Posición que N.Y. podría lamentar

¿Tropezón de los Steinbrenner?

NASHVILLE - Del siguiente grupo, ¿cuál es un futuro Salón de la Fama? Melky Cabrera, Phil Hughes, Ian Kennedy.

Pregunta difícil, ¿no?

Pues, más vale que haya por lo menos uno, porque los Yankees no quisieron desprenderse de todos ellos es la razón por la cual el venezolano Johan Santana no lanzará, aparentemente, con los Mulos en el 2008. Y con eso, la espera por otra corona en el Bronx podría extenderse.

Parece que los Medias Rojas son el equipo a vencer en la lucha por adquirir los servicios del zurdo estelar. Los hijos de George Steinbrenner acaban de cometer su primer error. El papá siempre conseguía al jugador que quería. Esta vez el hombre tan codiciado parece tener destino a Boston, y hay que escuchar a los fans de los Medias Rojas que dicen que su equipo ya es el favorito para ganarlo todo en el 2008.

¿Ian Kennedy? Estás jugando. ¿Fue Kennedy el obstáculo de un canje por Santana? Seguro que es un buen prospecto, pero, ¿debe ser la pieza para evitar que se haga un cambio de tal magnitud? ¿Es él el tipo de jugador que evita que un dos veces Cy Young llegue al Bronx para batallar con los Medias Rojas?

¿Phil Hughes o Johan Santana? Eso fue fácil.

Melky, Melky Melky. El dominicano tiene una sonrisa contagiosa, es un buen muchacho y sabe jugar. Podría ser un Todo-Estrella algún día, pero quién sabe cuándo. Cabrera podría ser una piedra angular de los jardines en el futuro, pero el hecho de que los Yankees estuvieran dispuestos a incluirlo en el cambio te dice algo.

Aquí el mensaje es claro: Santana vale la pena. Vale Cabrera, Hughes y Kennedy juntos. Y cuidado si más. Hank Steinbrenner le dijo lo siguiente al New York Times sobre la posibilidad de agregar a otro prospecto del pitcheo en el paquete a los Mellizos, que ya incluía a Hughes y Cabrera.

"Eso no va a suceder. Ceder dos de los tres, pues no hay posibilidades de eso, no por nadie-a menos que sea (Sandy) Koufax, eso no va a suceder.

Boletín para Steinbrenner: Santana será Koufax. Algunos dirían que ya lo es. El ultimátum dado a los Mellizos el lunes fue un error. La gente hablará por mucho tiempo sobre las Reuniones Invernales sobre aquella vez que los Yankees le dieron un plazo a los Mellizos para el cambio de Santana y al final no lo ejecutaron porque Minnesota quería tres prospectos en vez de dos.

Piensa eso por un segundo. Prospectos. Tres prospectos por un dos veces Cy Young. Claro, podrían requerirse unos US$150 millones para asegurar los servicios de Santana en una extensión de contrato, pero los Yankees siempre se exhiben como un equipo que gasta lo que sea, y siempre rompen sus propios récords de nómina. Gastaron US$270 millones en Alex Rodríguez. Algunos dirían que eso es obstáculo para que adquieran a Santana y que le den una lujosa extensión. Aunque suene absurdo, Santana podría seguir a Josh Beckett en la rotación de los Medias Rojas cuando Boston se enfrente a Yankees en el Bronx.

Hay que elogiar a los Medias Rojas por no creerse toda la publicidad exagerada sobre un prospecto de la Costa Este. Siempre que surja uno en Boston o Nueva York, no es simplemente un prospecto, sino un superprospecto. Es un Hughes, un Cabrera y un Kennedy. Y es la razón por la que no vas a cambiar por alguien que te puede llevar a la Serie Mundial.

Jacoby Ellsbury es el ejemplo perfecto. Es bien querido en Boston. Podría ser el próximo Johnny Damon, pero la palabra clave es, "podría". Ha jugado bien hasta ahora, pero nadie sabe en realidad qué tan bueno va a ser durante una temporada de 162 partidos.

Ellsbury es un jugador de mucho talento. ¿Pero es bueno que Boston lo ofrezca en un canje por Santana? Por supuesto que sí, sobre todo por lo altos que están sus bonos ahora mismo. El agregar a otro buen jugador joven como el zurdo Jon Lester es un buen movimiento de Boston.

Ellsbury más Lester más un buen prospecto no son el equivalente de Santanta. Prospectos por un futuro Salón de la Fama es el tipo de canje que todo pretendiente al título de la Serie Mundial quiere. Bueno...quizás no todos.