no pudo dejar de mencionar el hecho de que el domingo fue el Día de los Padres en su país.

    "Estoy contento dos veces, ya que hoy es el Día de los Padres en nuestra República Dominicana", dijo Guerrero, quien ahora se ha unido a Juan Marichal y Pedro Martínez como los únicos dominicanos en el Salón de la Fama. "Siempre hay que tener nuestra bandera en alto".

    Más »
  • Todo en familia con Vladimir Guerrero y su celebración en Cooperstown

    COOPERSTOWN, Nueva York -- Vladimir Guerrero ha invitado a una enorme cantidad de familiares y allegados a su exaltación al Salón de la Fama el domingo. El estimado del propio dominicano es de unas 150 personas, número que según él mismo podría subir a 200.

    En el caso de Guerrero, el aspecto familiar siempre ha estado presente. Tres de sus hermanos fueron firmados por equipos de Grandes Ligas, incluyendo a Wilton, quien llegó a ser compañero de Vladimir en los Expos. La mamá de ellos, Altagracia, siempre fue famosa entre los peloteros por su generosidad a la hora de cocinar para compañeros y oponentes de Guerrero en el terreno, fueran latinoamericanos o norteamericanos.

    Video: Vladimir sobre la familia

    "Siempre me llevaba bien con ellos", dijo Guerrero acerca de sus hermanos previo a su exaltación formal al Salón de la Fama. "Los tres más viejos andábamos siempre juntos desde chiquitos y siempre compartíamos la ropa, los zapatos. Están aquí ahora mismo, toda mi familia".

    El legado sigue hoy en día con Vladimir Guerrero Jr., nombrado en estos días el prospecto número 1 del béisbol por MLB Pipeline y listo para ser ascendido de Doble-A a Triple-A en el sistema de los Azulejos de Toronto. No es solamente Guerrero Jr. quien ha intervenido en el béisbol profesional, sino sobrinos y primos de Vladimir Sr. como José, Gregory, Cristian, Gabriel y Josué. Y Guerrero asegura que a Vladimir Jr. podrían seguirle los pasos otros hijos adolescentes que vienen en camino.

    Video: Vladimir contento por su hijo

    Pero por ahora, en enfoque de todos se encuentra en Guerrero hijo, quien bateó .401/.448/.668 con 22 dobles, 14 jonrones y 62 empujadas en apenas 61 juegos con Doble-A New Hampshire antes de su inminente ascenso.

    "Me siento contento; (es) mi primer hijo", dijo Guerrero, quien llevaba a Vladimir Jr. al Estadio Olímpico de Montreal mientras brillaba como jardinero de los Expos. "Creo que un padre se va a sentir contento. Que Dios le dé salud y que siga haciendo un buen trabajo".

    EL CONSUELO DE LA FAMILIA, CLAVE EN SU CARRERA
    Cuenta Guerrero que después de un trecho en que no dio hit en 16 turnos, tuvo una buena conversación con su mamá y, al poco tiempo, salió del bache.

    "Siempre mi mamá me ha tenido en oración", manifestó Guerrero. "Gracias a Dios, hice un buen trabajo en ese entonces".

    De hecho, afirma Guerrero que se aferró a la familia en muchas ocasiones cuando las cosas no le estaban saliendo bien en el terreno de juego.

    Video: Vladimir agradecido con su mama

    "Me quedé con la familia, jugando dominó", manifestó. "Compartiendo con ellos, a uno se le va de la mente (lo pesado del juego)".

    Ahora, con sus hijos hermanos, primos, sobrinos y allegados, todos celebran la exaltación de Guerrero en el Salón. Aparte del mismo Guerrero, Altagracia encabeza el grupo.

    "Sé que ella se siente más contenta que yo, viendo al tercero de sus cinco hijos (varones) aquí en el Salón de la Fama", dijo Guerrero.

    Más »