Ceremonia de Jeter es un momento de orgullo para Torre

Ceremonia de Jeter es un momento de orgullo para Torre

Sólo 21 hombres han tenido el número de su uniforme retirado por los Yankees, el máximo honor que la organización le otorga a un jugador o manager.

El domingo en la noche, ese número aumentará por uno, mientras que otro grupo - el club de uniforme rayado con un solo dígito - enclaustrará su 10mo y último miembro.

El número 2 de Derek Jeter ingresará al panteón conocido como el Parque de los Monumentos, efectivamente cerrando el libro de la dinastía de los Yankees que existió a finales de los 1990 y principios del 2000.

Joe Torre dirigió esos equipos que se alzaron con cuatro campeonatos de la Serie Mundial del 1996 al 2000, y aunque ha visto como han honrado de una manera similar a Andy Pettitte, al boricua Jorge Posada, al panameño Mariano Rivera y al puertorriqueño Bernie Williams, el legendario manager fue reflexivo mientras dialogaba sobre la próxima ceremonia.

"Este será un momento de mucho orgullo para mí", mencionó Torres, sonando más como un padre que un capataz. "Es muy emotivo para mí cuando pienso en Derek Jeter el niño de 21 años de edad que conocí en el invierno del 1995-1996, y ahora está en posición de ser exaltado al Salón de la Fama en su primer año en la boleta. Es especial".

Torre es una de las 19 personas que se pueden relacionar con la experiencia que Jeter tendrá el domingo en la noche, ya que vio cuando su número 6 fue colgado en el Bronx en el 2014. Pero a diferencia del ex campocorto, Torre no creció soñando con jugar para los Yankees, por lo que cree que esa noche tendrá más significado para Jeter, quien cuenta con 42 años de edad.

"Fue bastante poderoso para mí", expresó Torre. "Pero para Derek, sabiendo eso desde niño, que lo único que quería hacer era ser un Yankee - y que no sólo fue un Yankee, pero que le puso muchos signos de exclamación a eso, y que al final de su gira, es uno de los mejores de todos los tiempos. Eso es bastante increíble cuando piensas en la historia de los Yankees y la tradición que representa, todos los nombres que han vestido ese uniforme de rayas. Babe Ruth, Lou Gehrig, todos ellos - es bastante loco".

Con el paso de los años, Torre nos ha agasajado con un sin número de historias de cómo supo inmediatamente el tipo de jugador que tenía en Jeter.

"Los 12 años que lo tuve al inicio de su carrera, tu sabías que Derek era especial", mencionó Torre. "Tú sólo disfrutas lo que él hace. Como manager, me hizo la vida más fácil porque sabías que iba a llegar todos los días e iba hacer lo mejor que podía". Hay 317 miembros del Salón de la Fama, un club al que Torre se unió cuando fue exaltado en julio de 2014. Un mes después, los Yankees retiraron su número, un evento que, de acuerdo con Torre, tenía el mismo valor que ver su placa colocada en Cooperstown.

"No quiero decir que son iguales, pero no hubiese llegado al Salón de la Fama de no ser por lo que me pasó con los Yankees", señaló Torre. "Los Yankees, para mí siempre serán lo primero y principal. Nunca pude haber llegado tan alto de no haber sido por esos años en Nueva York, de manera que eso me ayudó a convertirme en un miembro del Salón de la Fama".

Lo mismo sucede con Jeter, cuya carrera completa la jugó con un solo uniforme. El domingo en la noche, los aficionados que llenaron de afectos a Jeter, tendrán otra oportunidad de mostrarle su aprecio a quien fuera por mucho tiempo la cara de la franquicia.

"Sencillamente ellos lo quieren", dijo Torre acerca de sus expectativas para el domingo.

Torre recordó la ceremonia en la que le retiraron su número como "un poco abrumadora", aunque no tiene ninguna preocupación de que la majestuosidad del momento le produzca algún inconveniente a Jeter.

"Derek habla desde el corazón", dijo Torre. "He preparado algunas cosas claves, pero me desvío de ellas muy a menudo porque como usted está hablando, otras cosas vienen a la mente. Es muy emotivo, al menos lo fue para mí."

El éxito de Torre en Nueva York no habría sido posible sin Jeter, quien ganó otro campeonato en el 2009 después de que Torre se marchara a Los Ángeles. Cuando el número 6 de Torre fue retirado, señaló a Jeter y mencionó: "Hay un solo dígito que queda por ahí".

A partir del domingo por la noche, ese ya no será el caso.