Brad Ausmus: "Lo mejor está por venir" para los Tigres en el 2017

Brad Ausmus:

ANAHEIM - Los Tigres están pasando por un bajón mientras arrancan una serie de cuatro partidos contra los Angelinos en Anaheim.

Los Felinos cayeron por 7-1 ante los D-backs la noche del miércoles para dividir una serie de dos juegos interligas en el Chase Field y poner su récord en 16-16. Pero en sentido general, han perdido tres de cuatro juegos en esta gira y ya despojaron del puesto de cerrador al venezolano Francisco Rodríguez, tras éste haber desperdiciado dos oportunidades de salvamento en Oakland el fin de semana pasado.

"No estamos pasando por el mejor de los momentos", manifestó el timonel Brad Ausmus, quien se encuentra en el último año de su contrato. Pero el capataz piensa que lo mejor para su club llegará muy pronto.

"La (División) Central (de la Liga Americana) está muy pareja. Realmente no hay un equipo que esté dominándola", destacó Ausmus. "Hemos tenido que lidiar con varias lesiones en el primer mes de la campaña, por lo que no me preocupo mucho. Creo que estamos lejos del que será nuestro nivel de verdad".

Los Tigres estuvieron programados para tener de vuelta al segunda base Ian Kinsler (corva izquierda) de regreso en el lineup en contra de los Angelinos el jueves. El jardinero derecho J.D. Martínez se encuentra rehabilitándose en ligas menores tras sufrir una lesión en el pie derecho y podría regresar este fin de semana o, en el peor de los casos, cuando el equipo regrese a casa para disputar una serie contra los Orioles a partir del martes por la noche.

Martínez lidió con una dolencia, pero aun así vio acción por Triple-A Toledo la noche del miércoles y se fue de 4-0 en la derrota ante los Bravos de Gwinnett.

"Creo que, si no es este fin de semana, probablemente estará de regreso el martes después de nuestro día de descanso", indicó Ausmus. "Pienso que a más tardar el martes ya estaría de regreso".

El bateador designado Víctor Martínez regresará a la alineación tras haberse quedado en la banca por dos partidos en el Chase Field, un estadio de la Liga Nacional, donde sí apareció como bateador emergente el martes. El venezolano batea .270 con un cuadrangular y 18 carreras remolcadas. Ese es un bate del cual no se puede prescindir, aun cuando se trata de una serie de dos encuentros.

Hay cuatro equipos que están merodeando la marca de los .500 en la División Central de la Liga Americana ahora mismo, todos dentro de una distancia de dos juegos del primer lugar. Los Reales ocupan el sótano, nueve juegos por debajo de los .500 y a 6.0 de la cima.

"Ustedes saben cómo son las cosas en el béisbol", externó Ausmus. "Tienes un mes o dos bien encendidos, y le cambias todo el rostro a la división. Entonces, sí, lo mejor está por venir. Lo bueno es que, en general, hemos tenido un buen desempeño por parte de nuestra rotación, una pieza clave para ganar los partidos".

En ese departamento, incluso con la derrota del zurdo Matthew Boyd el miércoles en Arizona, los lanzadores abridores de Detroit se encuentran empatados en el cuarto lugar en la Liga Americana con 13 victorias y ocupan el cuarto sitio con 187 hits permitidos.

Boyd cedió tres carreras limpias y ocho hits el miércoles, además de tres boletos otorgados (dos intencionales) y seis ponches. La base por bolas no intencional fue para el pitcher Zack Godley para llenar las bases en la sexta entrada. A.J. Pollock le siguió con un sencillo de dos carreras.

"El muchacho lanzó bien", dijo Ausmus. "El gran error fue ese boleto al lanzador. Eso cambio toda la entrada. Si hubiéramos puesto fuera al pitcher, el marcador hubiese permanecido 2-1. Ese fue un momento clave en el partido".