Ya era tiempo

Lowell por fin reconocido por su calidad

DENVER -- Cuando estuvo con los Marlins en la Serie Mundial del 2003, mucha gente no apreció el gran trabajo que hizo Mike Lowell, ya que había muchas estrellas que aportaron para tan sorpresivo triunfo.

En el 2007, la presencia de Manny Ramírez y David Ortiz en la ofensiva, unida a la de un excelente cuerpo de lanzadores liderado por Josh Beckett, no le dio el crédito que se merecía el antesalista boricua, a pesar de su promedio de .324 y sus 120 remolcadas en la temporada regular.

Finalmente, en la Serie Mundial, el trabajo de Mike Lowell es reconocido al ser nombrado el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial del 2007, gracias a su contribución ofensiva principalmente. El pelotero egresado de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) bateó un promedio de .400, producto de seis hits en 15 turnos oficiales al bate que incluyeron un jonrón, seis anotadas y cuatro remolcadas.

Otras facetas del juego de Lowell que ayudaron a concretar esta victoria, y a recibir tan codiciado premio, fueron su excelente defensiva, su forma agresiva de correr las bases y su liderazgo dentro y fuera del terreno.

Su contrato se venció esta temporada y será agente libre. Esos números del 2007 ayudarán a que reciba un sustancial aumento, pero es una incógnita si los Medias Rojas le darán los cuatro años que el pelotero quiere, o sí por otro lado, el antesalista aceptará los dos años que ofrecería Boston.