Urías gana confianza con su alentadora salida vs. Gigantes

Urías gana confianza con su alentadora salida vs. Gigantes

SAN FRANCISCO - El novato de los Dodgers, Julio César Urías, no falló mucho el domingo en la derrota de Los Angeles ante San Francisco, ponchando a siete bateadores en lo que fue su apertura más alentadora de su joven carrera.

Sin embargo, uno de los pocos errores del zurdo mexicano fue un slider que se le quedó colgando ante Brandon Belt, quien le conectó un jonrón de dos carreras. Dicha jugada les permitió a los Gigantes llevarse dos de los tres juegos de la serie entre ambos equipos durante el fin de semana e irse arriba por 5.0 juegos en el Oeste de la Liga Nacional.

"Fue un slider que se quedó ahí", dijo Urías. "Como he dicho, puedo fallar una vez, pero no la segunda vez".

Belt fue el último bateador que enfrentó Urías. Según el manager de los Dodgers, Dave Roberts, ése era el plan sin importar el resultado del turno del primera base de San Francisco. Los Angeles ha mantenido un límite estricto de pitcheos para Urías, para que el joven se acostumbre poco a poco a las largas salidas. El domingo, Urías hizo un total de 86 lanzamientos.

Después del partido, Roberts notó que Urías había ponchado a Belt dos veces antes del cuadrangular.

"Quería que volviera a lanzarle a Belt", dijo Roberts. "No fue un pitcheo tan terrible. Estuvo demasiado por encima del plato".

Roberts no quiso que el batazo de Belt opacara lo que fue una salida positiva para Urías, quien permitió apenas cuatro hits-dos de los cuales fueron en su último inning-y navegó las primeras 5.0 entradas del juegos con relativa facilidad. La única complicación fue en el segundo episodio, cuando Justin Turner perdió la trayectoria de un elevado debido al sol. Pero Urías dejó en circulación a dos corredores de los Gigantes en posición de anotar.

"Fue algo bien positivo", dijo Roberts. "Fue algo grande que él nos brindara (una buena apertura). Hizo de todo, y más, de lo que necesitábamos para ganar un juego. Hablamos del escenario en el que se encuentra (Urías). Fue especial verlo dar la cara".

Agregó el receptor de los Dodgers, A.J. Ellis: "Fue Domingo por la Noche (transmisión nacional e internacional de ESPN) contra nuestro rival más grande y en medio de una lucha por la clasificación que empieza a tomar forma. Fue fenomenal que él tirara de esa manera durante 5.1 entradas".

Urías exhibió su recta de 94-96 millas por hora, agregando una curva que mantuvo fuera de paso a varios bateadores de los Gigantes. En apenas su cuarta apertura a nivel de Grandes Ligas, al oriundo de Sinaloa no se le vio nada de nervios.

"Creo que tiene la confianza de que pertenece (a este nivel)", dijo Ellis. "Tiene el deseo de atacar a los bateadores y retarlos".

Urías comentó al respecto.

"Creo que estar con el equipo me ayuda bastante", dijo. "Creo que para la próxima vez las cosas mejorarán".

Afirmó Roberts que Urías hará su próxima apertura programada, con un límite de pitcheos de entre 90 y 100. Con Brandon McCarthy y Hyun-Jin Ryu aún lesionados, los Dodgers probablemente busquen ayuda para su rotación en algún momento.

Mientras tanto, el equipo esperará que Urías siga dando la cara.